Japón se encamina a “3ª década perdida”

Moody’s advierte que el débil crecimiento económico se agravará con la reconstrucción del país; la agencia ve que su lucha por reducir su déficit, impactará el gasto de una economía estancada.
japon central nuclear recontruccion sismo tsunami  (Foto: CNN)
TOKIO (CNN) -

Japón podría enfrentar una tercera "década perdida" de débil crecimiento económico que lo obligará a luchar por reducir la peor carga de deuda entre los países desarrollados, dijo este lunes la agencia calificadora Moody's.

La agencia consideró negativo que el Gobierno no pudiera cumplir el plazo autoimpuesto del 20 de junio para anunciar un plan de largo plazo para lidiar con la deuda del país, sugiriendo que esto acercaba a la economía a una revisión a la baja de su nota crediticia.

Japón ha permanecido en el fango del estancamiento económico durante gran parte de las últimas dos décadas, cayendo del segundo al tercer lugar de las economías más grandes del mundo, y con una deuda de cerca de 10 billones de dólares, aunque ha tratado de incentivar el crecimiento mediante el gasto.

Se espera que el terremoto y tsunami de marzo incrementen la carga de deuda debido al gasto del Gobierno para la reconstrucción.

"Mientras Japón probablemente tenga una recuperación en forma de 'V' en lo que resta del año a partir del terremoto del 11 de marzo, el subsecuente crecimiento económico podría decaer a un ritmo mediocre", comentó Moody's en un comunicado en su sitio web.

"No es inconcebible que el país tenga una tercera década perdida de crecimiento", agregó.

La economía de Japón se ha estancado desde que estalló la burbuja de precios de activos en 1990, dejando a los bancos con altas deudas y una economía deflacionaria.

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en la década hasta la crisis financiera global en el 2008 era de cerca del 1.3% al año, menos de la mitad del 3% de Estados Unidos.

"La visión de Moody's es comprensible", dijo Seiji Adachi, economista de Deutsche Securities. "La posibilidad de otra década perdida para Japón está creciendo", agregó.

En opinión de Adachi, las mayores tarifas eléctricas, un alza en el impuesto a las ventas y la posibilidad de elevar los tributos a la renta para financiar la reconstrucción dejarían a los japoneses con menos efectivo disponible.

"La combinación de estas tres cargas probablemente deprimirá el crecimiento económico", agregó Adachi.

Con el doble del tamaño de su economía (de 5 billones de dólares), la deuda de Japón es la más alta del mundo industrializado.

Las tres agencias calificadoras más importantes han dado señales de que podrían rebajar el estatus de crédito de Japón en momentos en que Tokio lucha por formular un plan creíble para reducir su deuda pública cada vez mayor.

El Gobierno japonés aplazó apoyar los planes para reducir la deuda pública el 20 de junio, debido a que algunos legisladores oficialistas se mostraron reacios a estar atados a un plazo límite para elevar el impuesto a las ventas y debido a la incertidumbre respecto a cuándo renunciaría el impopular primer ministro Naoto Kan, como ha prometido hacer.

"Este desarrollo es negativo para el crédito y no asegura las finanzas del Gobierno en un marco que extienda la posibilidad de contener la deuda", dijo Tom Byrne, vicepresidente senior de la agencia y oficial regional de crédito en comentarios publicados en el sitio web de Moody's.

En mayo, Moody's dijo que tardaría unos meses en completar una revisión a Japón para definir si rebajaba su nota "Aa2".

Al mismo tiempo, la agencia dijo que Japón podría evitar una rebaja de calificaciones si era capaz de realizar un plan sólido de reforma al sistema de gasto social y elevar la recaudación.

"Estamos sugiriendo que el resultado más probable sea una rebaja de nota, incluso con un programa fiscal sólido", dijo Byrne el 31 de mayo.

La calificación "Aa2" es la tercera más alta de Moody's y está un escalón por encima de las notas de Fitch Ratings y Standard & Poor's Ratings Services. Las tres firmas tienen un panorama negativo para sus calificaciones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Según un sondeo del diario Nikkei, el 60% japoneses quieren que Kan deje su puesto a fines de agosto.

"Para Japón, es inevitable elevar el impuesto al consumo", dijo Hiromasa Yonekura, presidente de la Federación Empresarial de Japón. "Necesitamos ver consolidación fiscal lo más pronto posible", sostuvo.

Ahora ve
Trump admite que no tiene grabaciones de sus conversaciones con James Comey
No te pierdas
ç
×