Carstens, sin posibilidades para el FMI

Pese a contar con la capacidad técnica, el jefe de Banxico enfrenta barreras para llegar al cargo; por tradición, los titulares del FMI son ciudadanos europeos y los del BM estadounidenses.
Inflación  Se ubicará en 3% para 2018.  (Foto: Notimex)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Por una regla no escrita, el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, no llegaría a la dirección del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Más allá de su probada capacidad, por tradición la presidencia del Banco Mundial (BM) ha estado a cargo de un estadounidense, mientras que la dirección del FMI la encabeza un ciudadano europeo.

Más aún, en momentos de crisis fiscal como el que actualmente atraviesan algunas economías europeas, un candidato de alguna economía emergente se ve poco probable, coinciden economistas e investigadores.

Por un acuerdo tácito de las potencias, tras la Segunda Guerra Mundial, un ciudadano europeo ocupa tradicionalmente la jefatura del FMI y un estadounidense lidera el Banco Mundial (BM).

La detención del director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, encendió las alarmas sobre un posible sustituto. De momento, el organismo designó al número dos, John Lipsky, ex vicepresidente de JP Morgan, como director gerente interino, quien a menudo gestionaba en sustitución de Strauss-Kahn; aunque en los primeros días de mayo, Lipsky anunció su intención de abandonar su cargo en agosto.

Los especialistas descartan que el FMI atraviese por una crisis de credibilidad porque no depende de un hombre, sino que tiene su estructura  y su organización bien definidas. Lo que sí es que genera incertidumbre en los mercados financieros, por el tiempo que vaya a tardar en solucionarse la crisis en Grecia.

"El hecho de que haya problemas personales o de mal comportamiento de alguno de sus directivos no implica que se dude de la credibilidad de la institución, pero sí introduce ruido al interior porque se va la cabeza, y cierta incertidumbre en mercados y países que estaban requiriendo el apoyo del FMI", opina Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody´s Analytics.

Podría darse una pausa en las negociaciones con aquellas economías europeas, principalmente, que enfrentaban problemas, como es el caso de Grecia, que en estos días se definiría lo que iba a suceder con el tramo de financiamiento que se le otorgaría, aunque eso no significa que el FMI no esté participando en ese tipo de negociaciones y debates, estima el experto.

En cuanto a las nominaciones, Coutiño considera que la regla implícita que se ha seguido en la nominación del FMI y del presidente del BM va a continuar por un tiempo, especialmente ahora a raíz de que Europa está en problemas fiscales importantes.

Ante los problemas financieros que atraviesan algunas economías europeas en materia de finanzas públicas, el momento en que se da el problema con el director gerente del FMI sí es un momento delicado, resalta José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México.

El proceso de negociación con la crisis en Grecia y un poco con Portugal, estaba siendo impulsado desde el FMI por Dominique Strauss-Kahn, lo cual "le quita certidumbre sobre la situación que se va a tomar sobre quién va a conducir las negociaciones y, de alguna manera, contribuye a esta incertidumbre de qué tan rápido se va a recuperar la Unión Europea".

De alguna forma obligará a que se tomen decisiones rápidas sobre quién conducirá los destinos del organismo financiero. "En esencia, vendrá una etapa muy fuerte de negociación entre europeos y estadounidenses, ya que tradicionalmente el FMI lo conduce gente de Europa, y sí implicará una negociación fuerte en momentos en se necesitaban decisiones rápidas, expeditas para enfrentar estos problemas de deuda pública que tiene la Unión".

De la Cruz cree que Alemania y Francia serán quienes tratarían de influir para elegir al sucesor de Strauss-Kahn. "No se perciben fracturas dentro de la Unión Europea, más bien un proceso intenso de negociación, y la canciller alemana, Angela Merkel ya dio un mensaje político muy claro: Europa tiene buenos candidatos europeos para asumir la dirección del FMI".

En contraste, Edgar Camargo, economista para México de Bank of America Merrill Lynch, ve interesante el proceso de sucesión en el FMI porque podría generar una coyuntura donde los países miembros sí busquen equilibrar las posiciones que se tienen dentro del organismo.

Desde hace mucho tiempo ha habido una intención de los países emergentes de ocupar posiciones relevantes dentro del organismo.

"Esta coyuntura podría generar ese intento de acomodos que se viene trayendo desde tiempo atrás, pero sabemos claramente que la situación en este momento (sobre todo con los países europeos). Estamos en una coyuntura que amerita que, en caso de darse algún ajuste o cambio sea rápido para mantener al organismo funcionando como debe".

Califica al gobernador del Banco de México, como una persona reconocida en el ámbito financiero internacional. De hecho, hasta 2006 fue subdirector gerente del FMI y "sin duda sería un excelente candidato como puede haber otros que se pueda mencionar".

Este es un momento complicado, pero debemos se debe tener presente que el FMI siempre ha demostrado trabajar como una institución muy seria y "estamos confiados que así será en estos momentos y no tiene por qué crearse una crisis de credibilidad del organismo".

Ahora ve
Opositor Antonio Ledezma escapa de arresto domiciliario y sale de Venezuela
No te pierdas
×