La batalla por suceder a Strauss-Kahn

El arresto del director del FMI podría provocar la búsqueda frenética de un sustituto; hay preocupación por el vacío de poder cuando el organismo busca superar la crisis en la eurozona.
Strauss Kahn  (Foto: AP)
WASHINGTON / PARÍS (CNN) -

El sorpresivo arresto del director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) puede llevar a los responsables globales a una búsqueda frenética de un sustituto. Horas después de que la policía de Nueva York acusó a Dominique Strauss-Kahn de agresión sexual contra una mucama de un hotel, el FMI dijo que había designado a su número dos, John Lipsky, como director gerente interino.

Los responsables del FMI explicaron que Lipsky a menudo gestiona la institución cuando su máximo responsable está ausente y aseguraron que la organización seguiría "plenamente operativa y en funcionamiento".

Sin embargo, el anuncio no oculta las preocupaciones entre los máximos dirigentes del FMI sobre un posible vacío de poder, especialmente porque Lipsky acababa de anunciar la semana pasada que tenía previsto abandonar el cargo cuando su mandato concluya en agosto.

Eso podría dejar sin timón el organismo mundial justo cuando está inmerso en los esfuerzos para superar la crisis de deuda de la zona euro y afronta la tarea de ayudar a encauzar la economía mundial dejando atrás el tipo de política que propició la debacle de 2007-2009.

"Europa está en llamas", dijo un miembro del comité directivo a Reuters. "Es una buena idea que Lipsky actúe de director interino pero ¿por cuánto tiempo?".

Varios responsables dijeron que sería importante que el comité transmita rápidamente su confianza en la capacidad de Lipsky para dirigir el FMI sin Strauss-Kahn.

Lipsky, ex vicepresidente de JP Morgan Chase & Co., tenía previsto reunirse con los 24 miembros del comité el domingo para informarles del desarrollo de los acontecimientos en torno al arresto de Strauss-Kahn.

Sin embargo, el FMI dijo que la reunión se había pospuesto a la espera de que se conozcan más noticias en Nueva York, donde Strauss-Kahn tiene que declarar. Su abogado ha señalado que no se declarará culpable.

El comité del FMI, formado por representantes de países miembros del FMI, entre ellos accionistas como Estados Unidos, Francia, Alemania, China y Japón, tiene la autoridad de designar y retirar al director gerente.

Aunque la experiencia, el carisma y el apetito por el riesgo político del Strauss-Kahn, de 62 años, ayudaron al organismo a asumir un papel clave en las finanzas mundiales desde que asumió el cargo en el 2007, el último incidente podría ser demasiado para los países miembros del FMI, aunque sea exonerado de los cargos que se le imputan.

En el 2008, el comité exculpó a Strauss-Kahn de abuso de poder por una breve relación con una economista del FMI pero le advirtió contra cualquier conducta impropia en el futuro.

Strauss-Kahn se disculpó en público en aquella ocasión por un "error de juicio".

Varias fuentes destacadas del FMI han dicho a Reuters que habían tenido dudas persistentes respecto a si el incidente le había ayudado a aprender la lección.

La magnitud de la crisis financiera y la respuesta del FMI hicieron que la institución pareciera haber superado el escándalo del 2008.

Strauss-Kahn ganó reconocimiento en el organismo por sus esfuerzos para poner a la institución en el centro de la respuesta mundial a la crisis.

Mediador eficaz

El director gerente del FMI ha sido también clave para unir a Europa en su crisis de deuda en un momento en el que los dirigentes europeos parecían divididos sobre si apoyar los enormes rescates para países como Grecia, Irlanda y Portugal.

Previamente habían existido rumores de que Strauss-Kahn dejaría el fondo para dirigir la presidencia de Francia en el 2012. Para hacerlo, necesitaría postularse para finales de julio y dejar su puesto en Washington.

Sin embargo, las autoridades del FMI dicen que apenas han empezado a pensar en quién sería el próximo líder del FMI.

Dado que se ve posible una abrupta salida de Strauss-Kahn antes de que expire su mandato en septiembre de 2012, el proceso de ayudar a encontrar a un nuevo dirigente podría estar a punto de comenzar y esta vez podría ser un proceso más cargado en el pasado.

Los países emergentes han dejado claro que cuestionan el status quo según el cual la hegemonía del FMI ha ido tradicionalmente a Europa mientras que el Banco Mundial ha recaído en los americanos.

El ministro de Finanzas brasileño, Guido Mantega, planteó en abril que era el momento de avanzar políticamente para dejar atrás "prácticas desfasadas".

El nombre del ministro de Economía turco, Kemal Dervis, ha circulado en los últimos meses como el de un posible candidato.

En el Reino Unido, algunos especulan con la candidatura del ex primer ministro británico Gordon Brown, que fue ministro de Economía durante una década hasta el 2007.

La actual responsable de las finanzas de Francia, Christine Lagarde, también ha sonado como posible sucesora. Eso la convertiría en la primera mujer que preside la institución.

Europa confía en el FMI

El papel "muy positivo" en Europa del Fondo Monetario Internacional (FMI) no se verá afectado por la detención en Nueva York del jefe de la entidad, Dominique Strauss-Kahn, dijo el consejero del Banco Central Europeo (BCE), Ewald Nowotny.

Por su parte, un portavoz de la Comisión Europea desestimó un impacto en los programas de apoyo de la Unión Europea.

"Quiero tranquilizar a la opinión pública, a los mercados y a la prensa. No hay duda ninguna: las decisiones que están en marcha no se verán afectadas y esto no tendrá impacto en los programas aplicados", dijo el portavoz de la Comisión, Amadeu Altafaj, durante una sesión informativa con la prensa, con referencia a los programas para Grecia, Irlanda y Portugal.

Altafaj agregó que el FMI "sigue siendo una institución fuerte como lo ha sido siempre y que habrá una continuidad total.

Más acusaciones en Francia

Un abogado francés dijo el lunes que una clienta suya estaba considerando presentar una demanda contra el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, por una presunta agresión sexual contra ella hace casi una década.

El abogado David Koubbi dijo que su cliente Tristane Banon, una escritora, podría presentar una demanda por un supuesto incidente que tuvo lugar cuando ella fue a entrevistar a Strauss-Kahn, un ex ministro de Finanzas francés, en un apartamento.

"Estamos considerando presentar una demanda", dijo Koubbi en un mensaje de texto a Reuters.

 

Ahora ve
Asics prueba una nueva forma de hacer calzado deportivo con el microondas
No te pierdas
×