La derrota fiscal de Barack Obama

El presidente de EU logró aumentar el techo de deuda, pero perdió en su intento de subir impuestos; analistas coinciden en que un mayor déficit puede llevar a un recorte en la calificación del país.
obama crisis deuda limite agosto 1  (Foto: CNN)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las presiones en los mercados financieros se relajarán luego del acuerdo preliminar que alcanzaron demócratas y republicanos este domingo para subir el techo del endeudamiento estadounidense, pero no se reduce la posibilidad de que las agencias calificadoras degraden la calidad crediticia de Estados Unidos, coinciden analistas.

La negociación, que parecería un pequeño triunfo para el presidente estadounidense Barack Obama, también tiene tintes de derrota porque no logró aumentar los impuestos, hecho que podría considerarse para que la calificación de Estados Unidos pase de un status AAA a AA, advierte Análisis Santander.

El acuerdo implica que el techo de endeudamiento se incrementará en 2.4 billones de dólares, que el Congreso deberá aprobar en dos pasos: uno inicial por 917,000 millones de dólares, en el momento en que el Capitolio de su visto bueno al acuerdo, y otro por 1.5 billones para fin de año. A cambio, se reducirá el gasto público en 2.8 billones de dólares para los próximos 10 años. Estos cortes presupuestales se identificarán plenamente durante los próximos cuatro meses y no se requerirá una nueva discusión política como la que se ha dado en las últimas semanas, aunque falta ver si se logra evitar que involucren los programas de apoyo social y médico (Medicaid y Medicare).

Lo anterior, sumado a los malos datos económicos reportados en el vecino país, hace que se incrementen los temores de una desaceleración mayor a la estimada.

Este lunes se dio a conocer que el índice ISM manufacturero para julio aumentó menos a lo previsto, al ubicarse en 50.9 en julio contra 55.3 del mes anterior, lo que ubica a este indicador muy cerca del umbral de contracción. Las nuevas órdenes y los inventarios se ubicaron por debajo del nivel de neutralidad de 50, además de que el subíndice de empleo también se ubicó por debajo del anterior (53.5 versus 59.9).

A pesar del acuerdo entre republicanos y demócratas, para este lunes se esperan las votaciones en las Cámaras de Senadores y de Representantes. Por lo tanto, parece que sí se evitó lo que hubiera sido un incumplimiento bastante embarazoso para la economía más importante del mundo, dice Santander.

Si el acuerdo queda aprobado,  tal vez se registren días de relajación y alzas en los mercados, puntualiza Rodolfo Campuzano, director de Análisis Económico de Invex Grupo Financiero; sin embargo, coincide en que no se reduce la posibilidad de que las agencias calificadoras reduzcan el grado de la deuda americana. La tranquilidad sería temporal.

El consenso parece estar de acuerdo en las bajas probabilidades de moratoria de pagos, esperando que se llegue a algún acuerdo que suba el techo de endeudamiento, agrega Banamex. Sin embargo, también considera probable que las agencias reduzcan la calificación de la deuda de EU. Las implicaciones de un default serían graves para la economía estadounidense y la global, mientras que las de una baja en calificación son menos graves pero pueden ser muy diversas dependiendo de la combinación de escenarios que se planteen y del activo de riesgo del que se trate.

Lo que parece claro en el caso de EU, es que ya se acabó el espacio para seguir utilizando el gasto fiscal para tratar de impulsar el crecimiento de la economía, precisa en su informe semanal Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank.

Más bien, ha llegado la hora de comenzar a corregir los fuertes desequilibrios que se han generado en los últimos años. Este proceso implicará retirar el estímulo fiscal en un momento en que la economía revela señales de debilidad importantes.

Ahora ve
Miles marcharon en la CDMX en contra de la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×