Suiza contiene fortaleza del franco

El SNB fijó una tasa cambiaria mínima de 1.20 francos, lo que redujo 8% el valor de la moneda; la divisa se había disparado al ser usada como refugio ante la crisis de deuda en la eurozona.
franco suizo  (Foto: AP)
ZURICH (CNN) -

El Banco Nacional de Suiza sacudió el martes a los mercados de divisas al fijar una tasa cambiaria límite para el apreciado franco contra el euro, desalentando a inversores que, nerviosos por el flojo crecimiento global, recurren a la moneda como refugio. Utilizando uno de los lenguajes más duros de un Banco Central en la era moderna, el SNB (sus siglas en inglés) dijo que no toleraría más un tipo de cambio por debajo de los 1.20 francos por euro y que defendería el objetivo mediante compras de otras monedas en cantidades ilimitadas.

El anuncio inmediatamente redujo cerca de 8% el valor del franco, que se había disparado en un tercio desde el colapso de Lehman Brothers en el 2008 debido a que los inversores lo usaron como un refugio seguro ante la crisis de deuda en la zona euro y la agitación en los mercados bursátiles.

Analistas comentaron que el banco central helvético debería ser capaz de defender la tasa de 1.20, ya que puede imprimir montos ilimitados de francos, pero ese éxito de largo plazo depende de los esfuerzos para abordar los problemas de deuda de la zona euro.

"La actual sobrevaluación masiva del franco plantea una amenaza grave a la economía suiza y conlleva el riesgo de un desarrollo deflacionario", dijo en un comunicado el banco central suizo.

"El SNB hará cumplir esta tasa mínima con la mayor determinación y está preparado a comprar moneda extranjera en cantidades ilimitadas", agregó.

La medida fue recibida como un nuevo golpe en la guerra de divisas, mientras se espera que Japón trate de debilitar al yen si la acción de Suiza desvía los flujos en busca de refugio hacia su moneda. El oro, que tocó un máximo histórico el martes, también debiera seguir subiendo.

Los temores a que la economía mundial pueda volver a caer en recesión han alentado a los inversores a desprenderse de activos de riesgo como las acciones y a preferir alternativas relativamente más seguras como el oro, el franco y el yen.

"Dado que los bolsillos del SNB son muy grandes, debería tener éxito en estabilizar el tipo de cambio por sobre los 1.20 francos", dijo el economista de Commerzbank Ulrike Rondorf.

"Por otro lado, una depreciación adicional del franco parece improbable para nosotros en el clima actual. La incertidumbre sobre el mercado aún es muy alta, todavía sin signos de abatimiento de la crisis de deuda de la zona euro", agregó.

El SNB, que tiene su revisión trimestral de política monetaria el 15 de septiembre, dijo que incluso a una tasa de 1.20 por euro, el franco todavía era alto y que debería seguir debilitándose en el futuro.

"Si el panorama económico y los riesgos deflacionarios lo requieren, el SNB tomará más medidas", agregó.

El SNB ha advertido que el crecimiento económico -ya flojo en el segundo trimestre- se desaceleraría fuertemente en los próximos meses debido a la fortaleza del franco que hace que las exportaciones suizas, desde medicamentos hasta artículos de lujo, sean prohibitivamente caras.

El franco casi tocó la paridad con la moneda común el 9 de agosto. Tras el anuncio del martes, se hundía 8.5 por ciento a 1.203 unidades por euro y casi 8% frente al dólar a 0.848.

"Esta fue la medida solitaria de tipo de cambio más grande que he visto", dijo el economista jefe de World First, Jeremy Cook.

Las acciones suizas saltaron con la medida, con un alza del 4.3% en el índice bursátil referencial SMI.

"Será la dirección que tome la crisis de la zona euro la que determine cuán exitoso será el SNB en proteger al franco suizo de la apreciación en los próximos meses", dijo el estratega cambiario de Rabobank Jane Foley.

El SNB fijó también un objetivo formal de tipo de cambio en el año 1978 -por encima de 0.80 francos por marco alemán- cuando el franco se disparó por la crisis del petróleo, y defendió exitosamente esa tasa, pero pagó el precio de una inflación disparada.

"Funcionó en el corto plazo, pero a un costo enorme y llevó a una inmensa burbuja inflacionaria", dijo Simon Derrick, jefe de investigación cambiaria de Bank of New York Mellon.

La medida del SNB se produce después de que el indicador de inflación suizo fue menor a lo esperado en agosto, al caer 0.3 por ciento respecto al mes previo.

El ministro de Economía suizo, Johann Schneider-Ammann, quien propuso una ayuda gubernamental de 870 millones de francos para contrarrestar el impacto del franco, aplaudió la medida del SNB.

Ahora ve
Algunas empresas 'hicieron su agosto' por el eclipse, pero también hay pérdidas
No te pierdas
×