Obama defiende aumento de techo de deuda

El mandatario de EU trata de ganarse el apoyo de republicanos para que aprueben la solicitud; el Tesoro reitera que el país enfrentaría una suspensión de pagos y caería en una nueva recesión.
Casa Blanca  (Foto: AP)
WASHINGTON (CNN) -

El presidente Barack Obama instó este miércoles a los republicanos a respaldar un incremento en el límite de deuda de Estados Unidos.

La petición del mandatario se dio durante una inusual reunión que apuntaba a acabar con un estancamiento del diálogo político que, según la Casa Blanca, podría disgustar al mercado.

Obama se reunió con un grupo de representantes republicanos un día después de que la Cámara baja rechazara su proyecto de ley para elevar el límite de deuda, una votación que apunta a fortalecer su demanda de grandes recortes al gasto federal.

Se espera que el déficit de Estados Unidos llegue a 1.4 billones de dólares este año.

La Casa Blanca plantea que Estados Unidos enfrentaría "calamitosas" consecuencias -incluso recaer en una recesión- si el Congreso no sube el límite de endeudamiento del Gobierno de 14.3 billones de dólares antes del 2 de agosto.

El Departamento del Tesoro advirtió nuevamente que el país podría enfrentar una suspensión de pagos que podría devolverlo a la recesión y azotar a los mercados de todo el mundo si no eleva el límite de deuda.

La subsecretaria para los Mercados Financieros del Tesoro, Mary Miller, sostuvo que el jefe del departamento, Timothy Geithner, "sigue llamando al Congreso a evitar las catastróficas consecuencias económicas y de mercado por una crisis de moratoria de deuda, (al pedir que eleve) el límite de deuda estatutario de una manera oportuna".

El Tesoro ha tenido que acudir a las pensiones de los empleados fiscales y a otros fondos para pagar las cuentas de la nación, ya que el país ya llegó al techo de su límite actual de endeudamiento este 16 de mayo.

Los republicanos son escépticos a que sería inevitable una suspensión de pagos si se frena el endeudamiento e incluso algunos cuestionan las advertencias de desastre de Geithner. Insisten en que no apoyarán ningún aumento que no incluya medidas para reducir el gasto.

Ambos lados han elevado las apuestas en los últimos días.

Después de que los republicanos rechazaron la iniciativa el martes, el presidente de la Cámara de Representantes, el conservador John Boehner, dio a conocer una carta firmada por más de 150 economistas en donde dicen que cualquier incremento en el límite de la deuda estatal debe ser compensado con reducciones de gastos de tamaño similar.

"Un aumento en el límite de deuda nacional que no esté acompañado por reducciones de gastos importantes y reformas presupuestarias para resolver la adicción de nuestro Gobierno al gasto dañará la creación de empleos del sector privado en Estados Unidos", dice la misiva.

Jaloneo por posibles recortes

En las negociaciones lideradas por el vicepresidente Joe Biden, republicanos y demócratas han identificado decenas de miles de millones de dólares en posibles reducciones de gastos. Ambas partes dicen que podrían encontrar más de un billón de dólares para ahorrar.

No obstante, deben resolver una disputa sobre los rubros de mayor costo. Los demócratas dicen que no considerarán recortes a los populares programas de beneficios de salud hasta que los republicanos evalúen alzas de impuestos.

"Le pedí al presidente (...) que mantuviera fuera de las discusiones sobre el límite de deuda y del diálogo con Biden cualquier mención a que vayamos a incrementar impuestos. Es contrario a la intuición creer que si se incrementan los impuestos a los individuos y a las entidades, se espera crear empleo", dijo Eric Cantor, el número dos de los republicanos en la Cámara.

Se espera que el diálogo encabezado por Biden se retome el 9 de junio. Mientras, la Casa Blanca refuerza la presión sobre la oposición republicana para elevar el límite de deuda.

Después de que Obama se reunió con los congresistas republicanos, Geithner irá a Capitol Hill este jueves para sostener conversaciones con los "novatos republicanos", un grupo de legisladores recién elegidos que lograron decenas de escaños en los últimos comicios legislativos con promesas de reducciones de gasto.

Hasta ahora, los mercados financieros han ignorado el poco avance del diálogo, pero la Casa Blanca ha advertido que eso podría cambiar en la medida que se acerque el plazo fatal de agosto.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Douglas Holtz-Eakin, un importante asesor económico del ex presidente George W. Bush y del candidato presidencial republicano John McCain en 2008, dijo que las "calamitosas" advertencias de la Casa Blanca sonaban a chantaje a los congresistas.

"Ellos tienen que hablar menos sobre lo que va a ocurrir y más sobre lo que están haciendo para que haya un acuerdo", agregó.

Ahora ve
La británica Diageo compra ‘Casamigos’, el tequila cofundado por George Clooney
No te pierdas
ç
×