Es más caro ser obeso que delgado

El problema de salud ha costado al país 80,000 mdp en 2010, según el experto David Montalvo; el sobrepeso también impacta las finanzas familiares debido a los gastos médicos y en alimentación.
persona obesa  (Foto: Photos to Go)
David Montalvo*
CIUDAD DE MÉXICO -

La obesidad, la gran amenaza internacional de este siglo, sigue siendo un problema poco comprendido. Esta enfermedad afecta al individuo de muchas formas, tanto en lo físico como en lo emocional, social, laboral, entre otros aspectos, pero en el campo económico y con una óptica amplia del problema, los costos que implica van más allá de lo que se ha hablado.

En el México actual, con una población de más de 112 millones de habitantes, tenemos 78.6 millones de personas con sobrepeso u obesidad. El 70% de los adultos están excedidos de peso, así como 4 millones 500,000 niños entre los 5 y 11 años*. En la actualidad, los niños hacen 70% menos ejercicio que hace 30 años, además de que el 60% al 80% de los niños mexicanos son sedentarios.

El costo de los programas de prevención del sobrepeso, según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), alcanzarán 3,500 millones de pesos anuales, y si estos programas se realizaran con atención individualizada por médicos familiares, el costo alcanzaría 19,000 millones de pesos. Estas cifras son grandes, pero con estos costos se podrían reducir los 42,000 millones de pesos que gastó el Sector Salud en 2009 por enfermedades relacionadas con la obesidad, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Salud. Sin embargo, según el Censo de Población y Vivienda 2010, solamente el 64.6% de la población es derechohabiente de servicios de salud, por lo que 39.7 millones de personas quedarían al margen de esas acciones preventivas.

Hasta aquí hablamos de la prevención, que es vital para que las personas que aún no son obesas no se obesifiquen, y los ya obesos no progresen a niveles mayores de obesidad. Para los ya obesos, ¿qué costos implica?

De 1987 al 2002, los gastos por este problema en el sector salud se incrementaron más de 10 veces. En el 2004, los gastos fueron más de 10 veces el presupuesto de Liconsa, siendo mayores que lo asignado al programa Oportunidades. Esto representó 10 veces más que el gasto anual asignado para atender el VIH/Sida y es equivalente a lo que se gasta cada año en atender la diabetes, con más de 59,000 fallecimientos al año por eventos cardiovasculares.

En el año 2010, el problema de la obesidad y el sobrepeso representaron un impacto económico por 80,000 millones de pesos**, de los cuales 50,000 millones serían absorbidos por el sector salud, y el resto corresponde a lo desembolsado por la sociedad. De no atacar el problema de inmediato, para el año 2017, el golpe a las finanzas públicas llegaría a 150,000 millones de pesos, advierte la Secretaría de Salud.

Sin duda alguna, esta enfermedad cuesta. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atiende 90 millones de consultas diarias. Una de cada cinco (18 millones) son para atender a pacientes con diabetes tipo 2. Cada uno de ellos implica un gasto diario aproximado de 9,000 pesos.

Y el costo no es sólo económico. De los cerca de 11 millones de diabéticos del país, por lo menos el 80% tiene antecedentes de obesidad.  De cada 100 diabéticos, 14 tienen daño renal, 10 tienen neuropatías periféricas, 5 pierden la vista, 10 tienen pie diabético y el 33% de estos últimos pierde alguna de sus piernas por amputación. Un paciente diabético muere en promedio 20 años antes que una persona sin diabetes, y en sus últimos 20 años de vida tendrá alguna complicación. Además, el paciente diabético tiene tres veces más riesgo de presentar enfermedades del corazón o accidentes cerebrovasculares.

Con todo este derroche de recursos, a pesar de las posibles consecuencias, la obesidad sigue aumentando, de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (2006).

Evidentemente, la estrategia empleada para frenar esta epidemia no ha sido la adecuada. El personal de salud encargado de atender a estos pacientes son médicos generales, médicos familiares  y licenciados en nutrición; no médicos bariatras (especializados en atender la obesidad y el sobrepeso).

Desde la óptica del individuo obeso, ¿Qué costo implica cuidar su peso o no hacerlo?

De acuerdo con la Profeco, una canasta básica con alimentos razonablemente balanceados, como la que a continuación se indica, tiene un costo aproximado de 314 pesos en la Ciudad de México, con lo que muy bien podría alimentarse una familia de 4 personas, por 1 día.

Producto

Marca/Presentación

Tortilla de maíz

A granel/ 1 Kg.

Pan de caja blanco

Rebanado Bimbo/Paquete grande 680 gr.

Arroz súper extra

Morelos/ Bolsa 1 Kg

Frijol negro

Verde Valle Querétaro/ Bolsa 1 Kg

Leche ultapasteurizada

Alpura semidescremada/ Caja 1 Lt (2 pzas)

Carne de pollo

Pechuga con hueso/ 1 kg

Huevo blanco

Bachoco/ Paquete 18 pzas

Calabaza italiana

A granel/ 1 Kg

Jitomate bola

Sinaloa/ 1 Kg

Lechuga romana

A granel/ 1 pza

Manzana

Golden/ 1 Kg

Aceite de oliva español

Carbonell/ Lata 500ml


Es importante analizar otros costos:

                     Obesidad                                                                                 Peso saludable

Refresco de cola de 1 litro 12.30 pesos                                     Leche pasteurizada de 10.70  a 14.80 pesos
Papas fritas 25 g. 4.50  (1Kg costaría 180.00)                          Papas crudas 1 Kg, 19.00
Sopa de pasta instantánea individual, 5.50                               Verduras crudas picadas 350g,  6.50
Pan dulce 1 pza.,   4.50                                                                  Bolillo mediano 1 pza.,   1.20
Cereal Hojuelas de maíz azucaradas, 50.00                            Tortillas de maíz 1 kg.,  8.50
Jugo de naranja envasado 1 litro,  14.13                                   Naranjas frescas 1 kg. (4 a 5 pzas.)  7.00
Consola para juegos de video, 3,600.00                                   Bicicleta de montaña sencilla, 1,800.00
Juego para consola de video,    900.00                                      Balón de futbol,  100.00
Pantalla plana de T.V. 32 pulg., 7,000.00                                   Membresía anual gimnasio, 2,500.00
1 Día en terapia intensiva, de 15,000 a 30,000                        Consulta con médico bariatra,  800.00

La conducta favorecedora de la obesidad, con toda certeza, resulta ser más costosa, tanto a nivel individual, como a nivel macroeconómico. Tratándose del destino del gasto individual o familiar, debería bastar al individuo promedio el detenerse un momento a pensar antes de actuar, analizar en qué está gastando su dinero, qué es lo que está obteniendo por él, y cuáles son a corto, mediano y largo plazo, las consecuencias de cada una de sus decisiones de compra. El consejo práctico podría ser: gaste menos y viva más.

Fuentes:

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

*http://www.presidencia.gob.mx/prensa/?contenido=52305  Lunes 25 Ene. 2010
** Unidad de Análisis Económico de la Secretaría de Salud, con datos del INEGI

* El autor es experto en bariatría y Presidente electo del Colegio Mexicano de Bariatría AC.

Ahora ve
Guerrero está bajo el asedio de 10 cárteles y más de 50 bandas criminales
No te pierdas
×