México pierde con subsidios a gasolinas

En 2010 las subvenciones significaron una pérdida recaudatoria de 0.4% del PIB: analistas de BBVA; los apoyos a combustibles fósiles ascienden a 600,000 millones de dólares anuales en el mundo.
ahorrar gasolina 4  (Foto: Photos to Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El precio de la mezcla mexicana de petróleo, que en lo que va de 2011 registra un aumento de 17.12%, significará mayores ingresos públicos por aproximadamente 1.4 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) para este año, coinciden BBVA y HSBC.

Sin embargo, y de acuerdo con estimaciones del banco español, también como porcentaje del PIB, el subsidio a gasolinas ha implicado una pérdida de recaudación de 1.8% en 2008, cercana a cero en 2009 y equivalente a 0.4% en 2010.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) recomendó a México acelerar el proceso de aumento gradual de los precios de los combustibles fósiles, es decir derivados del petróleo, como la gasolina y el diesel, para eliminar los subsidios y el impacto negativo que generan al medio ambiente.

En este sentido, la Iniciativa Global de Subsidios (GSI por sus siglas en inglés) del Instituto Internacional del Desarrollo Sustentable, destaca que en el ámbito mundial los subsidios a los combustibles fósiles pueden ser del orden de 600,000 millones de dólares por año, de los cuales la institución estima que alrededor de 1,000 millones se destinan a los productores de esos combustibles.

No obstante, destaca que nadie conoce la cantidad real, porque no existe un marco internacional para el control periódico de las subvenciones a los combustibles fósiles.

El año pasado, el secretario de Hacienda Ernesto Cordero dijo en su comparecencia ante la Cámara de Diputados que el Gobierno federal canalizaría 30,000 millones de pesos más para subsidiar las gasolinas en 2011.

Aún con el deslizamiento que registra el energético cada mes, el subsidio total será por 64,000 millones, casi el doble de lo que se destinó en 2010, una cifra que equivale dos veces más el presupuesto destinado a la UNAM. "En términos de rentabilidad social, qué le conviene más al país, tener universidades públicas con recursos, o destinarlo a las gasolinas", manifestó en esa ocasión.

Ahora, el titular de las finanzas públicas del país ha dicho que el subsidio a la gasolina rebasará 100,000 millones de pesos en 2011, pero de acuerdo con la dependencia la política de precios de las gasolinas no se modificará y el deslizamiento de 8 centavos mensuales se mantiene, por ahora.

De acuerdo con un análisis económico elaborado por HSBC, debido al subsidio de la gasolina, los altos precios del petróleo también significan mayor gasto.

Si el precio promedio de 2011 sube de 97 dólares -la Ley de Ingresos 2011 había establecido un precio promedio de 64.5 dólares por barril-, los ingresos petroleros extras podrían equivaler 1.4% del PIB, pero por el subsidio a la gasolina los gastos fiscales pudieran aumentar 0.1% del PIB.

Los ingresos petroleros representan cerca de 30% de los ingresos presupuestales totales, y se obtienen por concepto de impuestos y derechos, derivados de la extracción, explotación, producción y comercialización de petróleo y sus derivados.

La clasificación del precio de gasolinas y diesel como bienes administrados, significa que los ajustes en precios internacionales se dan paulatinamente, lo cual implica un subsidio equivalente a la diferencia de precios de gasolina interna y externa, destaca BBVA.

A partir de diciembre de 2009 se reiniciaron los deslizamientos mensuales con el fin de reducir el monto de subsidio y con ello la carga sobre las finanzas públicas. Este subsidio implica dejar de recaudar ingresos a través del IEPS, existiendo así una transferencia implícita a favor de los consumidores, y que ha contribuido a reducir el impacto inflacionario de la subida de precios internacionales de petróleo.

En virtud de que este subsidio representa una transferencia implícita a los consumidores, conviene su cuantificación en términos de ingreso disponible de los hogares y BBVA estima que este subsidio se ubicará en torno a 0.4 puntos adicionales de ingreso disponible de los hogares en 2011 y 0.1% en 2012.

Distribución de ingresos petroleros

El ingreso no presupuestado proveniente de las exportaciones de crudo tiene tres destinos: el fondo de estabilización de los ingresos petroleros, la inversión en infraestructura de la empresa Petróleos Mexicanos (PEMEX), y las entidades federativas, las cuales destinan los recursos a gasto e inversión.

Si se considera un escenario para el precio promedio esperado de la mezcla mexicana para 2011 de 95 dólares, los ingresos excedentes del gobierno -alrededor de 1.4% del PIB en 2011- se canalizarían de la siguiente manera: 0.6 puntos porcentuales iría a las entidades federativas; 0.5 puntos al fondo de estabilización, y 0.3 puntos a incrementar la infraestructura de PEMEX, puntualiza el informe Situación México de BBVA.

Con el fin de acumular recursos públicos para alcanzar distintos objetivos de largo plazo, distintos países han creado fondos soberanos de riqueza. En el caso de México, el Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros de México está orientado a minimizar el impacto de posibles disminuciones de los ingresos petroleros del Gobierno federal con respecto a los estimados inicialmente en el ejercicio fiscal, permitiendo así que se cubra el gasto previsto en el presupuesto del año.

El fondo de estabilización es financiado mediante la venta de crudo a través de dos conceptos. El primero es el derecho sobre hidrocarburos, que aplica una tasa entre el 1 y el 10% sobre el valor anual del total de las extracciones de petróleo crudo en el año dependiendo del precio del petróleo exportado.

El segundo es el 40% del ingreso petrolero excedente sobre el presupuestado inicialmente. Aunque los recursos de este concepto se acreditan contra el primero.

Siendo el petróleo un recurso no renovable, BBVA considera que sería muy positivo que dicho fondo sea utilizado como una herramienta de política fiscal orientada al largo plazo, a generar las condiciones que permitan mantener la capacidad de crecimiento de la economía una vez agotado el recurso petrolero.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Con el fin de mantener un nivel de ahorro suficiente para alcanzar objetivos de largo plazo de sustentabilidad de finanzas públicas y capacidad de crecimiento, distintos países han logrado acumular montos importantes en sus fondos soberanos, que en el caso de los países exportadores de petróleo se apoyan también por montos relevantes de exportación.

Con relación a otros países exportadores de petróleo, y dado su nivel de exportación de crudo, el monto de activos del fondo de estabilización en México es reducido.

Ahora ve
Sector bancario es clave para la digitalización de la economía
No te pierdas
×