México ‘pierde’ 16,400 mdp por EU

Tras la rebaja de la calificación “AAA” al país vecino, el saldo en bonos mexicanos tuvo una merma; pero el mercado ha madurado y mostrado estabilidad por la entrada al índice WGBI, dicen economistas.
presupuesto estados unidos deficit deuda crisis  (Foto: CNN)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La reciente crisis que enfrentó Estados Unidos para lograr aumentar el monto de su deuda, y la posterior baja en la calificación por parte de Standard and Poor´s a inicios de agosto, disminuyó en casi 2% la posición de los extranjeros en valores gubernamentales.  Del 5 de agosto pasado, momento en que el capital foráneo alcanzó un monto histórico de 904,471.55 millones de pesos en deuda del Gobierno federal denominada en pesos, hasta el 15 del presente mes la salida ha sido de poco más de 16,400 millones de pesos, de acuerdo con información del Banco de México (Banxico)

Sin embargo, aun cuando se han registrado periodos de alta volatilidad y retiros del capital extranjero de instrumentos denominados en pesos, el mercado financiero mexicano se ha conducido con madurez, coinciden analistas.

Tradicionalmente, el conocido "vuelo a la calidad", que se da en momentos de elevada incertidumbre como la que actualmente viven los mercados financieros globales, generaba una salida masiva de capital extranjero especulativo a refugios considerados "seguros".

Esos "refugios", que eran economías desarrolladas, hoy enfrentan problemas económicos y resulta más confiable invertir ahora en mercados emergentes, estables y que dan rendimientos más altos, como es el caso de México, opina Juan Carlos Pérez Macías, director de la Licenciatura en Administración  Financiera del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe.

Sin embargo, la entrada de México al World Government Bond Index (WGBI) de Citigroup ha sido un factor que le ha permitido a México seguir recibiendo este tipo de inversión extranjera de cartera que hasta el 15 de agosto pasado -en medio de la elevada volatilidad que generaba la crisis en Estados Unidos y Europa- registró un saldo en valores gubernamentales por 888,000 millones de pesos.

La adhesión al WGBI, en octubre de 2010, pudo haber marcado un hito para el mercado de bonos mexicanos en el sentido de que "graduarlo" en la mente de los inversionistas, opinan Pablo Gómez y Sergio Luna, economistas de Banamex.

El reciente episodio de aversión al riesgo global, se ha caracterizado más por entradas en lugar de salidas por parte de los inversionistas del mercado de deuda local.

Las cifras del Banxico reflejan que la posición en bonos M se mantuvo prácticamente sin cambio en este periodo de volatilidad, tras pasar de 662,477 millones de pesos el 8 de agosto a 664,978.91 millones el 15 del presente mes, un aumento de 0.37%, lo que confirma la posición de esta clase de inversionista como la más importante en el mercado de bonos.

"La adhesión al WGBI no sólo ayudó a resaltar el tamaño, la alta liquidez y la facilidad de operación del mercado de deuda local, sino que también atrajo a nuevos participantes. Por ejemplo, a marzo de 2011, la participación de México en activos de los bancos japoneses en entidades públicas -un indicador que siguen muy de cerca durante el proceso de adhesión al índice- aumentó a 1.06% del total, significativamente por encima del peso proporcional de México en ese indicador (0.63% a partir de julio de 2011)".

La decisión de la Reserva Federal (Fed) de no modificar sus tasas de interés de referencia hasta julio de 2013, por lo menos, generó un aumento en las expectativas del mercado de que habrá un apoyo adicional del Banco Central de EU.

Ante esto, la curva de tasas de los bonos M han registrado fuertes movimientos de baja que ya sobrepasan a los mínimos que se observaron en octubre del año pasado, cuando México fue incluido en el índice de bonos conocido WGBI de Citi, agrega Leonardo Armas, economista de Invex Grupo Financiero.

En su opinión, los operadores del mercado de dinero también han generado una expectativa de que Banxico podría llegar a modificar la tasa de referencia que se ubica en 4.5% ante las acciones que tome la Fed y recortarla hasta 50 puntos base antes de que termine el año.

Desde su punto de vista, considera que esto aún es muy poco probable. Sin embargo, de esta manera se explica la gran demanda la demanda de bonos mexicanos, destaca en su informe semanal, aunque no descarta que para plazos muy largos (mayores a 10 años) pudiera hacerse presente volatilidad ligada a los acontecimientos en los mercados globales y la aversión al riesgo existente.

México tiene condiciones y fundamentales en la economía para seguir sosteniendo su calidad crediticia y que los inversionistas sigan depositando su confianza  en las inversiones en pesos, puntualiza Pérez Macías, catedrático del Tec.

"Los grandes inversionistas globales han puesto sus ojos ahora más que nunca en otros mercados emergentes como una opción para buscar buenos rendimientos y los fondos soberanos e inversionistas institucionales tienen que diversificar sus portafolios y mantener un adecuado rendimiento, eso es lo que ha permitido que fijen su vista en países emergentes como México, que en 2010 pasó a formar parte del índice WGBI".

Ahora ve
Así luce la Ciudad de México, a un día del terremoto de magnitud 7.1
No te pierdas
×