Alemania y Francia afinan ayuda a Grecia

Angela Merkel acordó que la participación del sector privado en el nuevo rescate sea voluntaria; días antes, Alemania había pedido a los tenedores privados compartir una mayor parte de la carga
merkel sarkozy  (Foto: CNN)
BERLÍN (AP) -

Alemania sosegó los temores de que pretenda obligar a los acreedores particulares de Grecia a que asuman pérdidas, y acordó el viernes con Francia que cualquier participación del sector privado sea voluntaria en un nuevo plan de rescate que preparan los países europeos. La canciller Angela Merkel y el presidente francés Nicolas Sarkozy anunciaron la concertación de una postura común en cuanto a implicar a los tenedores de bonos griegos, lo cual es un tema delicado.

Con su declaración, Merkel pareció retractarse de la propuesta de su ministro de Finanzas, quien había exhortado a los bancos y tenedores particulares de bonos a que concedieran a Grecia un periodo extra de siete años para el canje de los documentos.

Sin embargo, una suspensión parcial de pagos por parte de Atenas tendría el potencial de propagar el pánico en los mercados financieros y perjudicar a los bancos de ese país.

Ambos gobernantes subrayaron antes de un almuerzo de trabajo que una extensión "voluntaria" de los vencimientos de los bonos del gobierno griego en poder de los inversionistas privados debe ser parte de la solución para garantizar la estabilidad de los mercados.

"Existe preocupación de que queremos causar un incidente sobre la deuda", dijo Merkel. "No queremos eso. Se trata de una participación voluntaria".

Merkel y su gobierno han apremiado en los últimos meses a los acreedores privados para que compartan una mayor parte de la carga, en medio de las presiones políticas de los electores alemanes inconformes con el apoyo al rescate financiero por 110,000 millones de euros en el 2010.

Ambos gobernantes dijeron que es necesario concertar con celeridad un nuevo plan de rescate financiero para Grecia a fin de asistir al país y garantizar la estabilidad del euro.

"Cuanto más pronto mejor", expresó Merkel. Los ministros de finanzas europeos se reunirán este fin de semana en un intento por encontrar una solución al problema.

Una decisión para ampliar los vencimientos de los bonos griegos sin el consentimiento de los acreedores o una reducción del valor de la deuda tendría una repercusión inmediata en los bancos, y el mayor temor sería el del contagio.

Esto desataría una reacción en cadena de difícil predicción que enturbiaría los mercados y haría más difícil a otros países endeudados afrontar sus deudas, además del posterior encarecimiento del crédito para las naciones de la eurozona.

"Haremos todo para mantener al euro y su estabilidad en general", expresó Merkel.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Periodista hispana vivió en carne propia la intolerancia de integrante del KKK
No te pierdas
×