Gran Bretaña: crisis social y económica

Las protestas han dañado la imagen de este país que era considerado un refugio para los millonarios; los recortes del Gobierno y la desaceleración económica han agravado la brecha social.
GB inglaterra crisis protesta  (Foto: AP)
LONDRES (CNN) -

A los ojos de los mercados financieros, Gran Bretaña era hasta hace unos días un modelo de austeridad exitoso y sostenible y un refugio seguro donde los multimillonarios de todo el mundo podían comprar casas y esconder sus ahorros.

Sin embargo, los disturbios que han sacudido a Londres y otras ciudades inglesas durante esta semana han socavado ese modelo, planteando interrogantes sobre la sustentabilidad de los recortes de gastos y la creciente brecha entre ricos y pobres.

En muchas de las salas de operaciones financieras de los rascacielos del distrito de Canary Wharf, gestores de patrimonio y analistas veían nubes de humo en varias direcciones esta semana, luego de que los manifestantes incendiaron edificios y saquearon tiendas.

La capital inglesa ha recuperado parte de su tranquilidad con una masiva demostración de fuerza por parte de la policía. Pero esta fuerza también enfrenta los drásticos recortes de gastos que afectarán todos los ámbitos, desde los militares a las prestaciones sociales y los servicios del centro de la ciudad.

El Gobierno británico dice que la coalición en el poder mantiene su compromiso tanto para cortar un déficit presupuestario récord, y mantenerse en el mando hasta las elecciones previstas para el 2015.

Los inversores siempre han tenido sentimientos encontrados respecto a la austeridad.

Si bien quieren que el Gobierno británico enfrente el enorme déficit para frenar la acumulación de la deuda, también temen que los recortes impulsarán la economía hacia una recesión, golpeando a las ganancias corporativas y el impuesto sobre la renta, además de elevar los costos del gasto social y llevar al país a un mayor endeudamiento.

Sin embargo, ellos comparaban generalmente la determinación británica de reducir el déficit con la indecisión y las luchas internas paralizantes, y con la formulación de políticas en la zona euro y Estados Unidos. Ahora, no están tan seguros.

"Si me hubieran preguntado el fin de semana, hubiera dicho que debido a los problemas de la zona euro y en Estados Unidos, la libra esterlina (moneda británica) podría estar a punto de convertirse en un refugio atractivo", dijo Simon Derrick, jefe de divisas de la sucursal de Londres del Bank of New York Mellon.

Impacto limitado

El impacto en el mercado a corto plazo parece ser limitado. Derrick dijo que la cobertura mediática en Estados Unidos de los disturbios de Londres provocó una modesta venta de la libra esterlina el martes pasado, pero los mercados hicieron en gran medida caso omiso de la violencia.

Después de los levantamientos que sacudieron Oriente Medio y el norte de África a principios de este año, los administradores de riqueza han dicho que miles de millones de dólares fueron trasladados a Londres.

Atraídos por la reputación de estabilidad y la oportunidad de una vida de lujo (así como un sistema jurídico sólido y sistemas que les permitían disimular su riqueza a través de fideicomisos y otras estructuras) los multimillonarios han comprado propiedades y otros activos en Gran Bretaña.

Pero los acontecimientos de esta semana socavaron el apelativo de refugio seguro de Londres y algunos analistas esperan que se soliciten controles más estrictos sobre la riqueza ilimitada y un replanteamiento de los recortes previstos.

Algunos países, como Letonia e Irlanda, han llevado a cabo recortes masivos con un descontento relativamente pequeño, pero no todos pueden lograr lo mismo.

Los disturbios británicos podría apuntar a riesgos similares en otras ciudades de Europa y Estados Unidos cuando los recortes comiencen a materializarse.

El ejército si es necesario

Gran Bretaña combatirá a los delincuentes y podría solicitar el apoyo del Ejército si los disturbios de esta semana se repiten, dijo el jueves el primer ministro David Cameron, agregando que no permitirá que exista "una cultura del miedo" en las calles.

El Gobierno también le dará poderes a la policía para que le pida a la gente que descubra sus rostros, después de que muchos saqueadores durante los disturbios de Londres y otras ciudades inglesas usaron máscaras para evitar ser identificados.

Cualquier persona cuya casa o negocio haya sido dañado en los disturbios, en los que murieron cuatro personas, podrían solicitar una compensación bajo el Acta de Daños en Disturbios, dijo Cameron.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Todo el país está conmocionado por las escenas espantosas de gente saqueando, de violencia, vandalismo y robos. Es criminalidad pura y dura. Y no hay ninguna excusa para ello", afirmó en una sesión parlamentaria convocada de urgencia.

Cameron prometió tomar duras medidas contra las bandas de alborotadores y dijo que hay evidencia de que coordinaron los ataques contra la policía y los saqueos. El Gobierno los combatirá como una prioridad nacional, imitando el ejemplo exitoso de ciudades como Boston, en Estados Unidos, agregó.

Ahora ve
Desde el espacio, así se ve el huracán María mientras se agita por el Caribe
No te pierdas
×