Empresas: arma contra el desempleo en EU

Los políticos estadounidenses no pueden resolver la crisis de falta de empleos, pero las firmas sí; necesitan dejar de esperar estímulos por parte de Washington y aumentar las contrataciones.
presidente obama dando discurso  (Foto: CNN)
Paul R. La Monica
NUEVA YORK -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, no puede solucionar el problema del desempleo. Tampoco lo pueden hacer Rick Perry, Mitt Romney, Michele Bachmann o cualquiera de los otros republicanos que quieren el puesto de Obama.

Así que no estoy poniendo mis esperanzas en cualquier plan que significativamente eleve las nóminas del país y reduzca la tasa de desempleo.

¿Cómo Washington puede darse el lujo de hacer algo realmente significativo? El Gobierno federal está corto de dinero. Lo mismo ocurre con los municipios locales y estatales. Y los consumidores.

¿Pero sabes quiénes están en un buen estado fiscal? Muchas grandes empresas. Es realmente tarea de las empresas, que de hecho tienen efectivo, comenzar finalmente a contratar más gente.

O, parafraseando al osuno experto en seguridad contra incendios, Smokey: solamente tú puedes prevenir una recesión de doble caída, América Corporativa. Sólo tú.

No me malinterpreten. El Presidente, el Congreso, la Reserva Federal y otros en Washington no están exactamente impotentes. Pueden y deben intentar algo para ayudar a que la economía vuelva a encaminarse.

Pero los negocios -no las agencias gubernamentales- son el verdadero motor de la creación de empleos.

Mike Lee, un senador republicano de Utah, dijo que se reserva su opinión sobre el plan de Obama hasta después de escuchar el discurso de esta noche. Preferiría, sin embargo, que Washington diera un paso atrás y dejara que el mercado privado resolviera el problema de los empleos.

"Si sigues viendo al gasto de estímulos gubernamentales como la alternativa preferida para hacer que la economía marche de nuevo, estarás preparándote para una decepción", dijo Lee, quien también es autor del libro The Freedom Agenda. "Si era razonable esperar que el estímulo funcionara, ya verías a la economía reactivando áreas".

Ése es un argumento justo. Sin embargo, una réplica igualmente justa es que sin las anteriores rondas de estímulo, la economía estaría ahora en peores condiciones.

Sin embargo, es frustrante ver que las empresas siguen culpando a Washington por la debilidad de la economía. Incluso si los legisladores relajaran ciertas normas federales e hicieran más por promover los productos hechos en Estados Unidos, ¿realmente qué tanto ayudaría eso?

"Soy receptivo a los llamados para aliviar las regulaciones y tratados de comercio exterior. Pero el impacto de ello sería relativamente menor y no ayudaría en el corto plazo", dijo Bill Conerly, economista de Portland, Oregon, y socio senior senior del Centro Nacional para el Análisis de Políticas.

Enfoque en la tecnología

Entonces, ¿qué podría ayudar? Un líder empresarial dijo que el Gobierno debe hacer más por apoyar las áreas de la economía que todavía están vibrantes, como el sector tecnológico.

"El debate acerca de los empleos es en realidad bastante sencillo. Hay, literalmente, una nueva economía emergiendo. Da un vistazo a las tendencias masivas en tecnología y al mundo hiperconectado en que vivimos", dijo Lanham Napier, director general de Rackspace Hosting, una compañía de computación en la 'nube' con sede en San Antonio. "Todos en Estados Unidos están compitiendo con gente en China, México o en otro lugar".

Napier, quien fue uno de las dos docenas de altos ejecutivos que participaron en una encuesta de CEOs que realicé para CNNMoney el pasado mayo, dijo que un mayor énfasis en la educación y en la formación de carreras de alta tecnología podría conducir a más empleos.

Como un argumento a su favor, Rackspace ha estado realmente en una 'borrachera' de contratación durante este último año. La plantilla de la empresa ha aumentado de unas 3,000 personas a finales de junio de 2010 a 3,700 a finales de este junio. Solamente en el segundo trimestre de 2011, Rackspace añadió a 220 empleados.

Sin embargo, Napier dijo que su empresa se enfrenta todavía a una escasez de trabajadores calificados en Estados Unidos.

"Es necesario que haya más enfoque en la innovación. No podemos encontrar suficientes desarrolladores de Linux", dijo. "En lugar de construir puentes, ¿por qué no construir la red inalámbrica más grande del mundo?". Por supuesto, Napier tiene un gran interés en una mayor inversión en tecnología. Pero él tiene un punto.

Sin embargo, el Gobierno no puede abandonar por completo la manufactura en favor de la innovación.

Ryan McConaghy, director del Programa Económico de Third Way, un centro de estudios en Washington, dijo que las inversiones en un llamado banco de infraestructura que se asocie con empresas privadas podrían ayudar a incrementar los empleos en el largo plazo también.

"La realidad es que en el corto plazo, los problemas de esta economía son más grandes que cualquier presidencia y cualquier Gobierno", dijo. "Es por eso que tiene que haber una visión y un marco a largo plazo".

Napier agregó que un código de impuestos más simple podría ayudar en el corto plazo. Ese sentimiento fue compartido por McConaghy y por el senador Lee. Sin embargo, los impuestos tampoco parecen ser el mayor problema que enfrentan las empresas.

Deja de preocuparte y empieza a contratar

En algún momento, las empresas tendrán que invertir en más trabajadores, independientemente de lo que esté pasando en Washington. Después de todo, no es como si los impuestos de repente se hubieran convertido en un laberinto confuso.

Tampoco es la primera vez en la historia que la nación ha tenido que hacer frente a un rencor partidista.

"Hemos vivido en la constante incertidumbre política durante más de dos siglos. Eso no es lo que hace que la gente con capital no invierta", dijo Lee.

Él tiene razón. Sin embargo, las disputas en Washington parecen peor que de costumbre. Y eso no está ayudando.

"Lo más importante que el Congreso y el presidente pueden hacer es poner en marcha políticas que faciliten el crecimiento de las empresas y eliminen la crisis de confianza que ha estado disuadiendo a las empresas de contratar", dijo Sal Iannuzzi, jefe ejecutivo de la sede en Nueva York del sitio web de empleo Monster y otro participante en la encuesta de CEOs de CNNMoney.

Sin embargo, no importa lo que Obama diga, las empresas estadounidenses deberán ajustarse a Washington y asumir que no van a conseguir mucha ayuda por parte de la Casa Blanca o del Congreso.

Napier concuerda, y añade que "en algún punto los líderes de negocios estadounidenses se enfermarán de escuchar a los líderes políticos y seguirán adelante".

Sí, es comprensible que las empresas estén nerviosas por el triste estado de la economía. He estado llamando a ésta la 'recuperación lenta y baja de barbacoa' durante más de un año. Pero las empresas no pueden utilizar a los consumidores reticentes como excusa para siempre.

"Es como un baile de la secundaria. Los chicos de un lado y las chicas del otro", dijo Conerly acerca de las empresas y consumidores. "Ambas partes quisieran bailar, pero tienen miedo de dar el primer paso".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Así que, sigue adelante, América Corporativa. Haz ese movimiento. Aunque tus palmas estén sudorosas, no debes tener un temor real al rechazo. Si empiezas a usar parte de ese exceso de efectivo para contratar personas, encontrarás que los consumidores estarán más que contentos de bailar contigo y comprarán más de tus productos de nuevo.

Las opiniones expresadas en este comentario son únicamente de Paul R. La Monica. Además de Time Warner, la empresa matriz de CNNMoney, y los Laboratorios Abbott, La Monica no tiene posiciones en ninguna acción en particular.

Ahora ve
Tesla desvela su prototipo de tráiler eléctrico con conducción autónoma
No te pierdas
×