Los puntos esenciales del plan de Obama

El mandatario busca crear más empleos mediante incentivos fiscales a firmas y subsidios; propone que el impuesto sobre nómina descienda a 3.1% desde el 4.2%.
obama en podium  (Foto: CNN)
Annalyn Censky y Charles Riley
NUEVA YORK -

El presidente Barack Obama presentó el jueves pasado un plan de estímulos que, de convertirse en ley, impulsará el empleo y estimulará la estancada economía estadounidense. 

Combinando 253,000 millones de dólares (mdd) en recortes fiscales y 194,000 mdd en nuevo gasto, el monto total del plan asciende a 447,000 millones de dólares. Sin embargo, dada la acérrima oposición de los republicanos a nuevos gastos, es casi improbable que la iniciativa sea aprobada por el Congreso, al menos en su redacción actual. 

Hay, no obstante, algunas partes de la iniciativa que podrían legislarse y proporcionar un puntal de apoyo para una economía en riesgo de caer en recesión. 

"El plan incide en diferentes temas. Hay distintos aspectos de la economía que Obama intenta impulsar", comenta Pamela Loprest, directora del Income and Benefits Policy Center del Urban Institute.

¿Qué es exactamente lo que pide el mandatario al Congreso? 

Recortes fiscales

Reducciones en el impuesto sobre la nómina: a los empleados normalmente se les aplica una retención tributaria del Seguro Social de 6.2% en sueldos de hasta 106,800 dólares, pero actualmente sólo pagan el 4.2%. Esa reducción expirará a fines de año, y a Obama le gustaría extenderla por más tiempo e incrementarla; él propone recortarla a la mitad, de forma que sólo se retenga el 3.1%.

Obama también quiere reducir a la mitad el impuesto sobre nómina que pagan los empresarios, dejarlo en 3.1% sobre los primeros 5 millones de dólares de la cuenta salarial. 

Además, si una empresa contrata a un nuevo trabajador o concede un aumento salarial a un empleado existente, quedará eximida de pagar impuesto sobre nómina. 

Costo total: 240,000 millones de dólares, más de la mitad del monto del paquete.  

Otras medidas impositivas: Obama ofrecería 8,000 millones de dólares en créditos fiscales a compañías que contraten trabajadores que han estado desempleados por seis meses o más, y destinaría 5,000 millones de dólares en incentivos fiscales para las compañías que inviertan en instalaciones y equipo. 

Gasto

Banco público de infraestructura: los demócratas, y Obama en especial, hablan mucho sobre invertir en infraestructura. Una prioridad es la creación de un "banco nacional para infraestructura". Con una financiación inicial calculada en 10,000 millones de dólares, el banco ofrecería préstamos a proyectos del sector privado. Con el tiempo, los intereses pagados a cuenta de los créditos convertirían al banco en autosuficiente. 

Obama especificó que los fondos serían distribuidos conforme a "la urgencia con la que se necesite un proyecto de construcción y el bien que le suponga a la economía".

Transporte: secundando una idea respaldada por la AFL-CIO (Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales) y por la Cámara de Comercio, Obama propuso 50,000 millones de dólares de financiación inmediata para carreteras, tránsito, ferrocarriles y aviación. 

Modernización de escuelas y rehabilitación de propiedades desocupadas: El presidente quiere destinar 25,000 millones de dólares para modernizar al menos 35,000 escuelas públicas, otros 5,000 millones de dólares se asignarían para mejorar los colegios comunitarios. Otra medida proyecta gastar 15,000 millones de dólares en renovar viviendas y negocios desocupados y embargados. 

Extender los beneficios por desempleo: cerca del 43% de los desempleados han estado desocupados por seis meses o más, una situación que Obama quiere aliviar ampliando nuevamente los subsidios a ese sector de la población. 

En 2009, los legisladores extendieron el seguro de desempleo a 99 semanas, y desde entonces han ratificado la medida en cinco ocasiones. La Casa Blanca estima que otra extensión costaría 49,000 millones de dólares.

Ayuda a los desempleados de largo tiempo: Obama ha propuesto una nueva deducción impositiva de hasta 4,000 dólares para las empresas que contraten empleados que han estado sin trabajo por más de seis meses. 

Subsidios a la capacitación laboral: Obama quiere ofrecer a los desempleados la oportunidad de trabajar temporalmente como una forma de desarrollar sus habilidades mientras buscan un empleo permanente. En el programa que inspiró esta iniciativa, el Georgia Works program, los participantes no reciben un sueldo, pero mantienen sus beneficios por desempleo y reciben un estipendio de hasta 240 dólares para transporte y gastos. 

Empleos para profesores y personal de servicios de emergencia: El mandatario pide que se inyecten 35,000 millones de dólares a las escuelas comunitarias para mantener en sus empleos a maestros y personal de respuesta inmediata, de los cuales 30,000 millones de dólares se destinarían a los educadores y el resto a policías y bomberos. 

Empleos de verano: Obama quiere darle a cientos de miles de jóvenes "la esperanza y la dignidad de un trabajo de verano". La tasa de desempleo entre los jóvenes de 16 a 24 años tocó máximos históricos este verano. 

Vivienda 

El presidente prometió trabajar con Fannie Mae y Freddie Mac para ayudar a que los propietarios de casas refinancien sus hipotecas a tasas de interés históricamente bajas, de alrededor del 4%. 

¿Cómo planea pagar un plan así? El mandatario pidió al super comité creado tras acordar el tope de endeudamiento de Estados Unidos, cuya función es reducir la deuda (encargado de proponer iniciativas que redunden en una reducción de entre 1.2 billones y 1.5 billones de dólares en el plazo de una década), que añada el costo de la Ley Estadounidense para el Empleo a su objetivo.

Si el Comité accede a estos recortes, su nuevo objetivo se acercaría más a los 2 billones de dólares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El presidente indicó que sometería su plan de reducción de deuda ante dicho Comité el 19 de septiembre. Lo describió como "ambicioso, un plan que no sólo cubrirá el costo de esta ley del empleo, sino que estabilizará nuestra deuda en el largo plazo".

Sus recomendaciones incluirán recortes adicionales al gasto que se aplicarán de forma gradual, "modestos ajustes" a Medicare y Medicaid, y un plan de reforma fiscal "que pide a los estadounidenses más ricos y a las grandes corporaciones pagar lo que es justo".

Ahora ve
Tras más de 50 años de conflicto armado, las FARC entregaron las armas
No te pierdas
ç
×