Carrera al 2012 ‘entierra’ las reformas

Las aspiraciones políticas de Cordero moverán posiciones en el Gobierno y en el PAN: economistas; prácticamente cancelan cualquier posibilidad de esperar cambios estructurales en la economía, dicen.
ernesto cordero  (Foto: archivo)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las reformas estructurales que requiere México para blindarse mejor ante futuros choques externos podrían frenarse una vez que algunos secretarios de Estado, entre ellos el de Hacienda y Crédito Público, Ernesto Cordero, entraron de lleno a la carrera por la Presidencia en 2012.

El jueves el titular de las finanzas públicas del país convocó a una conferencia de prensa en la que reconoció tener aspiraciones políticas, con miras a la elección presidencial de 2012, aunque dijo que seguirá los tiempos que marca la ley.

En este sentido José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tec de Monterrey Campus Estado de México, califica las aspiraciones de Cordero Arroyo como "un movimiento político hacia adentro del propio Gobierno y del PAN, donde quizás ya busque irse posicionando e ir en respuesta a lo que otros funcionarios han expresado".

Sin embargo, las decisiones que el funcionario tome de aquí a diciembre, cuando se empiecen a definir los nombres, de alguna forma podrían ser distorsionadas, advirtió.

"Basta recordar el comentario de los 6,000 pesos, o el mantener el subsidio a la gasolina aun cuando reconoce que es necesario reducirlo; habría que ver si fueron declaraciones económicas o políticas, tratando de estar mejor posicionado frente al Presidente y ahora se tienen que ver con doble visión, sí en la parte económica, pero no se puede descartar que tenga una intención política", mencionó.

Para Germán Rojas, profesor del Departamento de Economía del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), las aspiraciones de Cordero Arroyo resultan interesantes. "Todos decían que se iba a apartar y el hecho de que diga que sí tiene aspiraciones es un poco el disparo de salida de todos los candidatos del PAN que están en el Gobierno y ya llegó la hora de que como partido empiecen a definir quiénes serán sus candidatos". 

En opinión de Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody's Analytics, "estamos en el penúltimo año de la administración, los tiempos políticos ya llegaron y desde finales del año pasado. Cuando eso pasa los tiempos de las reformas estructurales se acaban y hay que esperar a que la nueva administración entre en funciones para ver qué nuevos cambios van a impulsar".

Durante la lectura de su comunicado este jueves, el secretario de Hacienda calificó como un "gran honor ser considerado como un posible abanderado de mi Partido para continuar con lo que han sido ya diez años de logros y avances".

Al respecto, los tres economistas coincidieron que en la última década sí hubo estabilidad, con control de la inflación, finanzas públicas sanas, un manejo adecuado de la deuda y se logró sortear la crisis y remontarla en crecimiento, aunque la labor del Banco de México (Banxico) también ha sido decisiva.

Sin embargo, tanto Coutiño como De la Cruz consideran que no se han logrado cambios estructurales importantes en la economía. La recaudación es una de las más bajas en América Latina, el desempleo es precario y la pobreza ha aumentado.

"En los últimos 10 años, el crecimiento económico ha sido similar al de los pasados 30 años, una expansión inferior a 2%; el PIB por persona es el que se ha tenido en las últimas décadas y en ese sentido no existe un programa económico realmente exitoso en materia de crecimiento", dice el investigador del TEC.

"Esto todavía se agrava cuando hablamos en términos de desarrollo, de distribución de la riqueza, de disminución de la pobreza, que se ha incrementado en los últimos 5 años, son pendientes que existen y más que hablar de una política económica exitosa, hay muchos pendientes por resolver", indica.

"Los últimos 10 años se pueden catalogar de una estabilidad de precios en el país, con rezagos importantes sobre todo en términos estructurales y el mercado laboral tiene una regulación rígida que hace prácticamente inflexible la movilidad del factor trabajo", agrega Coutiño.

"No han generado un cambio estructural importante en la economía o en el país, y eso se ve reflejado en el hecho de que la capacidad potencial de crecimiento no haya pasado de 3.5%. México ha gozado de estabilidad macro, pero sin crecimiento o una expansión muy modesta que no alcanza para reducir los niveles de pobreza extrema en el país, ni ha mejorado la distribución del ingreso".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La carta fuerte del PAN es la estabilidad macroeconómica, que bien entendida significa baja inflación, sin crisis fuerte,  pero "en una lectura negativa no crecemos, hay pobreza y desigualdad del ingreso", agrega el catedrático del ITAM.

Sin embargo, resalta que el problema es que "no todo es imputable a la Secretaria de Hacienda, sino que estos problemas pasan por varios actores en México. El trabajo del presidente Felipe Calderón y el secretario Cordero Arroyo sí ha sido destacado, en el sentido que se han cuidado las finanzas y eso no hace que un país crezca, pero no me parece desacertado lo que dicen".

Ahora ve
España interroga a los cuatro detenidos por el doble atentado en Cataluña
No te pierdas
×