Piratería ‘enferma’ a los mexicanos

La venta ilegal de medicamentos creció 32% en 2010 y el robo a camiones con fármacos subió 40%; suplementos para bajar de peso y tratamientos para problemas sexuales, entre los más ‘cotizados’.
pirateria medicina  (Foto: Especial)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los medicamentos son el producto que mayor robo presentó en el primer semestre del año, por encima de artículos de consumo, prendas de vestir, calzado y bebidas.

Su condición como productos de alta rotación y lo cotizado que resultan los empaques en el mercado negro, los convierte en un ‘blanco' atractivo para quienes se dedican a la piratería de fármacos, menciona un análisis de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI).

"El robo a autotransportes se incrementó 50% durante 2010 y se prevé que ascienda al menos tres puntos porcentuales este año. Los cargamentos predilectos en estos robos eran los comestibles y los artículos electrónicos. Sin embargo, los medicamentos ya escalaron el primer lugar en las preferencias delictivas", afirma Alejandro Desfassiaux, presidente de GMSI.

El incremento en la participación de genéricos en el mercado logró el descenso de precios de algunos medicamentos y, en forma simultánea, incrementó la oferta de productos similares y de fármacos robados o falsificados, además del contrabando y la venta ilegal de muestras médicas, menciona la empresa de seguridad.

De acuerdo con cifras de Alianza contra la Piratería, en 2010 la piratería de medicamentos tuvo un incremento de 32%, mientras que el robo a camiones con fármacos creció 40%.

Zonas de venta informal -mercados, casas acondicionadas como comercios e Internet- son algunos de los puntos preferidos de venta de fármacos de contrabando, falsificados, caducos o muestras médicas no controladas.

Es muy común ver anuncios de comercialización apócrifa en farmacias y hospitales, hasta de medicamentos de clase 1,2 y 3, que corresponden a los de alto riesgo y suministro controlado (como los productos para tratamiento de cáncer), comenta Desfassiaux.

Los medicamentos más falsificados son los suplementos alimenticios para bajar de peso, ‘remedios' para mejorar el desempeño sexual y aquellos denominados como "controlados", como los psicotrópicos para tratar padecimientos del sistema nervioso, según Alianza contra la Piratería.

El robo comprende desde genéricos intercambiables hasta productos de patente, el 38% de ellos corresponde a antibióticos, antihipertensivos e hipoglucemiantes, refiere GMSI.

México se ha convertido en un paraíso para esta industria. Mientras Asia se considera el territorio donde se elaboran los medicamentos pirata por antonomasia, en territorio nacional se localiza uno de los mayores mercados negros y de fabricación de empaques de fármacos idénticos a los originales, explica el directivo de la firma de seguridad.

Datos de la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex) advierten que 60% de los medicamentos próximos a caducar no llegan a los depósitos para su destrucción. Cada año se producen en México 900 millones de fármacos, y de éstos un 10% está próximo a caducar (90 millones de unidades), pero sólo 36 millones tienen retorno: los 54 millones restantes no lo hacen y estos productos podrían tener como destino final el mercado informal.

Los comprimidos y solubles solían ser la presentación que más se prestaba a la fabricación ‘falsa', pero actualmente se elaboran todo tipo de empaques y de vías de administración. Una de las principales medidas adoptadas por la industria médica para evitar estos problemas fue regular la entrega de muestras médicas.

Bayer, por ejemplo, solicita a sus representantes médicos que el médico firme la entrega de muestras médicas para llevar un control eficiente del producto, comenta Desfassiaux. Sin embargo, algunas soluciones aún no se aplican, como la identificación de mercancía por radiofrecuencia y la certificación de personal.

La Asociación Mexicana de Envase y Embalaje (AMEE) ha propuesto iniciativas cuyo eje central es que el sector farmacéutico incorpore herramientas de seguridad en los envases, como sistemas RFID, hologramas, tintas reactivas y de reacción con agua, que permitan dar seguimiento al producto durante toda la cadena de suministro. En tanto estas medidas se adoptan, GMSI sugiere las siguientes precauciones previas a la compra de un medicamento:

1. Solicitar al médico una muestra del fármaco, sobre todo si se usa por vez primera, y observar bien las características físicas del empaque y medicamento: color, apariencia y consistencia.

2. Evitar adquirir el producto en sitios no autorizados y pedir una factura y/o constancia de entrega del medicamento, así disminuye la posibilidad de recibir una falsificación y se contará con un comprobante oficial en caso de alguna reclamación.

3. Desconfiar de promociones demasiado atractivas que sean efectuadas de manera exclusiva por una farmacia, Internet y establecimientos que no exijan receta médica para la venta de fármacos controlados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

4. Evitar consumir medicamentos sobrantes que se conserven en el hogar pues, además de no contar con una opinión profesional, se corre el riesgo de que las condiciones de almacenaje lejos de ser las idóneas, hayan afectado el producto.

Al desechar las cajas y empaques de los medicamentos, destrúyelos para evitar que sean reutilizados de manera ilegal por delincuentes.

Ahora ve
Una camioneta atropella a varios peatones en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×