EU enfrenta una degradación histórica

S&P redujo la calificación de la mayor economía del mundo y advierte que puede bajarla más; la medida desató una ola de críticas, turbulencia financiera y avivó el conflicto político en EU.
dolar fuego  (Foto: Photos to Go)
CIUDAD DE MÉXICO (Agencias) -

El Gobierno de Estados Unidos perdió el viernes pasado su calificación de deuda "AAA" de la agencia Standard & Poor's, una medida que afectará el costo de endeudamiento del país y la opinión de los inversionistas sobre sus activos. La agencia detalló que su decisión de rebajar un escalón la nota crediticia a "AA+" obedece a que el plan para reducir el déficit estadounidense, aprobado el martes pasado por el Congreso, no contempló medidas suficientes para estabilizar la situación de la deuda nacional.

La calificadora puso el 14 de julio la calificación de deuda de Estados Unidos en vigilancia negativa al decir que podría reducir la calificación de deuda AAA del país en los próximos tres meses si los legisladores no lograban elaborar un plan para reducir el déficit del país. Momentos antes del anuncio de la rebaja, la decisión de Standard & Poor's estuvo en duda. La cadena de noticias CNN había informado que la agencia avisó al presidente Barack Obama que degradaría la calificación de la deuda soberana estadounidense.

Posteriormente, la cadena CNBC dijo que la calificadora rectificaría la decisión, después de que el Gobierno cuestionara los cálculos sobre los cuales se había tomado la medida.

Durante la semana pasada, las agencias calificadoras Fitch y Moody's refrendaron la máxima calificación de la deuda de Estados Unidos, aunque advirtieron que el Gobierno debe redoblar sus esfuerzos por reducir el enorme déficit presupuestal del país.

La medida de Standard & Poor's ocurrió por primera ocasión en la historia del análisis a las finanzas públicas estadounidenses.

S&P agregó que el panorama de la calificación es negativo, por lo que indicó que no se debe descartar otra rebaja.

Ayer domingo, el director gerente de la agencia, John Chambers, añadió que hay una posibilidad entre tres de una nueva rebaja en la calificación de crédito de Estados Unidos en un lapso de seis meses a dos años.

Explicó que si la posición fiscal de Estados Unidos se deteriora aún más, o si la parálisis política se vuelve más "arraigada", podría llevar a una nueva rebaja.

Chambers dijo que le llevará tiempo a Estados Unidos recuperar su calificación AAA.

El Gobierno del presidente Barack Obama inmediatamente cuestionó la credibilidad del análisis hecho por la calificadora al argumentar que halló un error de 2 billones de dólares.

En un comunicado divulgado posteriormente al anuncio de la rebaja, Standard & Poor's confirmó que cambió sus suposiciones económicas después de hablar con el Departamento del Tesoro, pero subrayó que no afectó la decisión de disminuir la calificación de deuda de Estados Unidos. El máximo responsable de la histórica decisión, David Beers, argumentó que era el deber de la calificadora el tomar una decisión tan dura y controvertida.

Beers, quien está a cargo de las calificaciones soberanas en Standard & Poor's, reconoció que en la decisión de la agencia influyó mucho el cambio en la "dinámica política" de Washington, que impidió que los miembros del Congreso elaboraran un plan más amplio para reducir el déficit.

Beers dijo que otro elemento que contribuyó a la decisión fue la revisión a la baja de la cifra del PIB de Estados Unidos la semana pasada. Los datos mostraron que la economía del país casi se estancó en la primera mitad del año.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, declaró el sábado que el camino para alcanzar un acuerdo sobre la deuda de Estados Unidos fue demasiado largo y divisivo, y que los legisladores deben trabajar juntos para fortalecer la posición fiscal del país. "Es importante que nuestros líderes electos se unan para fortalecer nuestra economía y coloquen a nuestra nación en un camino fiscal mucho más fuerte", dijo.

El dragón ataca

La agencia oficial de noticias en China criticó severamente el sábado a Washington y profundizó la alarma de los inversionistas sobre la crisis de la eurozona.

Xinhua condenó a Estados Unidos por su "adicción a las deudas" y "miopía" política, señalando que el mundo necesita de una divisa mundial de reserva más estable. "China, el mayor tenedor de deuda de la única superpotencia mundial, tiene ahora todo el derecho de exigir que Estados Unidos aborde sus problemas estructurales de deuda y garantice la seguridad de los activos en dólares de China", afirmó la agencia Xinhua.

También instó a Estados Unidos a aplicar el "sentido común" al reducir los gastos en defensa y bienestar social.

Sostuvo que nuevas rebajas en la calificación de deuda posiblemente socavarían la recuperación económica global, desatando otra ronda de caos financiero.

"Debería crearse una supervisión internacional sobre el tema de los dólares estadounidenses, (además de) una nueva, estable y segura moneda de reservas mundiales como opción para evitar una catástrofe causada por un único país", agregó la agencia.

Francia, en tanto, afirmó que tiene confianza en que Estados Unidos saldrá del "difícil periodo" por el que atraviesa su economía.

Reacciones en EU

En Estados Unidos, republicanos se apresuraron a señalar a Barack Obama como el responsable de la disminución de la nota.

"(Obama) ha destruido la calificación de la deuda de Estados Unidos con sus fracasadas políticas económicas y su incapacidad para controlar el gasto del Gobierno al aumentar el techo de endeudamiento", expresó la representante del conservador Partido del Té, Michelle Bachmann.

La también representante por Minnesota y aspirante presidencial pidió la renuncia del secretario del Tesoro, Timothy Geithner, y llamó a presentar un plan para balancear el presupuesto y no sólo para reducir el déficit.

Sin embargo, Timothy Geithner anunció el domingo a Barack Obama que pretende quedarse en su puesto. La Casa Blanca aplaudió su decisión e indicó que el presidente le ha pedido que siga en el cargo.

Nerviosismo mundial

También el domingo, el Banco Central Europeo (BCE) anunció que intervendrá decisivamente en los mercados para proteger a Italia y a España de una intensificación de la crisis de deuda en Europa.

El acuerdo del Consejo de Gobierno del BCE marcó un hito en las políticas de contención de la entidad financiera después de que el modesto esfuerzo para la compra de bonos de la semana pasada fallara a la hora de frenar el contagio a las grandes economías del bloque de la moneda única.

En tanto, Corea del Sur dijo que asesores de los ministros de finanzas del Grupo de las 20 mayores economías discutieron la crisis de deuda de Europa y la rebaja de la calificación de la deuda soberana de Estados Unidos en la mañana del domingo en Asia. La agencia de noticias japonesa Kyodo dijo que el G7 había acordado sostener este lunes una conferencia telefónica con ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales.

En la reunión se espera que el ministro de Finanzas japonés, Yoshihiko Noda, reafirme el compromiso de Japón de seguir comprando bonos del Tesoro estadounidense.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, quien lidera a los grupos del G7 y G20, discutió el sábado con el primer ministro británico David Cameron sobre el área euro y la rebaja de Estados Unidos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ambos acordaron la importancia de trabajar juntos, supervisar la situación de cerca y mantenerse en contacto durante los próximos días, dijo un portavoz de Cameron.

Con información de Reuters, AP y Notimex

Ahora ve
¿Roban animales de zoológico venezolano para comérselos?
No te pierdas
×