El FMI evade los reflectores

El organismo pidió al personal no dar entrevistas a la prensa respecto al arresto de Strauss-Kahn; los trabajadores se presentaron este lunes tras la detención de su líder en Nueva York.
FMI fondo monetario internacional edificio  (Foto: AP)
WASHINGTON (CNN) -

Con la mirada baja y paso ágil, el personal del Fondo Monetario Internacional (FMI) se presentó estoicamente a trabajar este lunes después de que su carismático jefe terminó en la cárcel por cargos de agresión sexual.

El FMI pidió a sus trabajadores en un correo electrónico masivo enviado el domingo pasado que eviten hablar con los medios sobre el arresto del director gerente, Dominique Strauss-Kahn, el sábado pasado en Nueva York por intento de violación de una empleada de limpieza del hotel donde se hospedaba, dijeron empleados.

Los pocos que rompieron la regla del silencio fuera de las oficinas centrales, ubicadas cerca de la Casa Blanca, expresaron cierta sorpresa y pesar, pero dijeron que ellos debían concentrarse en el trabajo de la institución, mientras el escalón superior maneja el problema.

"Fue terrible cuando me enteré de lo que pasó este fin de semana", dijo un empleado quien no dio su nombre. "Pero todos debemos trabajar hoy. Se espera que todos vengan como si nada ocurriera", añadió.

Strauss-Kahn dirigió el FMI a través de la crisis financiera global del 2007-2009 y fue central en el manejo de la crisis de deuda de la zona euro. Era también considerado un favorito en las elecciones presidenciales francesas del año próximo.

El funcionario número 2 del fondo, John Lipsky, está actuando como director gerente durante la ausencia de Strauss-Kahn.

No es la primera vez que el carácter de Strauss-Kahn queda bajo escrutinio. En 2008, el directorio del FMI lo absolvió de abuso de poder por un breve romance con una economista del organismo, pero le advirtió contra cualquier desviación posterior.

Strauss-Kahn en esa ocasión se disculpó públicamente por un "error de juicio".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero esta vez, los cargos más serios pueden forzar a una frenética búsqueda por un reemplazo.

"Su tiempo podría haber terminado", dijo Patricia Capers, de 52 años, quien trabaja en la oficina de personal del FMI.

Ahora ve
La intención de AT&T de comprar Time Warner se discute en una Corte de EU
No te pierdas
×