Obama presiona por infraestructura

El mandatario de EU pide al Congreso que apruebe un proyecto de ley para garantizar financiamientos; los programas para arreglar carreteras y el impuesto que financia obras expirarán el 30 de este...
Obama  (Foto: CNN)
WASHINGTON (Agencias) -

El presidente Barack Obama pidió este sábado al Congreso que apruebe un proyecto de ley para garantizar el financiamiento de caminos y trabajos de construcción, por considerar que de no hacerlo ocasionaría un desastre económico. Los republicanos sostienen que están dispuestos a hacerlo, pero el mandatario insiste que se agota el tiempo y que "las posturas políticas" podrían impedirlo.

"No hay motivo para arriesgar más puestos de trabajo en una de las industrias más castigadas por la recesión. No hay motivo para cesar el financiamiento de proyectos de transporte cuando tantas de nuestras carreteras están congestionadas, tantos de nuestros puentes necesitan reparaciones y tantas empresas sufren el costo de los retrasos", insistió Obama en su alocución radial semanal y por Internet.

El presidente indicó que no se trata de un asunto demócrata o republicano, sino de un asunto estadounidense.

"Si se demora por sólo 10 días, perderemos casi 1.000 millones de dólares en financiamiento para autopistas que nunca podremos recuperar. Y si esperamos aun más, casi 1 millón de trabajadores podría estar en riesgo de perder sus empleos en el curso del próximo año", advirtió el mandatario.

El índice de aprobación del presidente Obama ha caído, después de que pasara julio y agosto luchando con los republicanos para elevar el límite de deuda del país, que resultó en que la agencia Standard & Poor's redujera la calificación AAA de Estados Unidos.

Pero los sondeos muestran que el público estadounidense le tiene menos estima al Congreso.

"Se habla mucho en Washington en estos días acerca de generar empleos. Pero eso no ayuda cuando las mismas personas cambian de parecer y se arriesgan a perder miles de empleos sólo por causa de un manejo político", consideró el presidente.

Obama pronunciará la próxima semana un discurso sobre la creación de empleo ante una sesión conjunta del Congreso, en el que pedirá exenciones fiscales y gastos en obras públicas para apuntalar la maltrecha economía.

El Departamento del Trabajo anunció la víspera que la creación de puestos de trabajo fue nula en Estados Unidos en agosto y que el desempleo sigue en 9.1%.

Los programas federales para arreglar carreteras y el impuesto a los combustibles que financia esas obras expirarán el 30 de septiembre a no ser que el Congreso los prolongue, y los proyectos de obras públicas en todo el país quedarán en suspenso.

Por las diferencias entre la Cámara de Representantes y el Senado, hace unas semanas la Administración Federal de Aviación tuvo que paralizar parcialmente sus actividades con el despido temporal de miles de empleados dedicados a obras de aeropuertos y otros proyectos.

En el mensaje semanal republicano, el representante Bob Goodlatte insistió en la aprobación de una enmienda constitucional para equilibrar el presupuesto y criticó a Obama por su enfoque en la creación de empleo.

Goodlatte denuncio que el Gobierno ha gastado demasiado dinero en planes de estímulo que no dieron resultados, al mismo tiempo que siguió acosando a empresas y negocios con nuevas regulaciones y normas.

"Mientras nuestros trabajadores son castigados por Washington, nada hay que impida al Gobierno financiar nuevos y costosos gastos federales, del tipo que terminan en la expansión de las funciones gubernamentales en los empleos del sector privado, costosos mandatos para los creadores de empleo y el aumento desorbitado de la deuda nacional", sostuvo Goodlatte.

Con información de AP y Reuters

Ahora ve
Varios puntos de Estados Unidos están a la expectativa por el eclipse
No te pierdas
×