‘Grandes’ detalles paran acuerdo en EU

Las posturas de republicanos y demócratas friccionan al grado que la disputa sigue en punto muerto; no obstante, también hay más de 900,000 mdd en valor de compromiso entre ambos partidos.
reid boenher crisis deuda  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

[La Cámara de Representantes aprobó la propuesta de los republicanos de elevar la deuda de EU en 900,000 mdd; el proyecto, que incluye recortes de 917,000 mdd, pasa ahora al Senado, donde los demócratas planean bloquearlo].

Sin duda hay algunas diferencias importantes entre el proyecto de ley del techo de deuda propuesto por la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, y el propuesto por el líder de la mayoría del Senado, el demócrata Harry Reid.

Pero también hay más de 900,000 millones de dólares en valor de compromiso entre los dos.

Ambos proyectos de ley llaman a limitar los gastos discrecionales (que es el dinero que el Gobierno federal utiliza para pagar los gastos en defensa y todo tipo de agencias y programas gubernamentales).

Excluyendo el gasto en las guerras en Irak y Afganistán, el proyecto de ley Boehner reduciría este rubro por un total de 917,000 millones de dólares en 10 años, de acuerdo con la Oficina de Presupuesto del Congreso. Del mismo modo, Bill Reid reduciría este gasto en 909,000 millones.

Desglosando estos cálculos, el proyecto de Boehner reduciría el gasto discrecional en 756,000 millones y ahorrará 156,000 millones en gastos de intereses de la deuda. Las cifras comparables para el proyecto de ley de Reid son de 751,000 millones y 151,000 millones de dólares.

Ambos proyectos de ley también hacen caso omiso de temas controvertidos como los impuestos y la reforma de las prestaciones.

¿Por qué no pueden llevarse bien estas dos propuestas?

Hay algunos puntos de fricción muy importantes aquí.

La propuesta de dos etapas de Boehner: el proyecto de ley requeriría un aumento de dos etapas en el techo de la deuda. La primera sería por un valor de 900,000 millones, lo que podría cubrir las necesidades del Departamento del Tesoro en los préstamos a principios de 2012.

Sin embargo, el proyecto de la Cámara de Representantes establecerá dos grandes obstáculos que tienen que ser pulidos antes de aumentar el techo de la deuda por otros 1.6 billones (lo que podría cubrir necesidades de financiamiento más allá de las elecciones presidenciales en 2013).

¿Los recortes de gastos que golpeará a la economía?

En primer lugar, el Congreso tendría que aprobar 1.8 billones de dólares en proyectos de reducción de la deuda a finales de este año, las cuales sería tomadas por un comité conjunto (que se crearía a partir de la ley de Boenher), y no permitiría ningún cambio. Además, para asegurar el segundo incremento del techo de deuda, el Congreso tendría que aprobar la enmienda del "presupuesto equilibrado" por el voto de dos tercios en la Cámara y el Senado, lo cual se antoja muy difícil de asegurar.

En general, la ley de Boehner incrementaría el tope de la deuda por un total de 2.5 billones de dólares a cambio de 2.7 billones en la reducción de la deuda.

La propuesta de un solo golpe de Reid: por el contrario, la propuesta de Reid aumentaría el tope de la deuda en 2.7 billones de dólares de una vez a cambio de un total de 2.2 billones de dólares en la reducción de la deuda.

Los recortes de Reid suman alrededor de 1.3 billones dólares en ahorros sobre las guerras en Irak y Afganistán, incluyendo los costos de pagos de intereses de la deuda. Pero estos ahorros sólo se pueden reclamar si se supone que la participación de Estados Unidos en Irak y Afganistán continuará en pleno rendimiento para la próxima década, lo que no suena realista.

Igual que la propuesta de Boehner, la ofrecida por el demócrata Reid crearía una comisión mixta, pero ésta se encargaría de proponer formas para reducir el déficit anual en 3% o menos del PIB. Y mientras que el Senado tendría que votar sobre esas propuestas sin modificarlas, no hay ningún requisito para que se promulguen.

Se espera que ambas propuestas se voten el fin de semana. Si la Cámara de Representantes aprueba la propuesta de Boehner, no se espera en el Senado lo haga. El jueves pasado, 53 senadores dijeron que votarían en contra.

Tampoco es del todo claro que el plan de Reid pasará el voto del Senado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Suponiendo que ambas medidas no logren generar suficiente apoyo en una o ambas cámaras, los legisladores tendrán que tomar en serio llegar a un compromiso real entre los partidos y las dos cámaras.

Al ritmo que van, pueden tener pocas horas para lograrlo antes de que la autoridad del Gobierno sobre sus obligaciones se agote el martes 2 de agosto.

Ahora ve
Trump causa nueva polémica por supuestas condolencias a la viuda de un soldado
No te pierdas
×