Endeudamiento, el tiempo se agota en EU

El director de presupuesto de la Casa Blanca asegura que hay ‘actividad y progreso’ en los trabajos; un plan de respaldo republicano podría ser la solución si no se puede lograr un gran acuerdo.
Obama y su familia  (Foto: CNN)
WASHINGTON (CNN) -

El director de presupuesto de la Casa Blanca, Jack Lew, reportó este domingo "actividad y progreso" en los esfuerzos por llegar a un acuerdo que eleve el límite de la deuda de Estados Unidos. El funcionario dijo estar confiado en que los líderes del Congreso saben que un cese de pagos sería inaceptable.

Mientras se agota el tiempo, el presidente Barack Obama y los legisladores evalúan formas de elevar el límite de deuda de Estados Unidos y reducir el déficit, a medida que el plazo del 2 de agosto para evitar el default se aproxima peligrosamente.

"Creo que no es de poca relevancia que todos los líderes entiendan que sería irresponsable llegar al 2 de agosto y no extender la capacidad de Estados Unidos de cumplir con sus obligaciones" dijo Lew en el programa "State of the Union" de la cadena CNN.

Lew agregó que los esfuerzos para llegar a un acuerdo "han estado marchando" desde una reunión el jueves en la Casa Blanca entre Obama y los líderes republicanos y demócratas.

Obama, un demócrata, dijo que quería escuchar antes del fin de semana de los líderes del Congreso una manera de avanzar en las estancadas negociaciones sobre deuda, pero el día pasó sin un anuncio sobre una nueva reunión en la Casa Blanca. Este domingo podría haber un encuentro.

El Congreso debe elevar el límite de deuda de 14.3 billones de dólares de Estados Unidos antes del 2 de agosto o el Gobierno se quedará sin dinero para pagar sus cuentas, lo que provocará caos en los mercados financieros mundiales y potencialmente haría caer al país en otra recesión.

Los republicanos quieren un acuerdo para reducir el déficit a fin de apoyar el cambio en el límite de la deuda del país, pero discrepan con los demócratas en cómo hacerlo.

La Casa Blanca quiere que algunas alzas de impuestos para los estadounidenses más ricos sean parte del paquete, los republicanos se oponen a eso.

Las posibilidades de un rápido acuerdo parecen escasas. Funcionarios dicen que Obama, el vicepresidente Joe Biden y otras personas discutieron "varias opciones" con los legisladores el sábado, pero no se reportaron avances importantes.

"Una vergüenza"

Gobernadores estatales, quienes temen los efectos de las negociaciones de deuda sobre sus propias calificaciones de crédito, presionaron a Washington para que alcance un acuerdo.

"Esta es una situación peligrosa e igualmente ridícula que avanza sin que nadie intervenga. Se necesita una decisión para solucionar este problema, y eso es elevar el límite de deuda", dijo a Reuters el gobernador demócrata de Connecticut, Dannel Malloy, en la reunión de la Asociación Nacional de Gobernadores en Salt Lake City.

"Sería una vergüenza para Estados Unidos de América el no pagar sus obligaciones", dijo el gobernador republicano de Virginia, Bob McDonnell.

Plan alterno

Un plan de respaldo presentado por el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, podría ser la solución que todas las partes adopten si no se puede lograr un gran acuerdo.

El plan de McConnell esencialmente permitiría que los demócratas eleven el límite de la deuda sin la ayuda de los republicanos, y el líder demócrata del Senado, Harry Reid, lo ha aceptado con cautela.

El plan podría incluir cerca de 1.5 billones de dólares en recortes al gasto y la creación de un panel para hallar más formas de ahorrar. El Senado podría votarlo a finales de la próxima semana, pero sigue siendo impopular entre los republicanos de la Cámara de Representantes.

El más reciente plan republicano es una feroz declaración de principios conservadores que presiona la posición negociadora del partido más hacia la derecha.

Por ello, podría ser el primer paso hacia un compromiso.

Al darle a los conservadores del Tea Party en la Cámara de Representantes una posibilidad para que impulsen su proyecto de ley favorito lo más que puedan, el presidente de la Cámara, John Boehner, podría lograr algo de la necesaria voluntad de un segmento de su partido que suele ver los esfuerzos por llegar a un acuerdo con sospecha.

Ese escenario podría facilitarle a Boehner la aprobación de una legislación aceptable para el presidente estadounidense, Barack Obama, y los demócratas del Senado, despejando la vía para un aumento en el límite de deuda antes del 2 de agosto.

Aunque Boehner elogió el plan de su partido durante una conferencia de prensa el viernes, dejó abierta la posibilidad de que la Cámara baja pueda asumir un compromiso que tome forma en el Senado y que hasta ahora no ha logrado atraer a legisladores.

"El programa de reducción, equilibrio y límite que la Cámara baja votará la próxima semana es un plan sólido para avanzar. Lleguemos a esa votación, y entonces tomaremos decisiones sobre lo que vendrá después", dijo durante una conferencia de prensa.

El proyecto de ley de recortes y limitaciones condiciona el aumento del límite de deuda a la aprobación de una enmienda constitucional que obligaría al Gobierno federal equilibrar sus libros este año.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las enmiendas constitucionales requieren una votación de dos tercios, algo improbable en el Senado controlado por los demócratas, e incluso podría ser difícil de lograr en la Cámara de Representantes.

Incluso si lograra su aprobación en el Congreso, la enmienda no entraría en efecto al menos hasta que 38 de 50 legislaturas estatales la ratifiquen.

Ahora ve
Durante el sismo, cirujanos mexicanos operaron a corazón abierto a una niña
No te pierdas
×