EU y Europa: ¿quién caerá más hondo?

Paul Krugman, premio Nobel de Economía 2008, advierte un panorama sombrío en su blog del NYT; el estancamiento en la zona euro y la crisis de deuda estadounidense inquietan a los especialistas.
dolar euro  (Foto: Photos to go)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Pese al respiro que habían mostrado los mercados en las últimas jornadas, luego de los momentos de pánico de la semana pasada, el panorama de corto y mediano plazo para la economía mundial parece cada vez más pesimista. Y quién mejor para decirlo que el Nobel de Economía 2008, Paul Krugman, quien advirtió este martes sobre las difíciles circunstancias que enfrentan tanto Estados Unidos como la zona euro.

En su blog ‘La conciencia de un liberal', publicado en The New York Times, destacó que las políticas impulsadas por el Banco Central Europeo (BCE) no han logrado beneficiar a la colectividad de naciones.

"Es una carrera entre Estados Unidos y Europa: quién puede empeorar más una situación que ya es mala", advirtió. "Y los dos competidores están haciendo su mejor esfuerzo". 

Krugman se refirió particularmente a Alemania, pues la mayor economía del bloque creció sólo 0.1% en el segundo trimestre, su tasa más lenta en más de dos años, que contrastó respecto a la expansión de 1.3% registrada entre enero y marzo.

Este martes, el resultado también fue sombrío para las economías más endeudadas de la UE -sobre todo Grecia, Italia, España, Portugal e Irlanda-, donde cifras que mostraron contracciones o un magro crecimiento ponen en duda el cumplimiento de las metas de reducción de sus déficits.

El Producto Interno Bruto (PIB) de la zona euro creció 0.2% en el segundo trimestre tras un alza de 0.8% en los primeros tres meses del año, informó la agencia de estadísticas Eurostat.

"Vemos una caída en los indicadores anticipados y eso significa que también vemos un crecimiento débil en el tercer trimestre", dijo Christoph Weil, economista de Commerzbank.

"Los países centrales tienen un crecimiento muy débil y eso podría ser un problema si la tendencia continúa".

En el caso de Estados Unidos, luego de la degradación de la calificación de deuda por parte de Standard & Poor's anunciada el viernes 5 de este mes -que se dio en medio de una crisis política entre los principales partidos políticos del vecino país-, las proyecciones tampoco son halagüeñas.

Aunque los mercados esperaban anuncios más concretos de políticas de estímulo, la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos sólo dijo hace una semana que dejará su tasa de fondos federales en un rango de entre 0.0% y 0.25% hasta la primera mitad de 2013 para seguir motivando la economía.

"Estimamos que las probabilidades de una tercera ronda de relajación son de 50%", dijeron en un reporte Ethan Harris, director de Investigación Económica para Mercados Desarrollados, y Michelle Meyer, economista para Estados Unidos de BofA Merrill Lynch Global Research.

"Como ha señalado Ben Bernanke (presidente de la Fed), la política monetaria no puede solucionar todos los problemas del mundo. Además, en nuestra opinión, cada nueva ronda de medidas no ortodoxas tiene menores esperanzas de surtir efecto que su antecesora".

Fred Bergsten, director del Peterson Institute for International Economics, con sede en Washington, advierte que Estados Unidos está atrapado en un dilema de ‘tijeras'.

"Por un lado, nuestra dependencia hacia la economía global ha crecido enormemente y seguirá haciéndolo; en el otro sentido, nuestra habilidad para determinar las condiciones económicas globales declinó marcadamente", explicó durante una ponencia el viernes pasado.

No hay un "arreglo rápido", advirtió Bergsten, de manera que las preocupaciones actuales persistirán por años, o incluso décadas, en la medida en que Estados Unidos logre recuperar su vitalidad económica y su importancia global.

Repercusiones Los datos económicos europeos provocaron que las acciones estadounidenses cerraran en baja el martes después de tres días de ganancias, luego de que la reunión de los líderes políticos de Alemania y Francia no logró calmar los temores sobre la capacidad de las autoridades para controlar la crisis en la zona euro.

Las acciones no pudieron recuperarse este martes a pesar de los positivos reportes económicos de la producción industrial estadounidense y la decisión de Fitch de mantener la calificación crediticia ‘AAA' para EU.

El índice Dow Jones cayó 0.67%, el S&P 500 perdió 0.98% y el Nasdaq Composite retrocedió 1.24%.

La canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Nicolás Sarkozy detallaron los planes para una integración más estrecha de la zona euro, pero no incluyeron aumentar el tamaño del fondo de rescate de la zona o las ventas de eurobonos.

"El mercado quería ver al menos un avance, algo concreto que surgiera de la reunión que no respalde lo que ha estado presionando al mercado", dijo Marc Pado, estratega de mercado estadounidense de Cantor Fitzgerald en San Francisco.

Y aunque el principal índice bursátil de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el IPC, subió un 0.14% este martes, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) se unió a quienes ya reducen su estimación sobre el crecimiento de la economía para este año, y ubicó el pronóstico en 4.10% desde el 4.20% previsto hace un mes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A mediados de la semana pasada, el Banco de México (Banxico) recortó sus proyecciones para el crecimiento económico del país en 2011 y 2012, ante el "complejo" panorama de Estados Unidos y Europa.

El banco central redujo la proyección para México en este año a un rango de 3.8-4.8% desde una estimación previa de 4-5%, mientras que para 2012 lo recortó a 3.5-4.5%, contra un previo de 3.8-4.8%.

Ahora ve
Carstens deja Banxico con un recorte al pronóstico de crecimiento económico
No te pierdas
×