Grecia está en el límite de resistencia

Las afectaciones a ese país en caso de incumplimiento de pagos se esperan en los próximos 6 meses; el impacto en los bancos europeos podría generar una crisis de liquidez en todo el mundo.
grecia  (Foto: Cortesía Fortune)
Cyrus Sanati

Después de un año de ir por un rumbo pesimista, parece ser que Grecia incurrirá en moras en su carga de deuda masiva. Los levantamientos y los puntos muertos políticos en la pequeña nación europea esta semana muestran que hay límites en la cantidad de estrés económico que puede soportar un país antes de 'tirar la toalla'. Aunque Grecia podría ser la más afectada en caso de un incumplimiento, los efectos dominó podrían alterar al sector bancario de Europa y crear un evento de liquidez que no se veía desde los días oscuros de 2008. Pero aunque sería difícil decir con certeza qué efectos tendría el incumplimiento en Grecia, lo que parece muy certero es que ocurrirá en los próximos seis meses. Eso no es ninguna sorpresa si vemos la declaración de ingresos del país; Grecia fue obligado a recortar el gasto público para poder pagar su enorme deuda.

El problema es que los recortes masivos en el gasto hicieron que la economía en Grecia se contrajera, reduciendo su capacidad de pagar la deuda. La decisión de recortar el gasto no fue tomada a la ligera. Las medidas de austeridad impuestas por el Gobierno griego el año pasado fueron parte de un acuerdo que hizo el país con el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional. El país accedió a reducir su gasto para recibir 110,000 millones de euros en los próximos cinco años para ayudar a atender su deuda. En esencia, los griegos tomaron prestado dinero para pagar a sus acreedores.

Cualquiera que haya intentado pagar una deuda puede ver la falla en la estrategia. La estrategia simplemente retrasa una moratoria inevitable, a menos que se hagan cambios serios y dolorosos. Los arquitectos del plan dijeron que fue diseñado para dar a Grecia algo de espacio para ‘poner la casa en orden'. Pero al obligar a Grecia a recortar su gasto tan pronto, el BCE y el FMI básicamente enviaron al país al fracaso.

Esto se debe a que gran parte de la economía griega depende del gasto gubernamental. Al recortar el gasto tan rápido, el país cayó en una profunda recesión. El PIB de Grecia podría contraerse 3.5% este año, por encima de lo que se pensaba originalmente, gracias, en gran medida, a los recortes en el gasto. La tasa de desempleo en el país llegó a 15.9% durante el primer trimestre del año, por encima del 14.2% del trimestre pasado.

Grecia nunca podrá ‘poner la casa en orden' si la economía se sigue contrayendo. A pesar de los recortes masivos en el gasto, los griegos siguen teniendo un enorme déficit presupuestal. Para empeorar todo, el gobierno informó esta semana que el déficit creció 12.9% durante los primeros cinco meses del año, 13.2% más que donde se predecía que estaba. Los economistas calculan que Grecia necesita un superávit presupuestal de 10% del PIB para cumplir con sus obligaciones y estabilizar su economía.

Por eso es entendible que algunos sientan que la situación luzca un poco desesperada en este punto. El parlamento griego votará por nuevas medidas de austeridad para poder recibir el siguiente pago en efectivo por parte del BCE y del FMI. El primer ministro griego, George Papandreou, implementó un plan para ahorrar 78,000 millones de euros de gasto gubernamental en los próximos cinco años. El partido opositor está entendiblemente alarmado y quiere que el primer ministro renegocie los términos del acuerdo con el BCE.

Consecuencias del contagio

El primer ministro logró aprobar una legislación en el pasado gracias a su apenas mayoría en el parlamento griego. Pero es muy posible que pierda la mayoría en los próximos días, ahora que los miembros de su partido comienzan a renunciar en protesta. Esto implicaría que el primer ministro reciba un voto de no confianza, por lo que el gobierno entero colapsaría.

Si el gobierno cae, no podrá salir adelante con los recortes requeridos para recibir la última asignación de fondos bajo el plan de 110,000 millones de euros, lo que a su vez significaría que Grecia tendría que incumplir en su deuda, que caduca en agosto, pues no tiene dinero para pagarla. Esto desencadenaría una serie de eventos que, si no se manejan adecuadamente, podrían crear un contagio económico masivo con consecuencias severas.

Una incursión en moras podría atascar a la economía griega. El sistema bancario griego podría colapsar a medida que sostiene miles de millones de euros de deuda gubernamental griega. Otros bancos se negarían a prestar a los bancos griegos, y el EBC podría recortar su línea de efectivo. La liquidez se secaría y de pronto ya no habría dinero en Grecia.

Este caos podría generar una espiral con repercusiones más allá de las fronteras de Grecia; primero desencadenaría cerca de 5,000 millones de dólares de swaps de crédito morosos (CDS) que los inversionistas en bonos griegos tomaron para protegerse del incumplimiento de pagos. Las instituciones financieras que emitieron los CDS necesitarían pagar el valor de su bono de inmediato, afectando su balance final. Además, los bancos extranjeros con deuda gubernamental griega necesitarían asegurar o cancelar el valor de la deuda en caso de moras.

¿Te suena familiar? Es similar a lo que ocurrió en 2008 cuando los bancos fueron obligados a cancelar miles de millones de dólares en valores respaldados por hipotecas. Afortunadamente, la cantidad que necesita ser asegurada esta vez sería manejable. Los bancos extranjeros tienen 54,200 millones de dólares en bonos gubernamentales griegos, con el 96% de dicha cantidad propiedad de bancos europeos. Los prestamistas alemanes fueron los dueños extranjeros más grandes de bonos gubernamentales griegos al final del año pasado, con un total de 22,700 millones de dólares. Los prestamistas franceses estuvieron en la segunda posición, con 15,000 millones de dólares de exposición.

Pero eso es sólo deuda gubernamental. Un colapso de la economía griega también pondría en problemas a la deuda privada, forzando incluso más cancelaciones en el sector bancario europeo.

Es por esto que esta semana Moddy's emitió advertencias de crédito para tres bancos franceses importantes: BNP Paribas, Societe Generale y Credit Agricole, que en conjunto tienen 65,000 millones de dólares en deuda privada y pública griega. La reducción de la deuda comenzaría a alterar al sistema financiero mundial.

Efecto dominó

El principal miedo por una incursión griega en moras no es la incursión en moras misma, sino el mensaje que enviaría a otros países que luchan por pagar su deuda. Irlanda ya comenzó a renegar en parte de sus pagos de bonos, desencadenando reclamos por CDS. Esto podría acelerarse si Grecia no paga, pues ahora la población de estos países, que enfrentan fuertes medidas de austeridad, podrían obligar a sus líderes a ‘actuar a la griega' y dejar de pagar la deuda. Las moras en cascada en Irlanda y Portugal, con los bonos gubernamentales, tendrían un efecto dominó en el sector bancario europeo.

Pero una vez más, mientras que la cantidad de deuda gubernamental de estos dos países es enorme, no es nada en comparación con la cantidad de deuda pública tomada por sus ciudadanos en bancos extranjeros. Si el euro colapsa como resultado de estos incumplimientos, estas deudas quizás tendrán que ser canceladas, lo que causaría un gran malestar para los bancos. El ciclo continuaría con España e Italia deshaciéndose de sus deudas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por ahora, la política oficial del BCE y del FMI es mantener a los griegos a flote, sin mencionar el riesgo moral que implicaría hacerlo. Es posible que se deshagan de las reglas del libro y sigan financiando el déficit griego, pero esto sólo retrasaría el incumplimiento de Grecia. Eventualmente, los griegos y sus tenedores de bonos tendrán que llegar a un acuerdo sobre qué tenedores de bonos recibirán recortes en el valor de sus bonos.

Esta reestructuración sería equivalente al incumplimiento, pero podría ser contenido para evitar un escenario del día del juicio final.

Ahora ve
Para la NASA, el eclipse de este lunes es una “coincidencia celestial”
No te pierdas
×