EU investigará a funcionarios de S&P

La SEC indaga si personal de la agencia difundió rumores de la rebaja a EU antes de hacerse oficial; según el Financial Times, podría tratarse de un caso de uso ilegal de información privilegiada.
wall street  (Foto: AP)
Chris Isidore
NUEVA YORK -

La rebaja de la calificación crediticia de la deuda soberana de Estados Unidos, aplicada el 5 de agosto por la agencia Standard & Poor's (S&P), no fue una acción inesperada. S&P ya había advertido que una degradación podía ocurrir si el Congreso no concertaba una reducción comprensiva del déficit como parte de un acuerdo para elevar la capacidad de endeudamiento del país. 

Aunque S&P no hizo ninguna declaración pública sobre cuándo se daría la degradación, para la mañana del 5 de agosto en Wall Street proliferaban los rumores de que la rebaja ocurriría ese día, tras el cierre de la Bolsa.

Los principales índices bursátiles, que esa mañana iniciaron bien tras un reporte laboral mejor a lo esperado, pronto reaccionaron negativamente; el promedio industrial Dow Jones retrocedió 240 puntos antes de repuntar para cerrar con un alza modesta. 

Los rumores resultaron ciertos: la degradación de la nota estadounidense se anunció a las 20:00, hora del Este. 

Hoy, la Comisión de Bolsa y Valores de EU (SEC) quiere saber dónde se originaron esos rumores y quién los propagó. 

De acuerdo con el diario Financial Times, la SEC ha abierto una investigación para averiguar quién, en S&P, sabía de la decisión antes de que ésta fuera anunciada, y deslindar así responsabilidades en lo que posiblemente sea un caso de uso ilegal de información privilegiada. 

El diario -que cita fuentes anónimas- señaló que la agencia calificadora desconoce si hubo una filtración de información por parte de algún trabajador o si hubo irregularidades en las transacciones. 

La SEC declinó comentar al respecto. S&P tampoco ha hablado sobre una potencial investigación de la SEC, pero afirmó que tomó las medidas necesarias para mantener confidencial la información sobre la degradación, antes de que fuera anunciada.

"S&P toma con mucha seriedad su información confidencial, las políticas de transacción de valores y las políticas de regulación correspondientes", decía la declaración. "Nuestras políticas prohíben a los analistas o a los miembros del comité calificador comerciar y poseer valores u opciones de las compañías o gobiernos que califican. Además, desde hace mucho tiempo hemos adoptado políticas y procedimientos en torno al adecuado tratamiento, uso y protección de la información confidencial".

Los oficiales dentro de la agencia calificadora no fueron los únicos que conocían la degradación pendiente. En las primeras horas del 5 de agosto, el Departamento del Tesoro también fue notificado por la agencia calificadora de que pretendía rebajar la calificación de la deuda del país. Los funcionarios del Tesoro objetaron esa decisión, argumentando que el análisis presupuestario de S&P incluía un error de cálculo por 2 billones de dólares. 

Un funcionario gubernamental dijo a CNN, en la tarde de ese día, que S&P estaba reconsiderando la degradación. Y aunque la agencia calificadora efectivamente modificó sus cifras para ajustarlas a las del Tesoro, de cualquier forma aplicó la degradación. 

Algunos analistas dudan que dicha rebaja fuera la causa principal de la volatilidad que los mercados han vivido los días pasados, ya que la demanda de los bonos del Tesoro se mantuvo sólida durante la semana. Pero otros expertos señalan que la rebaja agravó la incertidumbre y alimentó el temor de que Estados Unidos corriera mayor riesgo de entrar en una segunda recesión.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La SEC declinó comentar al respecto. S&P tampoco ha hablado sobre una potencial investigación de la SEC, pero afirmó que tomó las medidas necesarias para mantener confidencial la información

 

Ahora ve
Protección Civil afirma que no hay demoliciones donde pueda haber sobrevivientes
No te pierdas
×