Grecia debe esperar un mes por más ayuda

La llamada ‘troika’ evalúa el cumplimiento de los compromisos adquridos por el país heleno; Geithner reconoció que EU no puede dar lecciones a los europeos sobre el manejo de deuda.
Juncker Papandreu  (Foto: AP Images)
POLONIA (AP) -

Pese a estar cada vez más cerca de quedarse sin fondos para el pago de su abultada deuda, Grecia deberá esperar hasta octubre, fecha en que el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros (Ecofin) recibirá los resultados sobre el cumplimiento de las medidas implementadas por el país heleno para reducir su déficit presupuestario.
El próximo tramo de 8,000 millones de euros (11,000 millones de dólares) del crédito de contingencia otorgado a Grecia dependerá de la revisión de las medidas prometidas por Atenas para sanear sus finanzas, lo que está siendo evaluado por la llamada ‘troika', la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker dijo que las autoridades europeas ven con agrado "el renovado y firme compromiso de Grecia" para cumplir hasta la última disposición de su programa de austeridad, y agregó que "decidirán en octubre si entregan el próximo tramo".

Los temores a la bancarrota griega hicieron que el interés de sus bonos soberanos se disparara a más del 25%.

Por su parte, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner dijo a los ministros de Finanzas de la eurozona que el país norteamericano no quiere darles lecciones sobre el manejo de la abultada deuda soberana.

En EU "seguimos teniendo nuestros problemas", y "nuestra política es terrible ... quizá peor que la de muchas partes de Europa", agregó Geithner, quien estuvo presente en la reunión de ministros de Hacienda, la Ecofin.

Dicha reunión, intenta evitar desesperadamente que la crisis de la deuda soberana contagie a otras naciones del bloque y evitar la bancarrota de Grecia, que pondría en graves apuros a los bancos europeos, especialmente los de Francia por su alta tenencia de bonos griegos.

La exigencia de garantías reales al país heleno por parte de Finlandia, a cambio de su aportación a un segundo plan de rescate por 109,000 mdd ha puesto en entredicho la realización del acuerdo pactado en la reunión del 21 de julio.

A esa petición se han sumado países más modestos como Austria y Holanda, que considera inevitable la bancarrota de Grecia, y la consideran incluso preferible al segundo plan de rescate por ser más barata.

"Desgraciadamente, no veo que podamos encontrar una solución esta noche", dijo la ministra finesa Jutta Urpilainen en la reunión de la localidad polaca de Wroclaw.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La disputa ha inquietado a los mercados porque muestra la división entre los 17 países de la eurozona sobre el rescate de Grecia, que durante más de un año ha dependido de préstamos de emergencia de sus socios de la eurozona y el FMI.

Una delegación de la eurozona, del FMI y el Banco Central Europeo BCE abandonó inesperadamente Atenas el 2 de septiembre tras descubrir que Grecia estaba a punto de incumplir sus objetivos presupuestarios. Desde entonces, el gobierno socialista heleno anunció un impuesto especial a la propiedad, que debería cubrir el déficit presupuestario, condición indispensable para recibir el octavo tramo del crédito de 110,000 millones de euros pactado en mayo del 201o.

Ahora ve
Los jóvenes están durmiendo menos y estas son las razones
No te pierdas
×