El mundo espera último ‘truco’ de la Fed

Mercados creen que Ben Bernanke lance una última arma para reimpulsar la economía de EU: Coutiño; aunque parece que la Fed se está quedando sin municiones para estimular el crecimiento, dice la CFA.
ben bernanke  (Foto: AP)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Este viernes los ojos del mundo estarán puestos en un ‘agujero': Jackson Hole, Wyoming. En esta localidad estadounidense se espera que se dé a conocer la estrategia de la Reserva Federal (Fed) para hacer frente a la desaceleración, y quizás una eventual recesión, de la hasta ahora mayor economía del mundo.

Los mercados financieros esperan con ansia algún anuncio o señal que emita el presidente de la Fed, Ben Bernanke, en la conferencia económica auspiciada por el banco de la Fed de Kansas.

Ya no hay espacio para experimentos, que hasta ahora han fallado para alentar a una economía que cada día se torna más endeble, advierten especialistas.

Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody´s Analytics, asegura que la Fed tiene un as bajo la manga; si funciona, podría revitalizar el consumo interno que representa dos terceras partes del PIB y que hasta ahora no da muestras de confianza. Es la estrategia llamada "Operación Twist".

Dado el alto grado de relajamiento de la política monetaria, su efectividad se ha reducido como instrumento para estimular el crecimiento, como ya lo han demostrado tanto el QE1 y el QE2, por lo que la probabilidad de un QE3 resulta bastante baja.

Si la Fed desea agregar algo más, existe la posibilidad de instrumentar una medida que se usó en la década de los 60s y se llamó "Operation Twist", que consiste en inyectar liquidez al mismo tiempo que se retira, de tal manera que no se afecta la hoja de balance del Banco Central.

Por el contrario, sí podría detonar un cambio en la sicología de la gente en la medida en que permite bajar las tasas de interés de largo plazo y aumentar la probabilidad de inflación a futuro, con lo cual los consumidores estarían dispuestos a gastar en el presente y lograría lo que la Fed ha estado buscando desde el inicio de la recesión, inducir el gasto privado, expone Coutiño.

Sin embargo, Robert Johnson, director ejecutivo de Chartered Financial Analyst (CFA), institución que acredita a analistas financieros, dice que "parece que la Fed se está quedando sin municiones para estimular la economía".

El Banco Central de EU está buscando nuevas herramientas, más que únicamente abrir las operaciones de mercado y la ventanilla de descuento. El nivel de tasas de interés de largo plazo no es el problema que encara la economía, sino que el nivel de endeudamiento y el débil nivel de confianza en la economía son los temas primarios.

Asegura que "las tasas de largo plazo están en su punto más bajo en la historia y no creo que tasas de largo plazo marginalmente más bajas estimularán la demanda de bienes y servicios. Hablar de esta clase de programa señala un poco de desesperación de parte de las autoridades monetarias, y creo enviaría una señal negativa a los mercados", indica Johnson.

El programa de compra de activos de gran escala de la Fed, llamado "QE2", que se anunció justo hace un año, tiene un precedente en la iniciativa de 1961 de la administración Kennedy y la Fed, conocida como "Operación Twist", revela un estudio de Titan Alon y Eric Swanson, investigadores del Departamento de Investigación Económica del Banco de la Reserva Federal de San Francisco.

Un análisis encuentra que cuatro de los seis posibles anuncios de ese plan para mover el mercado tuvieron efectos estadísticamente importantes y que el programa causó acumuladamente una reducción importante, pero moderada, de 0.15 puntos porcentuales en los rendimientos del Tesoro a largo plazo. Estos resultados pueden ser utilizados para estimar los efectos del QE2 (alivio cuantitativo).

La operación consiste en que la Fed salga a vender bonos de corto plazo, recoja liquidez, misma que devuelve al sistema a través de la compra de bonos de largo plazo, en papeles de 20 y 30 años, sin modificar su hoja de balance, explica Coutiño.

"Bajo esta estrategia, busca retirar liquidez de corto plazo, para inyectarla en instrumentos de largo plazo. El efecto que busca es reducir la tasa de interés de largo plazo y que la gente consuma".

Los investigadores encontraron que la Operación Twist bajó los rendimientos de largo plazo del Tesoro en alrededor de 0.15 puntos porcentuales (15 puntos base), un monto que era estadísticamente altamente importante, pero moderado.

Una caída en las tasas de interés de esta magnitud podría ser relevante, indican. Por ejemplo, 0.15 puntos porcentuales es la respuesta típica al rendimiento del Tesoro a un recorte no anticipado de 100 puntos base en la meta de tasas de fondos federales.

En opinión de Coutiño, los mercados financieros están necesitados de una noticia y de no producirse ningún anuncio la volatilidad regresará con fuerza. "Hay probabilidad de que se anuncie una medida de este tipo, la ventaja es que la Fed no estaría modificando su hoja de balance, pero en el corto plazo sí podría inducir al consumidor en el corto plazo y si el mercado lo cree sí funcionaría".

Hasta hoy nada ha funcionado y la Fed sigue buscando medidas que realmente marquen una diferencia, pero que sean más efectivas. En ese sentido habrá dos factores a destacar: La reunión de Jackson Hole presenta una oportunidad para anunciar algo diferente y, segundo, esa es una medida diferente que no se ha implementado en los últimos 50 años, que dio resultado en el pasado y tiene alta probabilidad que sirva en esta ocasión, subraya.

Los investigadores de la Fed de San Francisco hacen notar que el programa QE1, que se implementó en el otoño de 2008 y primavera de 2009, difirió de la Operación Twist y el QE2 en varios aspectos importantes.

QE1 fue mucho más grande, al comprar primariamente valores respaldados por hipotecas, y tuvo lugar en un momento en que los mercados financieros estaban funcionando pobremente y había mucho menos liquidez.

Los efectos del mercado financiero del QE1 pudieron haber sido más grandes que los efectos de las compras del Tesoro en ambientes más normales en los cuales la Operación Twist y el QE2 fueron aplicados.

Coutiño agrega que después de todo el arsenal monetario que la Fed ha implementado para reanimar el crecimiento económico, sin mucho éxito, un QE3 resulta bastante cuestionable ya que no agregaría nada nuevo a lo que ya se le ha suministrado a la economía, con el consecuente riesgo de empezar a acelerar un proceso inflacionario con ausencia de crecimiento.

             Comparación entre la Operación Twist y el QE2

Tamaño del programa de la Fed

Operación Twist

QE2

Nominal miles de millones de dólares

$8.8

$600

 

Como % del PIB de EU

1.7%

4.1%

 

Como % de la deuda del Tesoro

4.6%

7%

Como % de la deuda garantizada del Tesoro

4.5%

3.7%

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Fuente: CNNExpansión, con información de la Fed de San Francisco.

Ahora ve
Periodista hispana vivió en carne propia la intolerancia de integrante del KKK
No te pierdas
×