Informalidad provoca baja productividad

Evasión fiscal y empleados sin prestaciones son un freno al crecimiento, dice Pablo Noreña de KPMG; México requiere invertir más en capacitación a los trabajadores y reformar su marco legal laboral.
empleo  (Foto: Photos to Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Un sector informal grande como el mexicano es síntoma y causa de la baja productividad que registra la economía, y es considerable la proporción de trabajadores y empresas en México que trabajan bajo este esquema, señalan la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la firma de consultoría KPMG.

De cada 100 personas ocupadas -equivalente a 28.4 millones de mexicanos- 64 laboran sin acceso a servicios formales de salud, según datos del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), mientras que el Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México contabiliza que de cada 10 empleos que se generan, alrededor de 7 son informales; es decir, no tienen acceso a ningún beneficio relacionado con la seguridad social.

El sector informal ha ido creciendo en México porque muchos negocios -pequeñas o micro empresas principalmente- no están debidamente regularizados, dice Pablo Noreña, socio a cargo de la Práctica de Seguridad Social y Remuneraciones de la firma de consultoría KPMG.

"De acuerdo con cifras que tenemos, el sector informal alcanza a veces hasta el 50% del sector formal y el impacto que esto genera es una baja recaudación de impuestos, que impacta en el tema de falta de inversión en educación", resalta.

México se encuentra atrapado en un tema de productividad, porque si bien es cierto que la mano de obra no es tan costosa como la de otros países desarrollados, tampoco es la más calificada y "hoy podemos encontrar otros países con costos menores".

Las empresas informales son muy pequeñas y poco productivas en comparación con las compañías formales. Es probable que los trabajadores y las empresas poco productivas recurran a la informalidad, debido a sus dificultades para generar rentabilidad o encontrar empleo en la economía formal, dados los costos de la tributación y la regulación, agrega la OCDE.

A su vez, la informalidad puede obstaculizar la productividad y el crecimiento de las empresas y las personas que operan en este sector, pues podrían buscar no crecer para ocultar sus actividades y a menudo carecen de acceso a clientes, al financiamiento, la capacitación formal y la protección de los derechos de propiedad, indica el organismo en su informe 'Estudios económicos de la OCDE: México 2011'.

El organismo recomienda que, a fin de fortalecer el crecimiento de la productividad, México necesita abordar el tema de la informalidad mediante la reducción de los costos de trabajar en el sector formal y de los obstáculos a la formalización, y a la vez mejorar la capacitación, la educación y la asistencia técnica para que las empresas informales -relativamente menos productivas- crezcan.

La tasa de desempleo, que ascendió a 6% en 2009, ha descendido lentamente y sigue siendo superior a los niveles previos a la crisis y, si bien el crecimiento del empleo ha aumentado, la crisis trajo consigo cierta disminución en la calidad. La OCDE estima que la tasa de desempleo alcanzará el nivel que tenía antes de la crisis hasta 2012.

Noreña agrega que la mano de obra mexicana no es la más económica, pero tampoco la más calificada, por lo que México tiene que ir invirtiendo en educación y capacitación para que sea más competitiva y en sectores donde se requiere una mano de obra calificada.

"O tendría que hacer que su mano de obra fuera más económica, para ser más competitivos. Estamos atrapados entre los dos mundos, el de la mano de obra calificada y el de la mano de obra barata".

Para el banco español BBVA, en los determinantes del crecimiento del componente de mayor peso de la demanda interna, que es el consumo privado, destaca el comportamiento del empleo formal privado (registros del IMSS), con muy buen crecimiento, con lo que en términos de nivel se ha superado con creces el nivel previo a la recesión.

No obstante, el ritmo de recuperación de los salarios reales sigue rezagado, siendo su crecimiento prácticamente nulo en 2008 y negativo en 2009 y 2010.

Para el especialista de KPMG esta informalidad del mercado laboral afecta la competitividad del país e impide una mayor tasa de crecimiento económico. "México requiere invertir más en capacitación a los trabajadores, contar con una mano de obra más calificada y, por otro lado, necesita reformar su marco legal laboral que incentive más la productividad".

Considera que se está cerca de recuperar el nivel pre crisis en empleo, pero no con la misma calidad en el ingreso. "El crecimiento que ha registrado la economía mexicana (de 6.1% en 2010) no ha llegado a las familias porque se ha reducido el nivel del ingreso per cápita".

La OCDE coincide también en sacar adelante una reforma laboral, ya que disminuiría de forma significativa la inflexibilidad de la legislación de protección del empleo en México y aumentaría la certidumbre legal en términos de la contratación y el despido de trabajadores.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Es probable que los trabajadores y las empresas poco productivas recurran a la informalidad debido a sus dificultades para generar rentabilidad o encontrar empleo en la economía formal, dados los costos de la tributación y la regulación", puntualiza el organismo.

Los incentivos para operar en el sector formal serían mayores si mejorara la calidad de los servicios de la seguridad social y su valor a los ojos de los trabajadores, puntualiza la OCDE.

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×