Grecia ahora requiere consenso interno

Tras el aval de Europa y FMI a su plan de austeridad, el primer ministro pide al Congreso aprobarlo; el acuerdo significará recortes masivos en el sector público.
grecia geroge papandreou crisis deuda  (Foto: CNN)
BRUSELAS (CNN) -

El primer ministro griego, George Papandreou, dijo este viernes que esperaba que su partido socialista logre la mayoría parlamentaria requerida para aprobar la próxima semana el nuevo plan de austeridad.

Papandreou dijo que creía que los legisladores de su partido PASOK habían mostrado su determinación para evitar que Grecia caiga en una cesación de pagos. Sin la aprobación del plan de ajuste, la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) no desembolsarán el próximo tramo de ayuda y el país no podría pagar sus obligaciones.

"Esta madurez me hace confiar en el criterio de los legisladores para que superemos este obstáculo y sigamos con estas reformas realmente duras que serán beneficiosas para el país", afirmó Papandreou en una conferencia de prensa en el marco de la cumbre de la UE en Bruselas.

Tras reconocer el malestar de la población griega, el primer ministro dijo que el sistema impositivo de su país seguía siendo injusto y que su Gobierno aumentaría sus esfuerzos para reformarlo.

"La mayor injusticia en nuestro país, y es realmente una injusticia, es el sistema impositivo", señaló.

El Gobierno de Grecia enfrenta a un electorado que se opone vehementemente a las medidas de austeridad que deben ser aprobadas por el Parlamento la próxima semana con el fin de evitar la moratoria, pero había avances en convencer a los bancos de que tomen parte del segundo rescate.

Una encuesta de opinión del viernes puso a la oposición conservadora de Grecia (que rechaza el plan) 2.1 puntos por encima del Partido Socialista PASOK del primer ministro George Papandreou y mostró que tres cuartos de los griegos se oponen a las alzas de impuestos y recortes de gasto.

Los líderes de la Unión Europea reunidos en Bruselas prometieron más dinero para ayudar a Grecia a evitar la inminente quiebra, a cambio de que su Parlamento apruebe el plan de recortes de deuda, en conversaciones de último minuto con los prestamistas internacionales.

"Hemos acordado que habrá un nuevo programa para Grecia para lo cual el Parlamento griego tendrá que votar la próxima semana", dijo la canciller alemana, Angela Merkel, a periodistas en una cumbre de la UE en Bruselas.

Si el Parlamento no aprueba las medidas, la UE y el Fondo Monetario Internacional han dicho que no liberarán un vital tramo de 12,000 millones de euros en financiamiento y Atenas quedará corto de dinero en pocos días.

Papandreou, que logró un voto de confianza del Parlamento esta semana por 155 votos a favor en el Parlamento de 300 escaños, despidió a su ministro de Finanzas y nombró a un rival de su partido Evangelos Venizelos para conseguir que el plan de cinco años tenga respaldo en su colectividad y en el público.

Venizelos dijo el jueves que el nuevo proyecto de ley, el plan de mediano plazo y una ley de implementación separada serán aprobados por el Parlamento el 30 de junio.

Pero en una señal de la incertidumbre en torno a la votación, un diputado del partido gobernante dijo que votará en contra del plan de recortes de gasto, alzas de impuestos y privatizaciones.

"Las tiendas están cerrando todos los días y nosotros estamos tomando medidas anti-crecimiento", dijo el disidente Thomas Robopoulos, uno de los pocos empresarios del Parlamento.

El principal partido de oposición, Nueva Democracia, ha dicho que también votará en contra del plan, aunque su líder Antonis Samaras ha dicho que su colectividad apoyaría algunas medidas, ya que está de acuerdo con las privatizaciones.

Un portavoz del Ministerio de Finanzas alemán dijo que la zona euro esperaba no solo que el Gobierno llevara a cabo las medidas sino que era necesario un amplio consenso.

Llevar los bancos a la mesa

Grecia aceptó un paquete de 110,000 millones de euros en préstamos de la UE y el FMI en mayo del 2010, pero ahora necesita un segundo paquete de tamaño similar para cumplir con sus obligaciones financieras hasta finales del 2014, cuando espera volver a los mercados de deuda.

La zona euro quiere que los bonistas privados de Grecia refinancien hasta 30,000 millones de euros de deuda soberana como parte de un nuevo paquete de asistencia para Atenas.

Hay una lista creciente de bancos dispuestos, en principio, a formar parte de un esquema de refinanciamiento voluntario, aunque no dieron detalles de cómo funcionaría esta estructura ya que no está terminada.

El Gobierno español pidió a los bancos y aseguradoras que refinancien la deuda soberana griega durante los próximos cinco años, dijo el viernes una fuente cercana al tema a Reuters.

Esto, luego de que instituciones financieras de Grecia, Italia y Bélgica manifestaran su disposición a refinanciar los bonos griegos cuando lleguen a sus fechas de vencimiento según los lineamientos de la Iniciativa de Viena 2009, donde los bancos aceptaron mantener su exposición a los países del centro y este de Europa tras la crisis financiera.

Fuentes comentaron a Reuters el miércoles que las autoridades financieras de Alemania, Francia y Holanda también habían iniciado discusiones con bancos y aseguradoras.

En la cumbre de la UE en Bruselas, Papandreou prometió llevar adelante una reforma económica radical después de que Venizelos llegó a acuerdo con los inspectores de la UE y el FMI sobre alzas tributarias y recortes de gastos adicionales para cerrar una brecha de fondos de 3.800 millones de euros.

Pero los griegos seguían sus protestas diarias contra las medidas, que muchos sienten que castigan injustamente a la gente común.

"Estas medidas son injustas y antidemocráticas", dijo el artesano de 63 años Filippos Vlatis.

Empleados de la principal generadora de electricidad PPC, que será privatizada el próximo año, vivían su quinto día de huelga este viernes.

El Gobierno acordó con la llamada "troika" de la UE, el FMI y el BCE un plan quinquenal de austeridad por 28,400 millones de euros.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El jueves pasado, Venizelos anunció medidas adicionales como recortes de gasto extra, rebajar el umbral mínimo del impuesto a la renta e imponer un "tributo solidario" especial.

El costo de asegurar la deuda griega contra la cesación de pagos o los Credit Default Swaps (CDS) a cinco años subían 32 puntos básicos a 2,055 pb, según la firma Markit. Esto significa que cuesta 2,055 millones de euros proteger 10 millones de euros en exposición a los bonos helenos.

Ahora ve
Canciones y frases con las que recordamos a José Alfredo Jiménez
No te pierdas
×