‘Falta moral, no agresión’: Strauss-Kahn

En una entrevista de tv, el ex jefe del FMI califica así lo que ocurrió entre él y la mucama de NY; dice además que estará al margen de la campaña del Partido Socialista para las elecciones de 2012.
DSKTE RE  (Foto: CNN)
PARÍS (CNN) -

Dominique Strauss-Kahn se disculpó ante Francia este domingo por un encuentro sexual con una camarera de hotel en Nueva York y dijo que fue un "error moral" del que se arrepentiría toda su vida. El ex jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) además se comprometió a mantenerse al margen de la campaña del Partido Socialista para las elecciones del 2012.

En su primera entrevista desde que un caso de abuso sexual en Nueva York terminó con su carrera en el FMI e hizo polvo sus posibilidades de postularse a la presidencia, Strauss-Kahn aseguró que estaba molesto con él por lo que denominó un imprudente, pero consensuado encuentro que defraudó a su país y daño a su familia.

"Fue un error moral, y no estoy orgulloso de eso. Lo lamento, infinitamente, y no creo que he finalizado con lamentarlo", dijo en una entrevista de la cadena TF1.

Alguna vez visto como la mejor opción de la izquierda para ganar la presidencia en abril de 2012, el francés regresó a su país el 4 de septiembre, luego de que un fiscal de Nueva York desechó cargos de intento de violación en relación a su encuentro de nueve minutos con una camarera del hotel Sofitel.

Vestido con un traje oscuro y una sobria corbata azul, con una camisa abrochada y un pelo cuidadosamente peinado, en su aparición del domingo Strauss-Kahn estuvo lejos de parecerse al desaliñado prisionero esposado que captaron las cámaras cuando fue arrestado a mediados de mayo.

También pareció distinto al preparado y erudito director gerente del FMI y ex ministro de Finanzas que se dirigió al mundo desde varios podios de alto perfil durante años.

Con sequedad bucal, nerviosismo y claramente incómodo, el político galo se unió a la lista de hombres poderosos, que incluye desde el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton al ex senador estadounidense Anthony Weiner, quienes se han disculpado públicamente por sus faltas sexuales.

Strauss-Kahn dijo a la entrevistadora de la cadena TF1, Claire Chazal, amiga de su esposa, Anne Sinclair, que era un hombre cambiado.

"He pagado duramente por esto. Todavía estoy pagando. He visto el dolor que he causado en mi entorno y he reflexionado profundamente", expresó Strauss-Kahn ante una inquieta Chazal, que mantuvo los brazos cruzados durante toda la entrevista.

Más que dejar atrás el escándalo y concentrarse en restaurar su credibilidad como autoridad económica mundial, como muchos esperaban, Strauss-Kahn pasó la mayor parte de la entrevista mostrando su arrepentimiento y defendiendo su inocencia, con sólo una breve referencia a la crisis de la zona euro.

Conocido en Francia por sus iniciales DSK, Strauss-Kahn aseguró a TF1 que necesitaba más tiempo para reflexionar sobre qué haría con su carrera.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Yo quería ser candidato (para las elecciones). Yo pensé que podría haber sido útil. Todo eso queda detrás. Yo no creo que sea mi papel involucrarme en las primarias (socialistas)", agregó.

Strauss-Kahn, de 62 años, todavía enfrenta una demanda civil en Nueva York con respecto al incidente en el hotel Sofitel de Times Square, y ha sido cuestionado en Francia por otra acusación de agresión sexual que data de 2003, contra una mujer 30 años menor.

Ahora ve
El de Cristiano Ronaldo y otros empujones famosos en la cancha de futbol
No te pierdas
×