Estados Unidos y Europa, contra la pared

El espacio que tienen para aplicar nuevos estímulos fiscales y monetarios es mínimo: economistas; por ello, de enfrentarse una recesión, ésta sería prolongada, advierte Mario Correa de Scotiabank.
crisis  (Foto: Photos To Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las economías de Europa y Estados Unidos tienen muy poco espacio para aplicar estímulos fiscales y/o monetarios para enfrentar sus problemas actuales, por lo que en caso de enfrentar una recesión, esta sería prolongada, advierten economistas de Scotiabank y Análisis Santander.

Ante ello, las perspectivas para los mercados financieros en el corto plazo son inciertas porque el entorno macroeconómico internacional ofrece poca visibilidad ante el debilitamiento de la economía de EU y la crisis de deuda soberana en Europa.

En opinión de Arturo Espinosa, director de Servicios de Análisis de Santander, esta situación es preocupante sobre todo por la poca capacidad de maniobra que tienen las autoridades estadounidenses para rescatar a la economía, pues no tienen mucho espacio ni para un estímulo fiscal ni para uno monetario.

A pesar de que los mercados accionarios puedan presentar cierta recuperación en el corto plazo (relief rally) dado lo castigados que se encuentran, no se observan las condiciones para un alza sostenida.

Los fuertes desequilibrios fiscales que se generaron en años anteriores, en un intento por impulsar a la economía, han comenzado a ejercer un efecto negativo sobre el ritmo de actividad productiva, ya que el espacio para recurrir masivamente al endeudamiento público en los países desarrollados ha desaparecido, advierte el economista en jefe de Scotiabank, Mario Correa.

En Europa, sobre todo, los disparados niveles de endeudamiento público ya generan presión sobre países del 'núcleo' europeo, como Italia e incluso Francia. También persisten serias dudas sobre el estado de salud del sistema bancario europeo, afectado por elevados niveles de exposición a países que se mantienen en recesión.

En este sentido, estima que la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de comprar bonos soberanos de Italia y España parece la última línea de defensa ante una crisis financiera de mayores proporciones. Lejos de representar una solución, esta medida es para ganar tiempo en lo que se implementan programas de ajuste fiscal más severos, cuyo éxito dependerá de que la economía de estos países no se desacelere de forma importante.

Mientras tanto, en EU se ha comenzado a cuestionar la efectividad de las medidas de política económica tomadas en los últimos años, ya que a pesar de los esfuerzos, las cifras más recientes sugieren que la actividad económica se estanca.

Correa menciona que fue muy sintomático durante la semana pasada que los mercados esperaban en la decisión de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) alguna nueva medida milagrosa para inyectar vitalidad a la economía.

"Habrá que ver si la dividida decisión del Comité de Mercado Abierto, de hacer explícito un periodo más largo de tasas bajas tendrá un efecto apreciable sobre la actividad económica. Por lo pronto sigue habiendo más preguntas que respuestas en un entorno altamente incierto, volátil y complicado", dijo.

La fuerte volatilidad observada durante la semana pasada en los mercados es un reflejo del incremento significativo en la incertidumbre sobre el panorama económico, incertidumbre que permanece vigente.

La perspectiva para los mercados accionarios en el corto plazo es muy incierta, ya que el entorno macroeconómico internacional ofrece poca visibilidad ante el debilitamiento de la economía de EU y la crisis de deuda soberana en Europa, puntualiza Arturo Espinosa, de Santander.

Debido a lo anterior, no se pueden descartar bajas adicionales en los mercados, por lo que es de esperarse que la economía estadounidense continúe débil hacia delante y existe el riesgo de que pueda caer en recesión.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En los próximos meses, los inversionistas navegarán en medio de un escenario de crecimiento bajo, ausencia de presiones inflacionarias, elevada percepción de riesgo y tasas de interés sumamente bajas, agrega Rodolfo Campuzano, director de Estrategia y Gestión de Portafolios de Invex Grupo Financiero.

Un ambiente de tasas bajas y crecimiento bajo pero positivo, abre oportunidades en ciertos segmentos de los mercados. En las acciones, considera que hay valor en muchas empresas cuya situación financiera es estable y cuentan con dominancia en sus mercados. Hay también valor en muchos segmentos de la deuda corporativa y en países cuya administración financiera sea favorable (entre ellos México).

Ahora ve
Exfiscal de Venezuela denuncia a Nicolás Maduro por crímenes de lesa humanidad
No te pierdas
×