Demócratas piden nuevos recortes en EU

El partido exige ajustes en gastos carreteros y energías limpias en la negociación del presupuesto; esto puede dilatar aún más el acuerdo para elevar el límite de deuda para evitar caer en moratoria.
capitol eu congreso reforma presupuesto  (Foto: CNN)
WASHINGTON (CNN) -

Los esfuerzos en el Congreso estadounidense para evitar una moratoria de la deuda soberana enfrentaron un nuevo obstáculo este miércoles, cuando los líderes demócratas pidieron que se efectúen gastos adicionales para impulsar a la débil economía.

Las demandas demócratas entran en contradicción con los esfuerzos de los negociadores, que están intentando ahorrar billones de dólares en el presupuesto, como parte de un trato que a cambio le permita al Congreso elevar el límite del endeudamiento antes de que el país se quede sin dinero para hacer frente a sus obligaciones.

Estas conversaciones se han centrado principalmente en los recortes del gasto que entrarían en vigor en los próximos 10 años.

Los senadores demócratas quieren que el trato incluya dinero para la construcción de autopistas, un recorte de los impuestos a las nóminas y subsidios para energías limpias, con el objetivo de combatir la tasa de desempleo, que se sitúa en 9.1%.

"Asentar la recuperación antes de entrar en estos recortes del déficit", afirmó el senador demócrata Dick Durbin al explicar su plan.

"Hacer que la gente vuelva a trabajar. Vamos a movernos en esa dirección", agregó.

La contradicción entre estímulos y austeridad resalta el precario estado de las finanzas en Estados Unidos, mientras el país enfrenta costos insostenibles de salud y de jubilación al mismo tiempo que intenta recuperarse desde la peor recesión desde la década de 1930.

El grupo negociador encabezado por el vicepresidente Joe Biden, que incluye a seis legisladores republicanos y demócratas, aspira a llegar a un acuerdo la próxima semana, pero los negociadores siguen en desacuerdo sobre algunos de los grandes temas de contabilidad fiscal.

"Necesitamos miles de millones de dólares en ahorro y en recorte del gasto para demostrar a los estadounidenses que aquí estamos cambiando el sistema", aseguró el representante Eric Cantor, el segundo líder republicano en la Cámara de Representantes, quien participa en las conversaciones.

Los republicanos afirman que no van a considerar incrementos de impuestos, mientras que los demócratas han afirmado que no apoyarán recortes a los programas de salud.

El presidente Barack Obama y el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, el líder más importante de los republicanos en Washington, quieren que el grupo que coordina Biden concluya su trabajo para el 1 de julio.

Esto, con el objetivo de dar tiempo a que el proyecto sea aprobado en la Cámara Baja, que está controlada por los republicanos, y en el Senado, con mayoría demócrata.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La petición de los senadores demócratas de incluir estímulos económicos será rechazada por los republicanos, que consideran que el plan de estímulo de Obama del 2009 fue un fracaso que costó 814,000 millones de dólares.

Los republicanos afirman que también están interesados en la creación de empleo, pero que su propuesta se centra en los recortes fiscales y en la desregulación (dos propuestas que con seguridad perecerán en el Senado).

Ahora ve
Cinco consejos para viajar aunque no tengas mucho dinero
No te pierdas
×