5 eventos que ponen la ‘piel de gallina’

El posible impago de Grecia es un ejemplo de que los inversionistas ven solo lo que pasa en el día; Duff McDonald muestra eventos clave que no deberían sorprender a los inversionistas, pero lo harán.
stocks  (Foto: AP)
Duff McDonald

¿Por qué el roce de Grecia con el incumplimiento de pagos tomó por sorpresa a tantos inversionistas? Con las acciones variando en todas las formas posibles desde hace dos semanas, pensaríamos que la gente lo vio venir. Pero no lo hizo. Aunque el país incurriera en el impago, ya deberíamos estar listos para eso. Pero "el mercado", quienquiera que sea, no puede pensar en más de una cosa al mismo tiempo.

Si Nike da un informe de ganancias mejor al esperado, podría olvidarse de Grecia en todo un día. Pero después la recordará. ¿Soy el único que ve la ridiculez de esta tendencia? Los informes trimestrales van y vienen, pero Grecia nunca pagará su deuda, así que no importa en realidad si los jefes de estado europeos, llenos de pánico, posponen el día de dar a conocer sus cálculos. Mis maestros de finanzas siempre me dijeron que el mercado "apreciaba" cosas como estas. Yo ya no me la creo: comienzo a pensar que los inversionistas globales no tienen idea de lo que ocurre.

Sí, sé que es difícil ser un inversionista profesional y no perder de vista la pelota. ¿Cómo hacerlo si hay cosas importantes qué saber, como quién mató a Caylee Anthony? Además, es verano, y la playa nos llama. Pero eso no significa que "el mercado" tenga derecho a ignorar eventos que se le aproximan. La situación de Grecia, muy cerca del incumplimiento, es sólo el último ejemplo de este tipo. El lanzamiento del segundo alivio cuantitativo (QE2) en noviembre del 2010 fue otro. La Reserva Federal (Fed) prácticamente envió señales de humo en torno a esto y aún así la gente reaccionó como si se hubiera enterado del asunto esa misma mañana.

La mala noticia: le pregunté a Pip Coburn, de Coburn Ventures, uno de los pensadores más intuitivos, si pensaba que los inversionistas se percatarían de los patrones más amplios alrededor de sus propias micro-decisiones. Su respuesta: no. "Creo que el problema de raíz es que los ‘inversionistas' viven en modo de supervivencia y pocas veces se esfuerzan por observar (en masa) sus propios patrones, y están sumergidos en las cosas del día", dice. "No creo que esto termine a menos que, de pronto, el 60% de los participantes del mercado, o más, decidan ver a las inversiones de forma seria, no como un voto aleatorio sin aumentar los niveles de pensamiento".

Bien, yo haré su trabajo por ellos. Para la columna de esta semana pretendo encontrar a algunas personas intuitivas que crean ver cómo se aproxima otra Grecia. No me refiero a predecir el ‘default' de una nación que tiene espantada a toda Europa; eso sería demasiado obvio (es Portugal, o quizás Italia o España). Me refiero a un puñado de eventos inevitables que la gente aún tiene que procesar, por una u otra razón. O quizás no sean inevitables, o en el caso número cuatro, ya están ocurriendo. Pero, ¿no podemos estar de acuerdo en mostrar cautela en torno a las posibilidades? ¿No podemos discutir esto para que los mercados no colapsen con sólo mencionar uno de estos temas?

- Un banco estadounidense importante necesitará recapitalización.

Candidato número uno: Bank of America. Christopher Whalen, el analista a cargo del Instituto de Análisis de Riesgo, señaló que el acuerdo hipotecario de esta semana, de 8,500 millones de dólares (14,000 millones de dólares con suplementos) lo vuelve algo incluso más probable. ¿Los inversionistas en los bancos se van a sorprender? Claro.

- Una crisis de deuda municipal en Estados Unidos.

Se ha escrito mucho en torno al hecho de que la analista estrella, Meredith Whitney, predijo una serie de impagos municipales, y aún no han ocurrido. Ella afirma que el estado de los estados y las finanzas locales son una crisis que llegará pronto. Y está en buena compañía. Warren Buffett predijo algo similar. Y cualquiera que piense que no estamos por ver otra ira pública al estilo de Grecia en el país tampoco se ha dado cuenta de que la basura sólo se recoge un día a la semana, no dos. Quizás demasiados analistas municipales viven en Manhattan y por eso no se dan cuenta.

- El motor económico chino tendrá un contragolpe, y todos lo sentiremos.

James Grant, de Grant's Interest Rate Observer, quiere recordarnos que el estado de los bancos chinos es peligroso. Todo lo que se refiere a hacer crecer los libros de préstamos demasiado rápido, ya sea con préstamos directos, con préstamos gubernamentales y con un porcentaje anormalmente alto de préstamos sin desempeño. Evan Lorenz, analista en Grant's, dice que "el llamado modelo de desarrollo asiático de inversión de activos fijos dirigidos por el estado siempre conllevará una colocación errónea masiva y una deuda infravalorada. Ya lo vimos con la Unión Soviética en los 80 y en Corea del Sur en los 90. Funciona hasta que ya no funciona. Y luego colapsa".

- Hablando de China, Mark Anderson, de Strategic News Service, dice que el esfuerzo de 30 años por parte de China para "obtener" propiedad intelectual de otras naciones está llegando a un punto decisivo. ¿Recuerdan el ataque de Aurora a Google, Juniper Networks, Morgan Stanley y Adobe? Al parecer, y esto apenas surgió en la última conferencia de Anderson, Intel también era uno de los objetivos. Olvídense de la mano de obra barata de China; Anderson está viendo la derrota del capitalismo a manos de la versión comunista china del mercantilismo, que está robándose efectivamente la propiedad intelectual occidental. Está planeando una conferencia en Washington D.C. este otoño para hablar del tema. No se la pierdan.

- Que no se nos olvide que tenemos el problema del límite de deuda.

Sé que se ha vuelto algo partidista en Washington, aunque por alguna razón que no comprendo, pues la santidad de las calificaciones de crédito del país debería ser un problema bipartidista. Los republicanos retan al presidente a jugar a la gallina, y muestran una profunda falta de atención más allá de sus propios números a corto plazo en las encuestas, que, tristemente, son un corolario de los inversionistas que no prestan atención al problema general.

¿Es parte de la naturaleza humana no dar un paso atrás y pensar en el contexto? No es un problema partidista, amigos. Matt Zames, presidente de ingreso fijo en JP Morgan, escribió a Tim Geithner el pasado abril, diciéndole que si arruinábamos esto, perderíamos inversionistas extranjeros, correríamos el riesgo de degradar nuestra calificación libre de riesgo tan apreciada, y desencadenaríamos una racha en los fondos de mercado monetario, así como aumentos en tasas de interés y riesgos en la economía.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero no hay problema, de verdad. Sigamos calificando pedazos de canciones en Fox News. Eso es lo que importa.

Hay que mantener el optimismo, amigos. Sólo hay que poner todas las cartas sobre la mesa. 

Ahora ve
Trump quiere un muro con paneles solares en la frontera con México
No te pierdas
ç
×