Warren Buffett lanza plan fiscal para EU

El magnate pide mayores tasas sobre ingresos e inversiones a aquellos con ingresos mayores a 1 mdd; la propuesta de Buffet daría al Gobierno 34,000 mdd adicionales en ingresos, dijo una asociación.
warren buffett  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

Warren Buffett está pidiendo una vez más al Congreso que le cobre más impuestos. 

"Mis amigos y yo hemos sido bastante mimados por un Congreso amigable con los multimillonarios. Es hora de que el Gobierno hable en serio y haga sacrificios compartidos", dijo el fundador de la empresa matriz Berkshire Hathaway, en una publicación de su opinión en el diario The New York Times, el lunes pasado.

A diferencia del presidente Obama, quien quiere elevar las dos tasas fiscales más altas a los individuos que ganan más de 200,000 dólares, Buffett quiere que las tasas de impuestos sobre ingresos e inversiones sólo sean elevadas para aquellos que ganan más de 1 millón de dólares en ingresos sujetos a impuestos. En 2009, representaron sólo 0.2% de los rendimientos fiscales, en comparación con el 2% a 3% que sería afectado por la propuesta de Obama. 

Desde el punto de vista de Buffett, los que son muy ricos no pagan suficiente en impuestos. Y él no cree que pedirles que paguen más vaya a desalentar las inversiones en la creación de empleos. Algunas personas no estarán de acuerdo con estos puntos, pero aquí hay algo nuevo sobre su opinión. 

Por qué Buffett solamente paga 17.4% de sus ingresos en impuestos federales: "El año pasado, mi cuota fiscal federal fue de 6,938,744 dólares. Parece mucho dinero, pero sólo representa 17.4% de mi ingreso sujeto a impuestos, y eso es un porcentaje menor que lo que pagaron otras 20 personas en nuestra oficina. Sus cargas fiscales fueron de 33% a 41%, con un promedio de 36%". 

A diferencia de la mayoría de los estadounidenses, Buffett y los contribuyentes más ricos del país obtienen gran parte de sus ingresos a partir de las inversiones. Las ganancias y dividendos de capital que generan esas inversiones son sujetas a impuestos a una tasa mucho más baja que los salarios. Las ganancias y dividendos de capital a largo plazo en realidad están sujetas a un impuesto del 15%, muy por debajo de la tasa fiscal por impuestos más alta del 35%. 

Los gestores de fondos de cobertura y otras sociedades de inversión gozan de la misma tasa en la porción de su paga, conocida como interés devengado. 

Además, los más ricos sólo pagan un porcentaje muy bajo de los impuestos de nómina totales, que sostienen a Medicare y a la seguridad social. Esto se debe, principalmente, a que el impuesto sobre la nómina sólo se aplica a ingresos salariales, no a ingresos por inversión. Pero a partir de 2013, se agregará un impuesto para Medicare a una porción de los ingresos por inversión de los estadounidenses más ricos para ayudar a financiar la reforma a la salud.

¿Cuánto dinero podría recaudarse aumentando los impuestos a los más ricos? Sin ser específicos, es muy difícil decirlo, pero es posible darnos una idea general suponiendo que nada más cambie en la estructura fiscal actual. 

Si los legisladores agregan una nueva tasa fiscal del 50% al ingreso sujeto a impuestos por encima de 1 millón de dólares, eso podría recaudar otros 34,000 millones de dólares adicionales, según el Centro de Políticas Fiscales. Por lo tanto, agregar esta nueva tasa podría recaudar, al menos, otros 340,000 millones de dólares a 10 años.

Y si los legisladores deciden cobrar un impuesto en los intereses devengados como ingreso ordinario, el cambio podría recaudar otros 21,000 millones de dólares a 10 años, según los cálculos del Comité Conjunto de Fiscalización.

¿Qué hay de las tasas fiscales en ganancias y dividendos de capital? Si se elevaran para 20% de los individuos que ganan más de 200,000 dólares al año, y a las parejas que ganan más de 250,000 dólares, esto podría recaudar, apenas, 107,000 millones de dólares en una década, según los cálculos del año pasado del Departamento del Tesoro. El incremento en la tasa podría aumentar menos si se viera limitado sólo a aquéllos que ganan más de 1 millón de dólares. 

Con esto dicho, si se combinan los tres cambios (dejando de lado los efectos económicos en caso de que fueran implementados) es posible que el Departamento del Tesoro pueda recaudar más de 450,000 millones de dólares en una década. 

En el contexto de la reducción del déficit, 450,000 millones de dólares es menos del 5% de la nueva deuda que el país está por acumular en los próximos 10 años. Pero es mucho dinero en términos de programas gubernamentales potencialmente valuables, que de lo contrario necesitarían ser eliminados por la falta de ingresos adicionales. 

Las tasas más altas no van a desalentar la inversión: "He trabajado con inversionistas desde hace 60 años y aún no conozco a ninguno que se aleje de una inversión sensible por la tasa fiscal sobre la ganancia potencial, ni siquiera cuando las tasas de ganancias de capital eran del 39.9% en 1976 y 1977".

Es poco probable que los inversionistas más ricos se alejen si el Congreso eleva estas tasas. Pero el cálculo de un inversionista sobre una inversión ‘sensible' podría cambiar, pues la ganancia esperada de una inversión disminuiría una vez que se tomen en cuenta los impuestos.

Las tasas más altas no dañarán el empleo: "Para quienes afirman que las tasas más elevadas afectarán la creación de empleos, quiero decir que entre 1980 y 2000 se agregó un total de 40 millones de empleos nuevos. Ya sabemos lo que ha pasado desde entonces: tasas fiscales más bajas y una menor creación laboral".

Podría haber una correlación entre las tasas fiscales en la cima de la escala de ingresos y la creación laboral, pero es difícil precisarlo. Los conservadores suelen decir que elevar las tasas fiscales a los contribuyentes de ingresos altos dañaría a los pequeños negocios en la creación de empleos. Los liberales dicen que eso es una locura. 

Quizás la verdad está en un punto medio. "La política fiscal es una de las muchas cosas que lo afectan. Por ejemplo, el crecimiento laboral depende de una serie de factores demográficos", dijo Donald Marron, ex funcionario de la Oficina Presupuestal del Congreso. 

Además, no hay una definición uniforme sobre lo que constituye un negocio en el rendimiento fiscal federal; parte de los ingresos de negocios dados a conocer por los contribuyentes más ricos podría surgir a partir de tener propiedades en renta o formar parte de una sociedad de inversión, y ninguno de estos es un fuerte negocio para la creación laboral. 

Además, ninguna forma fiscal indica cuántos empleos ha creado este negocio en cierto año.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero lo que sí podría ayudar a la creación laboral, y que la nota de Buffett no menciona, es una revisión al código fiscal. Esta reforma podría reducir las tasas fiscales por ingresos y limitar varias exenciones fiscales demasiado costosas. 

Cuando el Congreso tenga esto en el debate, la cuestión de cuánto deberían pagar los más ricos será frontal y centrada.

Ahora ve
Dos ciudades de AL están entre las 10 más peligrosas del mundo para las mujeres
No te pierdas
×