Obama advierte riesgos de desacuerdo

El presidente de Estados Unidos pidió a la gente adinerada renunciar a los beneficios fiscales; el mandatario señaló que ninguno de los partidos está libre de culpa en la situación del país.
obama  (Foto: AP)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El presidente Barack Obama dijo que ninguno de los partidos está libre de culpa en la situación de la deuda de Estados Unidos y pidió a la gente más adinerada del país que coopere en la situación. "Muchos aceptarán el costo de los ajustes fiscales si éste es bien repartido", aseguró en un discurso dirigido a la nación en la noche de este lunes.

El mandatario insistió en recortar gastos innecesarios y que los ricos renuncien a los beneficios fiscales que ahora tienen, porque la creciente deuda de Estados Unidos costará empleos y dañará la economía.

Obama hizo referencia a que si la situación continúa sin resolverse, las tasas de interés subirían para cualquier ciudadano que pide prestado y que estarían en riesgo programas como los de seguridad social y las ayudas a veteranos. Además de por primera vez en la historia perder la calificación crediticia "AAA".

"Incumplir nuestras obligaciones es un imprudente e irresponsable resultado de este debate. Arriesgamos desencadenar una profunda crisis económica, una causada casi enteramente por Washington", dijo el mandatario.

El presidente hizo un llamado a que se dejen de lado las posturas políticas y a los ciudadanos les pidió que se hagan escuchar con sus representantes. "La gente votó por un Gobierno dividido, no disfuncional". La problemática en las negociaciones por la deuda es "un juego peligroso que nunca hemos jugado", mencionó.

Instó a líderes republicanos y demócratas a lograr un compromiso sobre elevar el límite de endeudamiento para evitar una "imprudente e irresponsable" cesación de pagos.

Llamó al compromiso para reducir el déficit en 4 billones de dólares y compartir la carga de los recortes en partes iguales a poco más de una semana del plazo del 2 de agosto para elevar el límite del endeudamiento. El estancamiento del debate y los diferentes planes presentados por líderes republicanos y demócratas, que dejan de manifiesto la brecha ideológica del dividido Congreso, han elevado el riesgo de una baja en la calificación crediticia y una moratoria nacional.

El punto muerto ha asustado a los inversores de todo el mundo, presionando a la baja a las acciones y al dólar, además de impulsar al oro a un máximo histórico, pero no desató la liquidación que algunos políticos de Washington temían tras el fracaso de las negociaciones del fin de semana.

"Le dije a los líderes de ambos partidos que deben lograr un compromiso en los próximos días que puedan aprobar ambas Cámaras del Congreso, un compromiso que yo pueda firmar", señaló Obama. "El pueblo estadounidense puede que haya votado por un Gobierno dividido, pero no votaron por un Gobierno disfuncional", añadió.

El mandatario reprendió a algunos republicanos por insistir en un enfoque de "sólo recortes" y por oponerse al llamado de la Casa Blanca a las compañías e individuos más ricos del país para que abandonen sus exenciones impositivas.

En su respuesta, el principal republicano del Congreso, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, reiteró la objeción de su partido al plan propuesto por Obama.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"La triste verdad es que el presidente quería un cheque en blanco seis meses atrás y quiere un cheque en blanco ahora. Eso no sucederá", afirmó Boehner.

Con información de Reuters

Ahora ve
Peña Nieto niega relación de su gobierno con espionaje
No te pierdas
ç
×