¿Por qué la crisis griega no pega en EU?

La deuda fiscal impacta de distinta forma a los países por sus diferencias en tamaño y autonomía; la nación estadounidense tiene una economía más grande y genera más ingresos que el país heleno.
deuda grecia  (Foto: Photos to Go)
Jeanne Sahadi

Los 'halcones del déficit' suelen citar la crisis crediticia griega como un cuento con moraleja para Estados Unidos (EU).

Pero, ¿es realmente EU como Grecia?

A fin de cuentas, las diferencias entre ambos países dan a EU algunas ventajas en lo que se refiere a la gestión de su deuda.

Para empezar, la economía estadounidense es gigantesca. La economía helena es, en cambio, diminuta.

Además, la capacidad de la nación estadounidense para generar ingresos es mayor, pues su economía es más diversa que la griega, destaca Barry Anderson, quien fuera jefe de la División de presupuesto y gastos públicos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Existen también importantes diferencias en las divisas de los dos países.

El dólar es la divisa de reserva mundial, y es administrada por un único Gobierno. El euro, en contraste, es usado por 15 naciones soberanas. Por lo tanto, la política monetaria griega no está establecida según las necesidades de Grecia, sino conforme a las necesidades de economías más potentes -en particular Alemania- que prefieren tasas de interés más elevadas como defensa contra la inflación.

La OCDE, por otro lado, estima que la deuda neta del país norteamericano ascenderá este año al 75% de su Producto Interno Bruto (PIB). Esa cifra incluye el endeudamiento federal, estatal y local, pero excluye la deuda contraída con los fondos fiduciarios del Gobierno, como la Seguridad Social.

En contraste, la deuda griega representa el 125% de su PIB.

¿Qué preocupa entonces a EU?

"La similitud realmente fundamental es la tendencia. La situación fiscal de ambos países es mala y está empeorando", explica Anderson.

Ello se debe a que las dos naciones tienen una población envejecida y economías maduras que no crecerán al ritmo que lo hicieron en el pasado. 

Asumir simplemente que EU será siempre inmune a los peligros de un endeudamiento excesivo no es una estrategia viable, advierten los 'halcones del déficit'.

Sin embargo, es difícil defender esa postura cuando los inversionistas optan por comprar bonos del Tesoro cada vez que una tormenta en Europa los asusta. Las recientes tribulaciones económicas de Grecia han provocado que el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años esté por debajo de 3%. En otras palabras, EU continúa beneficiándose de ser un "refugio seguro", comparado con el resto del mundo.

Sin embargo, los expertos creen que los inversores no siempre darán a ese país el beneficio de la duda. "Los mercados reaccionan con tardanza, pero cuando lo hacen, su reacción es bastante drástica", dijo esta semana Carlos Cottarelli, director de asuntos fiscales del Fondo Monetario Internacional (FMI), durante una conferencia auspiciada por el Comité para un Presupuesto Federal Responsable.

Hace poco más de un año, el temor de los inversores sobre un posible default o impago de Grecia era considerablemente menor al que hoy se tiene. No sorprende, pues, que el rendimiento de los bonos griegos a 10 años esté actualmente rondando el 18%, frente al 6% que registraba al comienzo de 2010, de acuerdo con los datos de Bloomberg.

No obstante, Anderson advierte que los mercados podrían encontrar otras formas de perjudicar a la nación, incluso si el país no eleva las tasas de interés pronto (y algunos piensan que no las subirán porque los inversionistas temen que ello conduzca a una ralentización del crecimiento económico).

Los inversores podrían optar por castigar al dólar si comienzan a creer que el Congreso estadounidense no tiene la voluntad política de hacer lo necesario para colocar el Presupuesto en un camino más sostenible.

Y un dólar sustancialmente más débil tendría todo tipo de consecuencias negativas, incluida una posible degradación crediticia de las agencias calificadoras, comentó Michael Pond, responsable de la estrategia de renta fija de Barclays Capital, en la mencionada conferencia del Comité para un Presupuesto Federal Responsable.

Conclusión: EU se distingue de Grecia en muchas formas, pero tampoco está inmune a los efectos punitivos del endeudamiento.

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×