Estados de EU se protegen contra impago

California solicitó 5,000 mdd para hacer frente a sus obligaciones si no se eleva el techo de deuda; posibles retrasos en los pagos federales llevaron a las entidades a utilizar planes de...
capitol  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Tami Luhby
NUEVA YORK -

La sola posibilidad de que el Gobierno federal de EU caiga en impago ha empujado al estado de California a solicitar un préstamo por 5,000 millones de dólares (mdd) para asegurarse de poder hacer frente a sus obligaciones. 

Son muchos los estados del país que están previendo planes de contingencia, en caso de que los responsables políticos no puedan acordar el aumento del límite estatutario de la deuda antes del 2 de agosto. Se preparan para una situación de caos en los mercados de deuda municipal y retrasos en los pagos federales para los servicios sanitarios, educativos y otros, algo que puede suceder si el Gobierno federal cae en default, incumpliendo sus obligaciones. 

California, por ejemplo, planea emitir su deuda con anticipación a ingresos por 5,000 millones de dólares y colocarla en el mercado de bonos a fines de agosto. El tesorero del estado, Bill Lockyer, proyecta solicitar un crédito puente para que el estado tenga suficiente dinero en caso de que los mercados se desestabilicen y California no pueda obtener préstamos. La entidad pagará el crédito puente una vez que venda las notas de su deuda. 

Las autoridades de California están preocupadas por los potenciales retrasos en los pagos federales para Medicaid, transporte, educación y otros servicios. "Si el Gobierno federal comienza a priorizar los pagos, los estados pueden quedar relegados", indicó Tom Dresslar, portavoz del Tesorero.  

El año pasado, el Gobierno federal envió 478,00 millones de dólares a los gobiernos estatales y municipales, de acuerdo con un informe publicado el miércoles pasado por la fundación Pew Center on the States. El próximo mes, los estados esperan recibir 10,400 millones de dólares, una partida destinada específicamente a subvencionar las matrículas universitarias. 

Pero ese dinero quizás no llegue si no se eleva el techo de la deuda. 

La mayoría de los estados pueden hacer frente a un retraso de unos días en el envío de fondos federales, señala Scott Pattison, director ejecutivo de la National Association of State Budget Officers (Asociación Nacional de Funcionarios de Presupuestos Estatales). Pero una dilación mayor sería problemática. "Podemos afrontarlo por un brevísimo periodo de tiempo, pero si la situación se prolonga, entonces tenemos un problema", advierte Pattison, agregando que los estados han establecido ya planes de contingencia.

Los estados también pueden verse perjudicados en los mercados de bonos, comenta Kil Huh, director de investigaciones en el Pew Center. Los costos de emitir su deuda podrían elevarse y algunos estados con menor calificación crediticia se verían excluidos. 

De hecho, la agencia calificadora Moody's Investors Service advirtió el martes que los estados pueden sufrir si el Gobierno federal cae en impago. Cualquier degradación en la calificación del país podría rebajar también la calificación triple A de cinco estados: Maryland, Nuevo México, Carolina del Sur, Tennessee y Virginia. 

Asimismo, si el impago del Gobierno federal inflinge un daño duradero a la economía, la incipiente recuperación en la recaudación estatal podría verse perjudicada. Si las personas pierden su empleo o si el mercado accionario cae, los ingresos fiscales de los estados podrían disminuir otra vez. "Impactaría en muchas formas", resume Pattison.

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×