Obama pide a ONU “rescatar economía”

El mandatario llamó a tomar “medidas urgentes y coordinadas” para evitar una mayor crisis; el presidente pidió en la ONU impulsar la demanda interna, al tiempo que se cuide la inflación.
obama crisis mundial naciones unida ONU  (Foto: CNN)
NACIONES UNIDAS (CNN) -

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo este miércoles a Naciones Unidas que el mundo debe tomar "medidas urgentes y coordinadas" para rescatar a la economía.

"Estamos con nuestros aliados europeos mientras reestructuran sus instituciones y enfrentan su propio desafío fiscal", dijo Obama en su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

"En otros países, los líderes enfrentan un desafío diferente mientras encaminan sus economías (...) e impulsan su demanda interna al tiempo que moderan la inflación", agregó.

Tarea de Japón y EU

Obama, dijo que su país y Japón necesitan seguir promoviendo el crecimiento económico.

Obama hizo estos comentarios al inicio de un encuentro bilateral con el nuevo primer ministro de Japón, Yoshihiko Noda, en el margen de la Asamblea General de Naciones Unidas.

"Como las dos economías más grandes del mundo, tenemos que continuar promoviendo el crecimiento, que pueda ayudar a nuestros pueblos a tener trabajo y mejorar sus estándares de vida", agregó el mandatario estadounidense.

Noda, que asumió este mes como el sexto primer ministro nipón en cinco años y que está haciendo su debut en la diplomacia en Naciones Unidas esta semana, reafirmó que ambas naciones deben trabajar para estimular la expansión económica.

"Una preocupación que tengo es que existe una preocupación emergente de que una economía una vez que se recupera puede volver a caer en recesión", dijo mediante un traductor. No quedó claro si se refería a Estados Unidos, a Japón o a la economía global.

Ban Ki-moon pide "salvar al planeta"

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, advirtió este miércoles que el mundo está en crisis y exhortó a los gobernantes del mundo a tomar medidas para salvar el planeta, impedir que estallen conflictos y apoyar los procesos democráticos en países del Medio Oriente y el norte de África.

El discurso del secretario se centró en lo que los líderes mundiales pueden hacer en vista de la crisis económica global que, según dijo, "sigue conmoviendo negocios, gobiernos y familias en el mundo", agravando el desempleo, aumentando la desigualdad social y dejando a innumerables personas "viviendo con temor".

"¿Cómo podemos ayudar a nuestros pueblos a hallar una mayor paz, prosperidad y justicia en un mundo de crisis?", se preguntó.

Para responder a ese desafío, el titular de la ONU instó a los líderes mundiales a tomar medidas para salvar el planeta por medio de un acuerdo obligatorio para hacer frente al cambio climático y acelerar el crecimiento económico a fin de sacar a la gente de la pobreza.

También reclamó misiones mediadoras políticas para tratar de impedir conflictos costosos.

Brasil y emergentes, listos para ayudar

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo este miércoles a la Asamblea General de Naciones Unidas que países con mercados emergentes son capaces y desean participar en la búsqueda de soluciones a la crisis económica global.

Rousseff, la primera mujer en abrir la Asamblea General de la ONU, dijo que "aún hay tiempo" para impedir que la crisis se propague más si hay cooperación entre países emergentes y desarrollados.

"Esta crisis es demasiado seria para ser manejada por un pequeño grupo de países", declaró.

"Los gobiernos y Bancos Centrales siguen teniendo una mayor responsabilidad en llevar el proceso hacia adelante. Sin embargo, como todos los países sufren las consecuencias, todos ellos tienen el derecho a participar en las soluciones", manifestó.

Instando a los países a detener la guerra cambiaria y a combatir el proteccionismo, Rousseff afirmó que las políticas fiscales y monetarias deberían ser sometidas a escrutinio mutuo para evitar efectos no deseados en otros países que podrían llevar a un círculo vicioso de reacciones defensivas.

Brasil y otros países en desarrollo se han quejado desde hace tiempo de la política monetaria laxa de Estados Unidos, que ha causado entradas excesivas de dólares a mercados emergentes de rápido crecimiento.

Sin embargo, Rousseff también desaprobó el uso de tipos de cambio fijos, que llevan a manipulación cambiaria, en una velada crítica a China.

"Controles deben ser impuestos sobre la guerra cambiaria a través de la adopción de regímenes de tipo de cambio flotante", sostuvo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Eso significa poner fin a la manipulación del tipo de cambio tanto por políticas monetarias excesivamente expansionistas como por la estratagema de los tipos de cambio fijos", explicó.

Con información de AP.

Ahora ve
La Cumbre de la OMC terminó prácticamente sin acuerdos en Buenos Aires
No te pierdas
×