Los especuladores van en contra del peso

En una semana las posiciones largas en Chicago se han reducido 47%, hasta 2,000 mdd: analistas; el panorama para los mercados financieros luce sombrío por Grecia, dice Mario Correa, de Scotiabank.
pesos  (Foto: Photos To Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En los últimos días, las apuestas especulativas a favor del peso mexicano en el mercado de futuros de Chicago, comenzaron a disminuir de forma relevante.

Ante la incertidumbre global, los inversionistas han optado por cerrar posiciones con lo cual la tenencia que favorece una apreciación del tipo de cambio sigue disminuyendo. En esta ocasión pasó de 3,848 millones de dólares a 2,041 millones.

Esto implicó una baja de 1,807 millones de dólares en la semana del 6 al 13 de junio pasado; es decir, casi 47% menos en las apuestas que había a favor de una tendencia de fortalecimiento del peso, lo que en parte presionó a la moneda mexicana que llegó a cotizar en cerca de 12 pesos por dólar en días pasados.

El panorama para los mercados financieros internacionales luce sombrío, toda vez que en las siguientes semanas se decidirá si Grecia recibe un nuevo paquete de ayuda financiera o si se genera un incumplimiento, siendo que la segunda opción parece más probable, advierte Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank.

De hecho, es probable que el tipo de cambio sea la variable más sensible a los cambios en el entorno en los próximos días y si el nerviosismo internacional continúa aumentando, sería factible ver niveles por arriba de los 12 pesos en las próximas semanas, indica en su análisis semanal.

Al borde del incumplimiento, el Gobierno griego trata de implementar medidas adicionales de ajuste fiscal para obtener el nuevo trecho de ayuda financiera, pero enfrenta un fuerte rechazo popular que genera dudas respecto a su estabilidad.

Sin embargo, Correa resalta que el problema de Grecia no es sólo de Grecia. Si se presentara un incumplimiento del Gobierno griego, esto implicaría la reducción de golpe del valor nominal de la deuda, que algunos analistas estiman podría llegar al 50%.

La afectación más fuerte sería, en principio, para los franceses y alemanes, que a diciembre de 2010 tenían una exposición de 53,000 y 34,000 millones de dólares a Grecia. Pero si el país helénico cae en incumplimiento, otras economías con problemas fiscales similares podrían seguir el mismo destino.

La exposición de los bancos franceses y alemanes a Grecia, Portugal, España, Irlanda e Italia (los llamados PIIGS) sumaba 647,000 y 533,000 millones de dólares, con ello la salud del sistema bancario europeo se vería en entredicho, y un contagio al sistema bancario global podría presentarse.

La presión sobre el peso ha tenido su fuente en el temor de los inversionistas globales por los malos datos coyunturales de la actividad económica en EU y su posible contagio a la actividad en México y se ha visto acentuada ante la falta de acuerdos y definición en el tema de la deuda de Grecia, así como en el techo de endeudamiento y déficit fiscal de Estados Unidos, indica Rodolfo Campuzano.

En el ámbito global, los inversionistas han adoptado una actitud de disminuir riesgos ante los importantes factores de incertidumbre, lo cual implica de algún modo también cobrar utilidades y estima que ello ha sucedido con la cotización del dólar.

Sin embargo, destaca la sólida condición financiera de México, además de que carece de problemas estructurales en sus finanzas públicas, por lo que la debilidad del peso es temporal y que el alza del tipo de cambio no debiera extenderse mucho más, considera en su reporte semanal.

El optimismo sobre el crecimiento ha bajado significativamente conforme los inversionistas esperan crecientemente que temas del área Euro y China perturben a los mercados, revela la Encuesta Macro de Barclays Capital Global, la cual recoge las opiniones de 862 inversionistas institucionales.

El trimestre pasado, las dos clases de activo que fueron ampliamente vistas como las más atractivas fueron los commodities (con 41% de las respuestas) y acciones (31%), ambas tienden a desempeñarse bien cuando el crecimiento es robusto. Los bonos, los cuales tienen a entrar en rally cuando se incrementan los temores, recibieron menos de 20% de las respuestas.

Ahora, en la encuesta de junio, las respuestas a la pregunta de cuál es la clase de activos más parejamente distribuida, los commodities fueron vistos ahora como los menos atractivos (15%) y los bonos ganaron un poco más de 30% de los votos.

La política monetaria de EU no es vista como un gran negocio, con los inversionistas en todas las clases de activos esperando poco impacto. Es fácil comprender la falta de confianza en el crecimiento o las muy dispersas opiniones dados los muchos riesgos que encara la economía global en el momento, destaca la encuesta.

Pero la política monetaria de EU no parece ser vista como particularmente grande. Entre las respuestas de crédito de los encuestados, más de 70% de las respuestas sugieren que al final del segundo trimestre tendría poco impacto en los mercados de crédito.

Cerca de 80% de los inversionistas accionarios no ven cambio en tendencia hasta que la Fed en realidad restrinja su política monetaria (ya sea limitando sus estados financieros o elevando tasas), solo un octavo de los inversionistas en mercados emergentes y menos de 10% de los inversionistas accionarios piensan que es el riesgo más grande a la baja entre los inversionistas de mercado de cambios, es que la política monetaria de EU no tendrá efecto porque ya está descontada.

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×