El empleo en EU se quedará rezagado

Aun con un plan de deuda aprobado en EU, los expertos descartan un repunte en contrataciones; los recortes al gasto impactarán en 323,000 empleos para 2012: Instituto de Política Económica.
Desempleo  (Foto: Photos to Go)
Chris Isidore
NUEVA YORK -

El acuerdo para aumentar la capacidad de endeudamiento del país puede eliminar el riesgo de una crisis financiera similar a la de 2008, pero incluso si el plan es aprobado por el Congreso estadounidense,  los expertos del mercado laboral no esperan que ello se traduzca en un repunte en las contrataciones de personal. "El efecto será mínimo, si acaso. Está bien solucionar una preocupación, pero quedan muchas otras sobre la mesa", apunta Jeff Joerres, presidente y CEO de la firma ManpowerGroup. "Al final, lo determinante es la demanda, y ahora la demanda está floja, sin importar la industria", abunda.

La economía de EU sólo sumó 43,000 empleos en mayo y junio combinados, y los economistas sondeados por CNNMoney prevén un incremento de 77,000 plazas laborales para julio, datos que se conocerán el próximo viernes, cuando se publique el último reporte sobre empleo.

Un sondeo elaborado la semana pasada reveló que muchos temían una nueva recesión si el Congreso no llegaba a un acuerdo sobre la deuda antes de cumplirse el plazo del 2 de agosto. A algunos economistas les preocupaba que el recorte de 2.1 billones de dólares en el gasto, contemplado en el acuerdo para elevar el techo de la deuda, desacelerara la economía.

El Instituto de Política Económica -grupo de extracción liberal- estima que los recortes al gasto costarán a la economía 323,000 empleos en 2012. Al mismo tiempo, considera que permitir exenciones fiscales sobre la nómina y ampliar los subsidios al desempleo podría costar otros 1.5 millones de empleos.

Sin embargo, la mayoría de los recortes estipulados en el acuerdo son modestos. Cerca de 21,000 millones de dólares (mdd), o el 1% del recorte al gasto, aplicará en el año fiscal que termina en septiembre de 2012. Pero sin un acuerdo, el gasto del Gobierno hubiera sufrido de forma inmediata un recorte de 134,000 mdd solamente en el mes de agosto, de acuerdo con un análisis del Bipartisan Policy Center.

Jennie Dede, vicepresidenta de reclutamiento en Adecco Staffing, también opina que el acuerdo para elevar el techo de la deuda no impulsará la contratación en las empresas si éstas no tenían planes previos para hacerlo. "La gente está siendo conservadora respecto a las contrataciones, quieren asegurarse de que no impactará sus negocios. Hoy día tienes que luchar para que una empresa apruebe una contratación".

Los economistas que monitorean el mercado laboral coinciden: el acuerdo no impulsará las contrataciones.

Stuart Hoffman, economista jefe de PNC Financial, firma que sondea a pequeñas empresas, comenta que los negocios tienen otras preocupaciones aparte del techo de la deuda, incluidos los precios de la materia prima y la débil demanda.

En su opinión, los decepcionantes datos económicos recientes -como el PIB que apenas creció en la primera mitad de este año y el débil informe del sector manufactura- muestran que será difícil para la economía alcanzar los objetivos de crecimiento que muchos economistas esperaban. "Hay más debilidades en la economía de EU que preocupación por el límite de la deuda", advierte.

Para otros economistas, el número de industrias que se verán afectadas por los recortes al gasto aún están por determinarse, y citan a los contratistas del Departamento de Defensa, las firmas energéticas, la educación superior y los proveedores del sector salud.

"El techo de la deuda representaba solamente uno de los nubarrones de la incertidumbre que se cierne sobre el sector privado. El hecho de que esa nube se haya disipado no implica que la economía disfrutará ahora de días soleados", sostiene Sean Snaith, profesor de economía en la Universidad de Florida Central.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Mark Zandi, economista jefe en Moody's Analytics, es más optimista. Cree que si bien un acuerdo para elevar el límite de la deuda no resuelve todos los problemas que enfrenta el mercado laboral, el impacto positivo no debe descartarse. En su opinión, las contrataciones mejorarán antes de que termine el año.

"Hay otras cosas que deberían contribuir al crecimiento -bajos precios en los energéticos, un repunte en la manufactura japonesa desde el terremoto-. Pero la clave de todo eso es el fin de este drama. Sin el peso de esa preocupación, tengo esperanza de que los empleadores aumenten las contrataciones", comenta.

Ahora ve
Cabify queda en medio de la ola de indignación por el asesinato de Mara Castilla
No te pierdas
×