Grecia ‘afila la guillotina’

El Gobierno aprobará un paquete de austeridad tras sobrevivir a una moción de confianza; a través de recorte de gastos, alzas de impuestos y ventas de activos, busca recaudar 12,000 mde.
grecia  (Foto: AP)
ATENAS (CNN) -

El Gobierno de Grecia aprobará este miércoles un nuevo paquete de austeridad después de que sobrevivió a una moción de confianza que suponía un obstáculo crucial en la batalla para evitar la primera cesación de pagos de deuda soberana en la zona euro. El remodelado gabinete del primer ministro George Papandreou quiere lograr la aprobación parlamentaria para un paquete de recorte de gastos, subidas de impuestos y ventas de activos estatales antes del 28 de junio y ponerlo en marcha el 3 de julio para garantizarse los 12,000 millones de euros en ayudas que son vitales para evitar la bancarrota.

La votación se produce tras un ultimátum europeo que vincula la entrega del próximo tramo de un paquete de ayuda de 110,000 millones de euros de la UE y el FMI al nuevo plan de austeridad de cinco años, más duro que el anterior.

Sin los préstamos, Atenas caería en el impago el próximo mes, lo que provocaría una onda expansiva a través del sistema financiero mundial.

El euro subió con la esperanza de que la amenaza inmediata de caos de los mercados pudiera evitarse.

Pero las ganancias fueron efímeras, porque los operadores seguían preocupados por la voluntad de aplicar las duras medidas de austeridad ante una feroz resistencia de la opinión pública y por las dudas sobre la capacidad de Grecia de reducir su deuda sin algún tipo de reestructuración.

La rentabilidad de la deuda pública griega se estrechaba ligeramente contra el bund de referencia, con descenso de 28 puntos básicos del bono a dos años, mientras que las acciones bancarias griegas abrían planas tras fuertes subidas del martes.

Después de breves escaramuzas entre policías y manifestantes después de la votación nocturna, las calles de Atenas estaban tranquilas el miércoles, con el tráfico circulando con normalidad a través de la plaza Syntagma, donde 20,000 manifestantes rodearon el Parlamento el martes por la noche.

El Gobierno ganó la moción de confianza nocturna por 155 votos frente a 143 con dos abstenciones después de que todos los diputados del Partido Socialista de Papandreou votaran unánimemente con el Gobierno.

Sin embargo, con los sindicatos levantados y gran parte de la opinión pública indignada por las nuevas medidas de austeridad, la aplicación de cualquier reforma supondrá un desafío mientras Grecia lucha contra su peor recesión en 37 años.

"Dentro del Parlamento no hay ningún problema, el verdadero problema está en la sociedad", dijo Costas Panagopoulos, de la encuestadora ALCO.

"Hay mucha decepción en la sociedad griega, hay mucha ira y no hay ninguna esperanza. El nuevo ministro de Finanzas y el Gobierno (...) tienen que ofrecer alguna esperanza, porque de otro modo no sé cómo el Gobierno podría mantenerse estable", agregó.

Suavidad con tenedores privados

La canciller alemana, Angela Merkel, se opuso este miércoles a la presión que ejercen algunos políticos de su país para actuar con más dureza ante los tenedores privados de bonos griegos.

Según Merkel, forzar a los acreedores privados a asumir pérdidas podría desatar un contagio difícil de controlar en Europa.

La canciller expresó ante un comité de asuntos europeos del Bundestag, el parlamento alemán, que imponer un descuento a la deuda griega empujaría a algunos países, actualmente capaces de resolver sus propios problemas, hacia el mecanismo de rescate financiero europeo.

"Entonces tendremos una situación en la que otros países, pero no Alemania, sean incapaces de recapitalizar sus bancos sin convertirse en los objetivos de los mercados y dispararemos un contagio en Europa del cual no quiero ser responsable", expresó Merkel.

El impago, ¿única salida para Grecia?

Gobiernos acreedores de la zona euro iniciaron el miércoles conversaciones con bancos comerciales y aseguradoras sobre una contribución "voluntaria" del sector privado a un segundo programa de rescate para Grecia, dijo una fuente del Gobierno alemán.

"El Ministerio de Finanzas (alemán) ha invitado a los bancos y a las aseguradora a conversar a nivel de grupo de trabajo en Francfort", dijo la fuente a Reuters, añadiendo que los contactos comenzarían también en otros países de la zona euro de 17 países.

A los tenedores de bonos privados se les pedirá que se comprometan a ampliar los vencimientos de sus bonos griegos cuando venzan, pero Berlín fue obligado a abandonar un plan más ambicioso de canje de bonos que ampliaba los vencimientos siete años, después de que el Banco Central Europeo se opusiera a ello.

En declaraciones realizadas horas después de la votación, Mohamed El-Erian, al frente de Pimco, el mayor fondo de bonos del mundo, dijo que esperaba que Grecia acabara en un impago de su deuda.

"En los próximos tres años veremos a las economías resolviendo sus diferentes problemas. Para las economías europeas, especialmente Grecia, esto sería a través de una cesación de pagos", dijo El-Erian a periodistas en una conferencia en Taipéi.

"Si tenemos miedo, si desperdiciamos esta oportunidad, entonces la historia nos juzgará muy severamente", dijo Papandreou en una aparición final por apoyo previo al voto.

Tras haber incumplido ya objetivos acordados en su primer rescate de hace un año, Atenas necesita las reformas para seguir recibiendo esos fondos y garantizar un segundo rescate valorado en unos 120,000 millones de euros.

El nuevo plan a medio plazo prevé recaudar 50,000 millones de euros vendiendo firmas estatales e incluye 6,500 millones en consolidación fiscal del 2011, casi duplicando medidas existentes que han ayudado a prolongar una profunda recesión a su tercer año.

La mayoría de los analistas siguen escépticos sobre la capacidad de Grecia de saldar su enorme deuda pública de 340,000 millones de euros, 1.5 veces su producto interior bruto anual y más de 30,000 euros por cada uno de sus 11.3 millones de habitantes, incluso si se aplican las reformas.

Pero por ahora tanto los mercados como los políticos europeos están deseando dar a Grecia el beneficio de la duda.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, que había presionado antes de la votación, expresó alivio.

"El voto de esta noche en el Parlamento griego elimina un elemento de incertidumbre de una situación ya muy difícil", declaró, añadiendo que Papandreou podría concentrarse ahora en la aplicación de las reformas.

 

Ahora ve
Asamblea Constituyente disuelve a la Asamblea Nacional en Venezuela
No te pierdas
×