Manufacturas, talón de Aquiles de México

La desaceleración económica en EU amenaza a un sector vital para el crecimiento del país: analistas; los efectos de la menor demanda estadounidense se reflejarán en una caída de las exportaciones.
Exportaciones  (Foto: AP)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La desaceleración económica de Estados Unidos amenaza con enfriar el principal motor de crecimiento económico de México: las manufacturas. De materializarse el escenario de una fuerte contracción, o incluso recesión en el vecino país, los efectos para este sector comenzarán a sentirse en la segunda mitad de 2011, advierten economistas.

Hasta ahora, la actividad muestra buenas cifras y no ha resentido de manera importante la desaceleración de la producción manufacturera de EU, país con el que México tiene el mayor vínculo comercial.

Las exportaciones manufactureras mexicanas continuaron su expansión en julio, al aumentar 2.8% mensual, su tercer alza consecutiva, y 19.4% anual, sobre una base ajustada por estacionalidad, contra el 17.6% promedio en la primera mitad del año, puntualiza Banamex.

Con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el factor de impulso sigue siendo el sector automotriz, al crecer 34% anual, mientras que el resto de las manufacturas aumentó 11% anual.

Las cifras muestran que el efecto de la desaceleración de la demanda en el vecino país es compensado por ganancias en competitividad, lo que se refleja en un mayor crecimiento anual de las exportaciones a distintos destinos de EU (23.3% en julio), dice Eduardo González, analista económico de Banamex.

"Las cifras de julio son alentadoras, pero no implica que estemos suponiendo que este comportamiento prevalecerá todo el año porque los datos aún no reflejan el pesimismo que se generó a través de estos problemas de Europa y de expectativas de desaceleración en EU, las cuales se recrudecieron a inicios de agosto".

Ante un escenario de desaceleración económica estadounidense, el sector manufacturero es el que se vería más afectado, pero advierte que esto tiene un efecto multiplicador sobre el resto de la actividad económica.

"En la medida en que la producción manufacturera exportadora se contrae, se reflejará en menor empleo, menores salarios, menor demanda interna. Es decir, un cambio de expectativas que puede llevar a los inversionistas a retrasar sus decisiones de inversión y, en la medida en que la expectativa de crecimiento global, y en particular de EU, se torne más negativa, habrá impacto mayor sobre México".

De hecho, recientemente Banamex modificó a la baja su expectativa de crecimiento para la economía mexicana. En su escenario base contempla una desaceleración muy moderada en lo que resta del presente año, pero los riesgos a la baja se han incrementado, por lo que bajó su previsión de expansión del PIB para México de 4.8 a 4.1% para 2011, y de 3.8 a 3.5% para 2012.

El efecto en el crecimiento económico se verá a partir de la segunda mitad de 2011, coincide Juan Carlos Pérez Macías, director de la Licenciatura en Administración  Financiera del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe.

"El dato de junio en el total de importaciones manufactureras en EU fue una pérdida de mercado de 37 puntos porcentuales con relación a 2010, ya se empieza a ver una desaceleración, aún así los envíos de la industria automotriz fueron favorecedores", menciona. Las exportaciones son un indicador anticipado de la actividad económica de México, por lo que "esperamos una desaceleración o que el crecimiento económico de México sea un poco más modesto de lo que se había anunciado al inicio del año".

"Se está frenando la participación de mercado, y cuando EU entra en una desaceleración, lo primero que afectan son las exportaciones manufactureras, y dentro de estas aquellas ligadas a la industria automotriz y autopartes, porque Estados Unidos es un gran consumidor de autos", menciona.

Ahora ve
El director general de izzi, Adolfo Lagos, muere en un intento de asalto
No te pierdas
×