Megatendencias, otra forma de invertir

Las inversiones se orientarán a la responsabilidad social, dice Fernando Buendía, de Credit Suisse; el director de Soluciones Estratégicas ve oportunidades en áreas demográficas y de sustentabilidad.
energia sustentable  (Foto: Photos To Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las inversiones comienzan a tener otro rostro, pues la crisis de 2009 no sólo cambió la visión que se tenía sobre las economías desarrolladas, sino que también puso en evidencia el crecimiento que tendrán a futuro los países emergentes.

Así, se prevé que las inversiones ya no serán meramente especulativas, sino que tomarán un giro cada vez más social y más relacionado con las megatendencias, que se definen como cambios de largo plazo, permanentes, con efectos profundos en las actividades de la sociedad y que generalmente se relacionan con modificaciones tecnológicas, demográficas o geopolíticas, dice Fernando Buendía.

El director de Soluciones Estratégicas de Credit Suisse en México pone como ejemplo el caso de los mercados emergentes, que considera tomarán posiciones de liderazgo más importantes en el tiempo y en sectores en los que se involucran.

"Habrá cambios en el futuro, avances tecnológicos, muchas cosas para lograr que el aprovechamiento de los recursos sea mejor. Es una megatendencia que va a determinar en gran medida la posición de muchos países que se encuentran ahora en proceso de crecimiento, y los mercados emergentes se van a convertir en los países desarrollados", dijo.

Son economías con finanzas públicas sanas, con empresas financieramente sólidas, no enfrentan problemas complicados en inflación, con sistemas financieros robustos, y una población que demanda bienes de consumo.

Buendía explica que ahora se busca invertir con una mayor responsabilidad social. "Son estrategias que cumplen con el mandato de encontrar opciones rentables y, de manera simultánea, mejoran temas tan importantes como la contaminación, cuidado de los recursos naturales o mejora en los satisfactores de diferentes sociedades", afirma.

Apoyados por políticas públicas y enormes presupuestos gubernamentales, en los países se tiene que mejorar el uso de energías, hacer más eficiente el uso de desperdicios, el consumo de agua, el uso de materias primas y disminuir la contaminación del aire, explicó.

Destaca que ya se registran algunas reacciones en este sentido. Por ejemplo, del presupuesto de 560 billones de dólares que asignó China a su plan de reactivación económica en 2008, 220 billones se destinaron a proyectos verdes.

"Sin duda, la innovación será la herramienta más eficaz para alcanzar la sustentabilidad de los procesos productivos, hoy en día en periodos de entre 5 y 10 años se difunde el uso de nuevas tecnologías; entre 1950 y 1975 la difusión de nuevas tecnologías podía tardarse hasta 25 años. Viviremos años con cambios tecnológicos muy rápidos", menciona Buendía.

En este sentido, comenta que través del Mercado Global de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se pueden adquirir las acciones de las compañías que permiten aprovechar estas estrategias. "Credit Suisse ha sido un banco muy activo para traer al mercado mexicano nuevas opciones de inversión global que permitan ofrecer oportunidades para sus inversionistas".

Las ventajas de invertir en este tipo de activos es que aquellas empresas capaces de desarrollar procesos productivos alineados con las megatendencias, ya sea desde el punto de vista demográfico, multipolar o de sustentabilidad, presentarán las mejores tasas de crecimiento en el largo plazo, lo que se traducirá al cabo del tiempo en mayor rentabilidad.

Los índices desarrollados por Credit Suisse y relacionados con estas megatendencias han tenido un comportamiento muy positivo en los últimos años. Por ejemplo, el índice relacionado con inversiones agrícolas ha observado un rendimiento de 130% en los últimos cinco años, mientras que el indicador de proyectos relacionados con agua ha otorgado ganancias de 44%, y en ese mismo periodo el índice global de acciones ha dejado prácticamente 0%.

En el Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC) hay alrededor de 1,000 compañías internacionales, pero "si una empresa que requerimos para complementar nuestra estructura de portafolio no está listada en México, la traemos al mercado para instrumentar la estrategia de inversión", puntualiza Buendía.

Credit Suisse tiene clasificadas las principales tendencias de la actividad económica en tres grandes grupos: tendencias demográficas, de multipolaridad, y de sustentabilidad. La proyección de estos tres factores permite identificar oportunidades de inversión, resalta Buendía.

Invertir en estrategias de este tipo no es sólo comprar una acción en un contrato. Implica un análisis muy riguroso sobre la construcción del portafolio, la situación de cada una de las compañías que integran la cartera, las relaciones que se dan entre compañías, sobre los criterios de diversificación y los riesgos inherentes al portafolio.

"Contamos con un equipo profesional que está basado en varias partes del mundo y cubre áreas de economía, política, aspectos demográficos, sociales, empresas. Reunimos esa información  y la ponemos a disposición de nuestros clientes a través de portafolios estructurados, una metodología y un proceso de inversión también propio de Credit Suisse".

El banco cuenta con cinco portafolios distintos que cubren la mayor parte de las necesidades de sus clientes y van desde el de riesgo muy acotado (integrado por renta fija internacional y mexicana) hasta el agresivo que se integra con renta variable e inversiones alternativas como metales, productos agrícolas, bienes raíces y eso permite darle un plus a las inversiones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El agresivo puede tener como posición promedio de largo plazo el 70% en renta variable, como posición mínima un 40%, pero "si consideramos que renta variable puede tener un gran valor lo aumentamos como máximo a 80%, mientras que 10% se canaliza a inversiones alternativas, que también pueden subir de proporción, y si no, el resto se va a renta fija".

 "Los activos se adquieren completamente en el SIC y como productos alternativos utilizamos los ETF que, por ejemplo, invierten en productos agrícolas. Pase lo que pase con la deuda en Europa o en estados Unidos los próximos meses, en el largo plazo los productos alternativos -agrícolas, platino u otros- tienen un futuro promisorio".

Ahora ve
La renegociación del TLCAN inquieta a Ciudad Juárez, la capital de la maquila
No te pierdas
×