La lujosa ‘cárcel’ de Strauss-Kahn

La casa que renta el ex dirigente del FMI, mientras espera juicio, tiene gimnasio y ‘home cinema’; la propiedad vale 13.9 mdd, su alquiler asciende a 50,000 dólares, más 200,000 por seguridad.
strauss casa  (Foto: AP)
NUEVA YORK (CNN) -

El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn pagará unos 250,000 dólares al mes por vivir en su propia prisión privada, que incluye gimnasio y "home cinema", y evitar tener que esperar en un calabozo un juicio por cargos de intento de violación de una empleada de hotel. Strauss Kahn, que hasta su detención fue un serio aspirante a la presidencia francesa, fue trasladado el miércoles por la tarde de un apartamento temporal a una elegante casa en una calle adoquinada del distrito Tribeca de Nueva York, llamada así por su ubicación en el triángulo debajo de Canal Street.

Un listado de bienes raíces decía que la propiedad cuenta con tres dormitorios, cuatro baños, una cocina abierta y "un amplio salón tipo loft".

El último precio de venta fue de 13 millones 995,000 dólares, según otro listado que destacaba su parrillero de gas natural, gimnasio y "home cinema".

La prensa local calcula que Strauss-Kahn está pagando 50,000 dólares al mes por el alquiler. Un fiscal calculó que pagaría además unos 200.000 dólares al mes por las condiciones de seguridad exigidas por el tribunal, que incluyen vigilancia electrónica y guardias armados las 24 horas.

Una mujer que vive a unas cuadras de distancia se maravilló por el lujo de la vivienda de Strauss-Kahn.

"Con una sala de proyección, no debe ser muy duro", dijo Elaine Plenda, de 78 años, que describió la terraza y otras características de la casa.

Tras su arresto del 14 de mayo, Strauss-Kahn pasó cuatro noches en Rikers Island, una cárcel con mala reputación desde donde dimitió como director gerente del Fondo Monetario Internacional.

Bajo las condiciones de su fianza, debe llevar un dispositivo electrónico en el tobillo todo el tiempo y sus desplazamientos están limitados a Manhattan para comparecer ante el tribunal, las reuniones con sus abogados, citas médicas y religiosas se llevan a cabo bajo vigilancia.

La junta comunitaria local de Tribeca, donde los residentes pueden expresar sus preocupaciones, no ha recibido ninguna queja, dijo la presidenta Julie Menin a Reuters.

"Esperamos que sea una situación a corto plazo", dijo refiriéndose a la multitud de periodistas delante de la casa.

Pero este jueves, un camarógrafo de Reuters fue reprendido por un residente enojado porque la fachada de su edificio apareció en televisión. "Vuelve a Francia" le gritó el hombre mientras iba hacia la policía a reclamar.

Strauss-Kahn, de 62 años, está acusado de delito sexual, intento de violación, abuso sexual, privación ilegítima de la libertad y acoso a una empleada de un hotel. Sus abogados dicen que es inocente y que lo defenderán de los cargos.

Un juez lo puso el viernes en libertad bajo una fianza de 1 millón de dólares y una garantía bancaria de 5 millones de dólares.

Strauss-Kahn deberá comparecer de nuevo ante la corte el 6 de junio. Si se declara culpable, podría enfrentar una condena de 25 años de prisión.

Ahora ve
Este autobús recorrió dos cuadras en Brooklyn... sin conductor
No te pierdas
ç
×