El límite de deuda de EU, a debate

Las fuerzas políticas negocian para reducir el déficit y evitar que el Gobierno se quede sin fondos; se prevé que el lunes, el Tesoro de EU llegue a su límite legal de deuda de 14.3 billones de...
billete-tijeras-dinero-dolar-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
WASHINGTON (CNN) -

La Casa Blanca y el Congreso estadounidense intensificaron este jueves las negociaciones para acordar una reducción del déficit fiscal, en un diálogo contra reloj para evitar que el Gobierno se quede sin fondos para seguir operando. En una muestra de la urgencia por acordar grandes reducciones de gastos, ante un déficit presupuestario que alcanzaría los 1.4 billones de dólares este año, el presidente estadounidense, Barack Obama, y su vicepresidente, Joe Biden, sostuvieron reuniones separadas con miembros del Congreso para buscar terreno común.

Las negociaciones se producen en un escenario de plazos difíciles.

Se espera que el lunes el Departamento del Tesoro llegue a su límite legal de endeudamiento de 14.3 billones de dólares y la agencia dice que puede encontrar otras formas para pagar las cuentas del país sólo hasta el 2 de agosto, o arriesgar que, por primera vez, el Gobierno caiga en incumplimiento de pagos.

Pero antes de permitirle avanzar a la legislación que eleva el límite de crédito del Tesoro, los parlamentarios republicanos seguían exigiendo "billones" de dólares en reducciones de gastos.

Los republicanos buscan reformas a largo plazo que ahorren dinero en los programas de salud y jubilación para pobres y ancianos.

En un testimonio ante el Congreso, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, advirtió que era "un enfoque arriesgado no elevar el límite de deuda en un momento razonable".

Un fracaso de los legisladores en acordar pronto un aumento del tope de deuda, resultaría como mínimo en tasas de interés mayores e incluso podría "tener consecuencias extremadamente duras para la economía estadounidense", señaló Bernanke.

Poco antes de dirigirse a la Casa Blanca para reunirse con Obama, el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, también reconoció la urgencia del asunto.

"Necesitamos enfrentar este problema ahora, no mañana, no después de que el presidente deje el cargo, no después de que los mercados colapsen, no después de que se desate el infierno", indicó McConnell.

No obstante, es esencial que se adopten "grandes reducciones (de gastos) ahora", agregó.

Con la intensificación del debate sobre el déficit, demócratas y republicanos compiten por demostrar que tienen la mejor solución antes de las elecciones presidenciales y parlamentarias del 2012.

En tanto, otro frente sobre la política impositiva del país también vivía un arduo debate.

Los demócratas buscaban votos del Senado para una votación la próxima semana que despojaría a las cinco mayores petroleras del país de algunas preciadas exenciones fiscales.

Los ingresos adicionales del Estado, en medio de precios históricos de la gasolina que le dejan a las petroleras ganancias gigantescas, podrían ayudar a reducir los déficits del país en 21,000 millones de dólares en 10 años, indicaron los demócratas.

ConocoPhillips, una de las cinco empresas que se verían afectadas, dijo al Congreso que la legislación era "anti-estadounidense" y Exxon Mobil indicó que negarle beneficios "a determinadas compañías (...) equivale a discriminación laboral".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Incluso ejecutivos de grandes compañías como United Technologies, Caterpillar y Kimberly-Clark pidieron a una comisión parlamentaria que el impuesto corporativo sea reducido desde el actual 35%.

 

Ahora ve
La salida de Travis Kalanick marca la mala racha de Uber
No te pierdas
ç
×