EU ‘toma aire’ en charlas por deuda

Obama suspendió la negociación a fin de dar al Congreso tiempo para elaborar un ‘plan de acción’; busca alcanzar un acuerdo para elevar el techo de endeudamiento y evitar el cese de pagos.
obama  (Foto: CNN)
WASHINGTON (CNN) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, suspendió por este viernes las negociaciones sobre presupuesto para dar a los líderes del Congreso tiempo para elaborar un "plan de acción" sobre cómo desbloquear unas charlas que pretenden bajar el déficit y evitar una moratoria. Obama, que había prometido reunirse cada día con los principales congresistas hasta que se alcanzara un acuerdo que aumente el techo de endeudamiento del país, les dio hasta el sábado por la mañana para reconsiderar sus posturas en las importantes negociaciones.

El viernes el mandatario ofrecerá una rueda de prensa a las 11.00 hora EDT (15:00 GMT) mientras aguarda información sobre las reuniones en el Capitolio previstas para la mañana.

Las negociaciones podrían reanudarse durante el fin de semana.

"Es hora de decisiones. Necesitamos planes concretos para avanzar", dijo Obama el jueves, en el quinto día consecutivo de negociaciones, según un funcionario demócrata.

Los mercados están empezando a temer que demócratas y republicanos estén demasiado alejados para llegar a un acuerdo sobre el presupuesto antes del 2 de agosto, día en el que Estados Unidos se quedará sin fondos a no ser que se aumente el límite sobre la capacidad de endeudamiento del Gobierno.

Obama, que aspira a la reelección en noviembre del 2012, ha rechazado la idea de un acuerdo a corto plazo que suponga que el techo de endeudamiento tenga que volver a subir el año que viene.

"No firmaré una solución a corto plazo", afirmó el jueves.

Los republicanos quieren un recorte en el gasto de un dólar por cada dólar que se suba el techo de 14.3 billones de dólares, y sostienen que la Casa Blanca tiene que afrontar en serio la reducción del gasto para tratar adecuadamente con el problema de la deuda.

Los demócratas se muestran abiertos a ciertos recortes, pero quieren subir los impuestos y que haya otras fuentes de ingresos en el acuerdo, para que se comparta el peso de las medidas de austeridad.

Obama ve la posibilidad de que se apruebe un paquete que recorte dos billones de dólares si las dos partes ceden un poco, según funcionarios próximos a las negociaciones, aunque su objetivo inicial era una reducción mucho mayor.

Aceptar un compromiso sería difícil políticamente para ambos bandos, pero un fracaso a la hora de subir el techo podría dañar la ya frágil economía estadounidense y tener consecuencias en todo el mundo, impulsando las tasas de interés y afectando a los mercados de bonos, divisas y acciones.

China, el mayor acreedor de deuda estadounidense con más de un billón de dólares en bonos del Tesoro hasta marzo, presionó el jueves a Washington para que adopte políticas responsables para proteger los intereses de los inversores.

Las agencias de calificación crediticia Moody's y Standard & Poor's han dicho que en los próximos tres meses podrían rebajar la preciada calificación de Estados Unidos si no se eleva el límite de endeudamiento.

"El reloj está en marcha. Necesitamos avanzar más aquí", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

"Necesitamos llegar al punto en el que sepamos si podemos lograr un compromiso significativo o no, un compromiso bipartidista, sobre la reducción del déficit", agregó.

   

Ahora ve
“Los países nos dan a las peores personas”, dice Donald Trump sobre migrantes
No te pierdas
×