Recortes al gasto en EU, peligrosos

Reducir más el déficit y elevar impuestos ralentizará la economía, dice la Oficina de Presupuesto; no obstante, el Súper Comité está presionado para recortar todavía más la deuda pública.
congreso EU  (Foto: CNN)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

Recortar el gasto y elevar los impuestos ahora podría ralentizar la economía estadounidense, advirtió Douglas Elmendorf, director de la Oficina de Presupuesto del Congreso al súper comité legislativo comisionado para reducir la deuda del país.

La buena noticia es que hay formas fiscalmente responsables de impulsar la economía y para disminuir simultáneamente los déficits a largo plazo, dijo Elmendorf al súper comité. 

El enfoque presupuestario "más efectivo", dijo, "serían cambios en la tributación y en el gasto que ampliarían hoy el déficit pero lo reducirían después en la década". 

En otras palabras, Elmendorf propone ejecutar políticas para estimular el crecimiento económico y aplicar a la vez un plan de reducción de deuda que tome efecto posteriormente. Su argumento estriba en que la tasa de desempleo es alta, y las fábricas y las oficinas están infrautilizadas. "No hay contradicción inherente entre usar la política fiscal ahora para ayudar a la economía... e imponer restricciones fiscales dentro de unos años cuando la producción y el empleo probablemente estén más cercanos a su potencial",  declaró.

No todos en el comité opinan igual. El senador republicano Pat Toomey dijo que le preocupaba que la deuda pública ya estuviera afectando a la economía y que aumentar el gasto ahora sería más perjudicial que benéfico. "Yo replicaría que si toleramos o agravamos el problema actual del déficit con la promesa de que lo atajaremos en el futuro, estaríamos encaminándonos hacia una dirección muy, muy peligrosa", acotó.

Elmendorf también expresó otra advertencia ante los legisladores: el futuro presupuestario del país será muy distinto al presupuesto del pasado.

Los congresistas de ambos partidos suelen recurrir al pasado para establecer posturas partidistas sobre niveles ideales para la recaudación y el gasto. Pero el pasado quizá no sea la mejor fuente de orientación. De acuerdo con el director de la Oficina de Presupuesto, el envejecimiento de la población y un proyectado aumento en los costos sanitarios "han cambiado el contexto para las (futuras) decisiones presupuestarias en una manera fundamental". 

"En verdad, la cuestión fundamental para ustedes no es cómo llegamos a este punto sino hacia dónde quieren que vaya el país. ¿Qué papel quieren que tenga el Gobierno en la economía y en la sociedad?", cuestionó. 

Reformas ‘a lo grande': El súper comité está siendo presionado para que eleve su objetivo de reducción de déficit, originalmente establecido en 1.5 billones de dólares en el lapso de 10 años, debido a que ese monto no evitará que el endeudamiento del país crezca a un ritmo más acelerado que el de la propia economía. 

El lunes pasado, un grupo conformado por expertos fiscales, ex secretarios del Tesoro y ex legisladores envió una carta al súper comité instando a los miembros a actuar ‘a lo grande' y desarrollar "un paquete de reducción de deuda de largo alcance suficiente para estabilizar la deuda en proporción a la economía". Para conseguirlo, asumiendo que las políticas impositivas actuales permanezcan vigentes, el comité tendría que acordar una reducción de 4 billones de dólares en el plazo de una década, meta que no será posible alcanzar a menos de que se implementen reformas a los programas sociales y al sistema tributario. 

Un día después, varios miembros del súper comité expresaron su apoyo a la idea de actuar ‘a lo grande.' Como también lo hizo el portavoz de la Cámara baja John Boehner y el líder de la minoría demócrata Steny Hoyer. 

La próxima semana el presidente Barack Obama presentará ante el súper comité su propia propuesta para recortar el déficit, donde posiblemente solicite una reducción de al menos 4 billones de dólares.

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×