Hay una campaña en mi contra: Carstens

El candidato al FMI dice que le ponen la etiqueta de ortodoxo cuando su guía es el pragmatismo; el funcionario viajará a España, Portugal, Brasil y Argentina para impulsar su candidatura.
Agustín Carstens  (Foto: CNNExpansión)
José Manuel Martínez/Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En el proceso que se sigue para elegir al director del Fondo Monetario Internacional (FMI), el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, aseguró que existe una campaña en su contra, aunque reitera que tiene todos los méritos necesarios para encabezar el organismo.

Analistas y economistas lo consideran un economista ortodoxo ¿ésta característica lo pone en desventaja o es lo que lo fortalece?

"Las medidas que hemos tomado han sido exitosas, yo me guío por el pragmatismo, los resultados y sobre todo en una visión amplia de la solución de los problemas e incorporar todos los factores posibles para lograr la mejor solución. Esto forma parte de una campaña que están haciendo contra mí".

El Gobierno mexicano, presentó la candidatura de Carstens como director gerente del FMI el lunes pasado tras la dimisión de Dominique Strauss Kahn quien dejó el cargo para enfrentar denuncias por una supuesta agresión sexual.

Carstens compite hasta el momento con la ministra francesa de economía Christine Lagarde, quien ha recibido el apoyo de países europeos, mientras que las naciones emergentes y algunas desarrolladas como Estados Unidos piden un proceso abierto y transparente que podría romper la hegemonía europea en la dirección del organismo financiero.

¿Por qué cree que los países integrantes del FMI deben votar por usted?

"Un factor distintivo que tengo es que conozco al FMI desde todos los ángulos posibles. Cuento con todos los méritos y gran experiencia en asuntos de política económica y trabajando con muchos países y me atrevería a decir que difícilmente otros candidatos lo cumplen", comentó en entrevista con CNNExpansión.com.

El funcionario adelantó que la próxima semana iniciará una gira por diversos países. "El proceso es largo, termina hacia finales de junio. La ministra (de finanzas francesa), Christine Lagarde está viajando, yo también voy a viajar la próxima semana, voy a España, Portugal, Brasil, Argentina y posteriormente a otras regiones del mundo durante el plazo antes que se emita la votación final".

Con relación a la posibilidad de conseguir el voto de Estados Unidos, un miembro decisivo en la elección del director gerente del FMI, Carstens destacó que el secretario del Tesoro de EU, Timothy Geithner, ha mencionado que los dos candidatos que "hasta ahora nos encontramos en el proceso somos creíbles y que, por otro lado, ha abogado por un proceso abierto y justo".

El secretario estadounidense ha manejado bien las cosas, agregó el gobernador del Banxico, al "presentar todavía una cancha neutral. Estados Unidos tendrá que tomar sus decisiones. Es un país importante. Tiene gran ámbito de acción en todo el mundo y deben evaluar su decisión y confía en los méritos de cada uno de los candidatos".

En este sentido, se refirió al papel que jugarán los mercados emergentes en las decisiones del FMI y dijo que sin duda es necesario darles un mayor poder de voto. "China está muy representada como otros países emergentes y, por otro lado, Europa está sobrerrepresentada en cerca de 10% en el FMI y no es solo darle mayor poder de voto a China, sino que también su presencia en el funcionamiento del organismo sea mayor".

Puntualizó que los mercados emergentes son los que más están contribuyendo a la economía mundial y hay que reconocer que en estos dos años fueron los países que no generaron la crisis. "Los problemas que vive Europa y otras regiones del mundo, América Latina y Asia ya los vivieron. No todas las crisis son iguales, pero la experiencia que se adquiere de vivir crisis puede ser útil en otras partes del mundo".

Por ello, calificó de falso que algún ciudadano que no sea europeo no pueda asumir la dirección del FMI.

Carstens comentó que si el Fondo pudo ayudar a los países de América Latina y Asia a resolver sus problemas teniendo un europeo como director gerente, no ve por qué un liderazgo de un país emergente no pueda hacer lo mismo con la crisis en Europa.

Por otro lado, incluso habría el argumento de que no fuera un europeo el que encabezara el FMI porque "serían dos pares de ojos y mente fresca la que podría hacer contribuciones importantes a su debate; no tendría conflicto de interés, y sí experiencia en el tema de solucionar crisis, sería una contribución importante a sus problemas".

Strauss-Kahn

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Paradójicamente el directorio del FMI aprobó un código de ética más estricto días antes de que  Dominique Strauss-Kahn, su entonces director gerente, fuera arrestado por acusaciones de abuso sexual.

"La realidad es que,  es como en el beisbol, contra la base por bolas no hay defensa, si hay alguien aquí no observa el código, pues lo único que tiene que suceder es que sea sancionado", dijo Carstens.

Ahora ve
Dos jóvenes escapan de los incendios forestales en California
No te pierdas
×