‘Súper retos’ del Súper Comité de deuda

Los integrantes del grupo deberán reducir 4 bdd en gastos para alcanzar sus metas, estiman expertos; pero las diferencias entre los legisladores pone en dificultades las grandes reformas para...
dolar deuda comite estados unidos  (Foto: Photos to Go)
NUEVA YORK -

Cuando se trata de reducir el déficit, no convienen políticas a medias.

Tal es el mensaje de la carta enviada el lunes pasado al súper comité de deuda del Congreso estadounidense por un grupo conformado por más de 60 influyentes economistas -expertos en presupuesto-, ex secretarios del Tesoro y ex legisladores.

"Los instamos a actuar ‘a lo grande' y desarrollar un paquete de largo alcance para reducir el endeudamiento, lo suficiente para estabilizar la deuda en proporción a la economía", decía la carta dirigida al súper comité.

Claro, es más fácil decirlo que hacerlo, dada la profunda división en las posturas partidistas en torno a la mejor manera de reducir el déficit. Tampoco ayuda que el súper comité tenga que trabajar también 'súper rápido', pues tiene escasas 11 semanas para presentar un proyecto ante la Cámara baja y el Senado.

Los expertos en temas fiscales estiman que, para estabilizar la deuda del sector público en su nivel actual (casi 67% del PIB estadounidense) en el plazo de una década, los legisladores tendrán que instituir una reducción del déficit de cerca de 4 billones de dólares en 10 años.

Si el comité sólo recomienda una reducción de 1.5 billones de dólares, la deuda acumulada del país aún estará en vías de crecer a un ritmo más acelerado que el de la economía.

No será factible conseguir esa disminución de 4 billones de dólares a menos de que los legisladores reformen el código fiscal y frenen el crecimiento del gasto en programas de prestaciones sociales. Esas son las dos únicas maneras de atajar las principales causas del creciente endeudamiento del país: el insostenible incremento en los costos sanitarios, una población envejecida, y una enorme y progresiva brecha entre el gasto e ingreso.

"Creemos que un enfoque de amplio alcance... es preciso para disminuir la deuda a un nivel sostenible y manejable, mejorar el balance fiscal a largo plazo, tranquilizar a los mercados y restaurar la confianza de los estadounidenses en el sistema político", puntualizaba la carta.

Entre los firmantes de la misiva estaban ex legisladores de ambas bancadas, como el republicano Judd Gregg y el demócrata Bob Kerry, así como un grupo bipartidista de ex asesores económicos de la Casa Blanca, incluidos Christina Romer, Martin Feldstein y Glenn Hubbard.

La carta también estaba firmada por los anteriores secretarios del Tesoro Robert Rubin y Paul O'Neill, y por Erskine Bowles y Alan Simpson, quienes copresidieron la comisión fiscal integrada por el presidente Obama en 2010. Completaban la lista de firmas expertos fiscales, entre ellos William Gale del Instituto Brookings y Maya MacGuineas del Comité para un Presupuesto Federal Responsable, entidad que organizó el escrito.   

La próxima semana, el presidente Barack Obama enviará al súper comité su propuesta sobre cómo reducir la deuda paulatinamente, y prometió que sería lo suficientemente comprensiva para estabilizar el endeudamiento a largo plazo.

Si el comité bipartidista conformado por 12 miembros no presenta una iniciativa antes del 23 de noviembre o acuerda una reducción de la deuda inferior a los 1.2 billones de dólares, a partir de 2013 se aplicarán recortes automáticos en buena parte del presupuesto federal.

Ahora ve
Así lucen las gemelas de ‘El Resplandor’, de Stanley Kubrick, 37 años después
No te pierdas
×