Eurozona considera cese de pagos griego

Por primera vez, el bloque no descartó un ‘default’ selectivo’ que haga más tolerable la deuda; la eurozona evalúa la recompra de deuda griega o un canje de bonos a plazos más largos.
grecia  (Foto: AP)
BRUSELAS (CNN) -

La zona euro admitió por primera vez que podría hacer falta alguna forma de cesación de pagos de Grecia para reducir la deuda de Atenas, pero los mercados se resintieron por la falta de plazos y la floja respuesta del FMI con lo que se reforzó la presión sobre Italia y España. Por primera vez, los ministros no quisieron descartar la posibilidad de un "default selectivo" por parte de Grecia que haga más tolerable la montaña de deuda que tiene, a pesar de la feroz oposición del Banco Central Europeo.

"Ya no lo excluimos. Obviamente, el BCE ha afirmado en el comunicado que mantiene su posición, pero los 17 ministros ya no lo excluyen, así que tenemos más opciones, un marco más amplio para trabajar", dijo el martes el ministro de Finanzas holandés, Jan Kees de Jager, a los periodistas.

Después de ocho horas de negociaciones el lunes, los ministros de los 17 países de la zona euro zona prometieron más medidas "pronto".

Los participantes dijeron que se evaluaba tanto la recompra de deuda griega en el mercado secundario como la propuesta alemana de un canje de bonos a plazos más largos tras el fracaso de un complejo plan francés para refinanciar los bonos.

Sin embargo, el desacuerdo sobre los detalles de las medidas a tomar impidió dar pasos inmediatos, lo que provocó el temor de los inversores.

El costo de asegurar la deuda contra un incumplimiento en España, Portugal y Grecia alcanzó un récord, mientras que el rendimiento de los bonos a 10 años en Italia, la tercera mayor economía de la zona euro, se disparó por encima del 6.0% por primera vez desde 1997, muy por encima del nivel que según los banqueros pondría mucha más presión sobre sus finanzas.

Las acciones de bancos europeos cayeron a un mínimo de dos años.

Si Italia necesita un rescate, el mecanismo en vigor de la zona euro, el Fondo Europeo para la Estabilidad Financiera (EFSF en sus siglas en inglés), no tendría fondos suficientes para ayudarla.

Los líderes de la zona euro esperan adoptar decisiones concretas sobre Grecia en otra reunión este viernes, según una fuente diplomática, que alivie la presión sobre los mayores deudores del bloque.

Pero a pesar de la volatilidad de los mercados, el ministro de Finanzas alemán dijo que no había prisa.

"Tenemos tiempo en Grecia. El siguiente tramo está previsto para septiembre", dijo Wolfgang Schaeuble a la radio Deutschlandfunk.

La falta de prisa ha generado fuertes críticas del primer ministro griego, pero los ministros de Finanzas de la Unión Europeo, agrupados en Ecofin, aludieron a la perspectiva de que están por llegar medidas más importantes.

"Los ministros están listos para adoptar más medidas que mejorarán la capacidad sistémica de la zona euro para resistir los riesgos de contagio, incluyendo mejorar la flexibilidad y el alcance del EFSF, alargar los vencimientos de los préstamos y rebajar las tasas de interés, incluso a través de acuerdos de garantía cuando sea apropiado", dijeron en un comunicado.

El euro cayó a su mínimo en cuatro meses frente al dólar tras la inconclusa reunión y después de que la nueva directora gerente del FMI, Christine Lagarde, dijera que el organismo y sus socios de la UE no estaban aún preparados para discutir los términos de un segundo rescate a Grecia.

"No se debe dar nada por sentado", dijo a los periodistas en Washington.

Italia posee la segunda mayor deuda per cápita tras Grecia pero ha logrado evitar el destino de Grecia, Irlanda y Portugal, que se vieron obligados a pedir rescates a la UE y FMI, porque tiene un bajo déficit presupuestario y un mercado de deuda líquido, principalmente en manos nacionales.

Pero la semana pasada surgió el temor de que el primer ministro, Silvio Berlusconi, pueda apartar de su cargo al ministro de Finanzas, Giulio Tremonti, considerado garantía de prudencia fiscal en Roma.

Los ministros no dieron indicios de que se haya roto el estancamiento sobre cómo hacer que los bancos, aseguradoras y otros fondos compartan el costo de una financiación adicional a Atenas.

Alemania y otros quieren que el sector privado colabore con alrededor de 30,000 millones de euros en un nuevo paquete para Grecia que podría alcanzar un total de 110,000 millones de euros.

Pero una funcionaria nacional dijo que se estaban aproximando a compartir el costo de aliviar la carga de deuda de Grecia con inversores, incluso si las agencias de calificación declaraban una moratoria.

"Yo entendería esto como un reconocimiento por los estados miembros de que una quiebra selectiva va a ser difícil de evitar. Se elimina un obstáculo a la participación del sector privado", dijo la funcionaria, que habló bajo condición de anonimato.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los ministros asignaron a un grupo de trabajo que proponga maneras de financiar el programa de varios años para Grecia, reducir los costos de servir su deuda de 340,000 millones de euros -cerca del 160% de su producción anual- y mejorar su sostenibilidad.

 

Ahora ve
Una familia se reencuentra con su perrita después de los incendios en California
No te pierdas
×