FMI advierte riesgos de inflación en AL

El alza en combustibles y alimentos complica el reto de contener precios y proteger a los pobres; el organismo financiero revisó ligeramente al alza su estimado de crecimiento para México a 4.7%;
crecimiento  (Foto: Photos To Go)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las brechas del producto se han cerrado en gran parte de la región de América Latina y están apareciendo los primeros indicios de sobrecalentamiento, advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Puntualizó que la inflación está en alza, los déficits en cuenta corriente están aumentando, y el crédito y los precios de los activos están creciendo con rapidez y destacó que el aumento de los precios mundiales de los combustibles y alimentos están complicando el reto de contener la inflación y proteger a los pobres.

En la actualización de "Perspectivas de la economía mundial", el organismo revisó ligeramente al alza su estimado de crecimiento económico para México en 2011 al pasarlo de 4.6% en abril a 4.7% en su reporte de junio.

Como en la mayoría de los países las brechas del producto se han cerrado, consideró que se deberían eliminar las políticas macroeconómicas acomodaticias. Aunque en los últimos meses muchos países han modificado su política monetaria, al subir su tasa de interés, aún es crítico continuar ajustando la combinación de políticas para reducir el ritmo del gasto público y evitar recargar excesivamente la política monetaria en un contexto de apreciación cambiaria y sustanciales entradas de capital.

Ante el fuerte crecimiento de los precios de los activos y del crédito, los países también deberían continuar fortaleciendo las medidas macro prudenciales y posiblemente utilizar controles de capital para afianzar la capacidad de resistencia de sus sistemas financieros, estimó el FMI.

En su opinión, el crecimiento en América Latina y el Caribe superará 4.5% en 2011 y convergerá hacia su tasa potencial, de aproximadamente 4% en el curso de los próximos dos años. La expansión continuará liderada por la demanda interna, y acompañada por crecientes déficits en cuenta corriente.

Este escenario de base supone un retiro significativo de las políticas de estímulo y cierta desaceleración de la demanda del sector privado, particularmente en el caso de los grandes exportadores de materias primas.

Hay indicios de que la actividad finalmente se está afianzando en las economías que mantienen lazos reales más estrechos con las economías avanzadas, cuya recuperación ha quedado rezagada.

Sin embargo, el crecimiento de muchos países de América Central y del Caribe seguirá estando limitado por la lenta recuperación de las remesas y del turismo, y por términos de intercambio menos favorables.

La elevada deuda pública requerirá una consolidación fiscal sostenida en el Caribe, lo cual también representará un freno para el crecimiento.

El organismo financiero resaltó que la expansión ha sido particularmente fuerte en América del Sur, donde los elevados precios de las materias primas y las favorables condiciones de financiamiento externo están alimentando una la demanda interna que, de no controlársela, podría conducir pronto al sobrecalentamiento.

La recuperación de muchos países de la región ha cobrado cierta fuerza, aunque el crecimiento continúa limitado por fuertes vínculos reales con economías avanzadas que están creciendo con mayor lentitud (sobre todo Estados Unidos), por términos de intercambio menos favorables y, en algunos casos, por una deuda pública elevada.

Aunque persisten los riesgos a la baja para la economía mundial, los riesgos para las perspectivas de América Latina a corto plazo se encuentran algo más equilibrados.

El crecimiento del PIB podría resultar más elevado si el endurecimiento de las políticas que se supone en este informe no se concreta, o si resulta insuficiente para desacelerar la demanda interna.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, en este escenario, la inflación y los déficits en cuenta corriente podrían resultar superiores a lo proyectado, planteando el riesgo de una dinámica de auge y colapso.

Del lado negativo, un serio endurecimiento de las condiciones financieras mundiales podría producir un cambio de dirección de los capitales canalizados hacia la región e influir negativamente en sus perspectivas.

Ahora ve
La molestia empresarial contra Donald Trump no ha parado de crecer
No te pierdas
×