Nerviosismo por la eurozona y EU

El Banco Central Europeo decidirá este domingo sobre la compra de bonos del Gobierno italiano; el G20 discute la crisis de Europa y la baja de nota en EU, el G7 lo hará el lunes.
dólares  (Foto: Photos to Go)
FRANCFORT/PARÍS (CNN) -

El Banco Central Europeo decidirá este domingo por la noche sobre la compra de bonos del Gobierno italiano para aliviar la crisis de deuda de la zona euro, mientras los líderes globales mantenían teleconferencias sobre los problemas financieros de Europa y Estados Unidos. Después de una semana que vio desaparecer 2.5 billones de las bolsas del mundo, los líderes políticos están bajo una creciente presión para garantizar a los inversores que los gobiernos occidentales tienen la voluntad y la capacidad para reducir sus enormes y crecientes cargas de deuda.

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, desea que el consejo de Gobierno de la institución tome una decisión final sobre la compra de papeles italianos, después de que el primer ministro Silvio Berlusconi anunciara el viernes nuevas medidas para agilizar la reducción del déficit y las reformas económicas, dijo una fuente del banco.

La fuente indicó que si el consejo del BCE optaba por intervenir en Italia en una crucial teleconferencia a partir de las 1700 GMT, el Banco Central Europeo y bancos centrales nacionales iniciarían la compra de bonos del Gobierno italiano con la apertura de los mercados el lunes.

Otra fuente del BCE sostuvo que el consejo también revisaría las medidas de emergencia sobre liquidez para evitar un congelamiento del efectivo en los mercados.

Mientras, una tercera fuente indicó que la reunión de la entidad había sido aplazada hasta la noche para ver qué medidas tomaría Estados Unidos para afrontar a los mercados, después de que la agencia Standard & Poor's rebajara el viernes su preciada calificación de deuda y la dejara en AA+.

El BCE reactivó su controvertido programa de compra de bonos soberanos el jueves, pero hasta el momento sólo ha comprado cantidades pequeñas de bonos portugueses e irlandeses, buscando medidas de austeridad más severas de Italia.

Berlusconi dijo que planea adelantar un presupuesto equilibrado en un año hacia 2013, consagrar una norma de gastos balanceados en la Constitución y aprobar reformas al mercado laboral y bienestar social tras negociaciones con sindicatos y empleadores.

Las crisis de deuda a ambos lados del Atlántico, con el último remezón proveniente de la rebaja en la calificación crediticia estadounidense, está generando caos en los mercados y aumenta los temores de que el primer mundo caiga nuevamente en una recesión.

Alarma en Alemania

Los diarios alemanes se mostraron incrédulos y sombríos en sus reportes de este domingo sobre las crisis financieras.

Welt am Sonntag dedicó toda una sección a la incertidumbre económica mundial que tituló "Der Crash" (El Colapso) y escribió: "Nadie pudo haber previsto este dramático colapso y ahora la situación sólo puede ser encarada con humor negro".

La portada de la revista Der Spiegel presentaba fotografías de billetes de dólares y euros en llamas, con el titular "Endeudamiento estadounidense, crisis del euro, caos en las bolsas: ¿El mundo está en bancarrota?".

En Francia Le Journal du Dimanche dice "El mundo al borde del colapso" y un subtítulo reza: "La semana entrante debería ser crucial. Por ahora los mercados viven con el temor al desastre".

Sin embargo, el diario también publicó una entrevista con el analista económico Alain Minc, quien dijo que pese a la rebaja en la calificación de deuda Estados Unidos seguía siendo el "máximo centro económico".

El periódico Le Parisien señaló que la calificación de crédito de Estados Unidos era ahora la misma que la de España, Japón y China.

"El mundo de las finanzas, preocupado porque la crisis griega se propague a España e Italia, se arriesga a otra debacle mañana con el comienzo de las operaciones en las bolsas", señaló en su edición de este domingo.

Reuniones del G20 y G7

Corea del Sur dijo que asesores de los ministros de finanzas del Grupo de las 20 mayores economías discutieron la crisis de deuda de Europa y la rebaja de la calificación de la deuda soberana de Estados Unidos en la mañana del domingo en Asia.

En tanto, la agencia de noticias japonesa Kyodo dijo que el G7 acordó sostener el lunes una conferencia telefónica con ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales.

En la reunión se espera que el ministro de Finanzas japonés, Yoshihiko Noda, reafirme el compromiso de Japón de seguir comprando bonos del Tesoro estadounidense, informó Kyodo, sin citar fuentes.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, quien lidera a los grupos del G7 y G20 de las principales economías, discutió el sábado con el primer ministro británico David Cameron.

"Hablaron sobre el área euro y la rebaja de Estados Unidos, pero ambos acordaron la importancia de trabajar juntos, supervisar la situación de cerca y mantenerse en contacto durante los próximos días", dijo un portavoz de Cameron.

En Washington, un asesor de la Casa Blanca fustigó a la agencia de calificaciones Standard and Poor's por rebajar la calificación de deuda de Estados Unidos.

"La magnitud de su error combinado con su disposición de simplemente cambiar en el momento su principal razón en el comunicado de prensa una vez que se señaló el error fue impresionante", dijo Gene Sperling, jefe de Consejo Económico Nacional, en un comunicado.

"Golpeó a una institución partiendo con una conclusión y ajustando cualquier justificación para que se ajustara a la decisión", agregó.

El Tesoro de Estados Unidos dijo que los cálculos de la agencia de deuda estaban errados en unos 2 billones de dólares.

Con el tiempo, la medida de S&P podría remecer a los mercados financieros al aumentar el costo del endeudamiento y hacer más difícil el lograr una recuperación prolongada.

Los mercados en la región del Golfo Pérsico e Israel, entre los primeros en iniciar operaciones tras la rebaja de nota en Estados Unidos, se desplomaban el domingo ante el temor de que la carga de deuda en el país norteamericano y la crisis europea desaten una nueva recesión mundial.

Las bolsas en Dubái y Qatar caían más de 5%. Inversores nerviosos en la mayor región exportadora de petróleo enviaron a los mercados a niveles mínimos en varios meses.

Las acciones en la bolsa de Tel Aviv retrocedían más de 6% para el mediodía. Los operadores estaban preocupados por la exposición de bancos israelíes a la deuda estadounidense y temían que la situación se salga de control.

Los aliados de Washington en Asia respaldaron a la superpotencia, Japón y Corea del Sur dijeron que su confianza en los bonos del Tesoro de Estados Unidos seguía inalterable.

"Yo expresé la posición de nuestro país en la conferencia (telefónica del G20) de que no habrá un cambio repentino en nuestra política de manejo de reservas", dijo el viceministro de Economía de Corea del Sur, Choi Jong-ku, a Reuters, refiriéndose a la gran cantidad de bonos de Estados Unidos en manos de Seúl por más de 300,000 millones de dólares en reservas extranjeras.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"No hay una alternativa que brinde tal estabilidad y liquidez", añadió.

No hubo confirmación sobre el momento de la reunión del G7, pero la fuente del Gobierno japonés sostuvo que "sería normal" que se llevara a cabo antes de la apertura de los mercados asiáticos el lunes. La bolsa de Tokio, la mayor de Asia, inicia operaciones a las 09:00 horas (0000 GMT) del lunes.

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×